|Jueves, abril 17, 2014

Cartilla de Planificación: Ovulación y Fecundación  

OVULACIÓN Y FECUNDACIÓN

  APARATO REPRODUCTOR FEMENINO                APARATO REPRODUCTOR

                                                                                                       MASCULINO

feme                                                     mascu

Cada ciclo menstrual inicia con la presencia del sangrado. Esto equivale a unos bajos niveles de estrógenos y progestàgenos (hormonas femeninas). Los niveles bajos de estrógenos estimulan a nivel cerebral la liberación de la hormona llamada GnRH, que a su vez estimula en la hipófisis la liberación de la hormona FSH (Hormona Folículo Estimulante).

La FSH actúa en el ovario haciendo que este reclute simultáneamente varios folículos, pero sólo uno de ellos será el que consiga un desarrollo adecuado para ovular. Estos folículos producen estrógenos cuyas concentraciones serán cada vez más altas. Lo cual frenará la producción de FSH facilitando consecuentemente la liberación de la hormona LH (Hormona Luteinizante).

La LH permite la ruptura del folículo dominante liberando el óvulo, evento conocido como ovulación. Una vez producida ésta, el folículo se convierte en el cuerpo luteo encargado de la producción de la progesterona.

Los estrógenos hacen que el endometrio prolifere y la progesterona lo madura adecuándolo para recibir una posible gestación.

Al producirse la ovulación, el óvulo es captado por las fimbrias de la trompa uterina con movimientos contráctiles rítmicos que promueven su desplazamiento hacia el útero.

Planificación- espermatozoides 

Planificación-óvulos

Planificación-fecundación

Como se mencionó anteriormente los estrógenos están en su máxima producción, esto permite que el moco cervical tenga unas características facilitadoras para el ascenso de los espermatozoides. Su trayectoria competitiva

continúa hasta las trompas de Falopio, sitio en el cual el óvulo se encuentra para ser fecundado. El período de fertilización del óvulo es sólo de 24 horas y los espermatozoides entre 48 y 72 horas. La fusión entre el óvulo y el espermatozoide sucede a nivel de la trompa y dura aproximadamente 24 horas.

Una vez fusionados recibe el nombre de cigoto, el cual cursa con múltiples divisiones mitóticas. Este es desplazado hacia la cavidad uterina llegando en un estado denominado “morula” aproximadamente en 3 días, implantándose en el endometrio entre el 5 y el 6 días después de la fertilización, iniciándose así un embarazo.

Cuando el cigoto queda detenido en la trompa uterina, imposibilitado en su desplazamiento hacia la cavidad uterina se llama embarazo ectòpico.

Recuerda que el aborto no es un método anticonceptivo.

Actitudes Sexuales y Afectivas Seleccionar un Método de Planificación

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*