|Thursday, November 27, 2014

Procalcitonina, Nuevo Marcador de Infección Bacteriana  

Dr. Jaime Forero Gómez.
MD FCCM. Jefe Unidad de Cuidado Intensivo Pediátrico y Neonatal,
Clínica Chicamocha, Bucaramanga

Resumen

La procalcitonina es un nuevo marcador de infec-ción bacteriana altamente específico y sensible. Permi-te diferenciar infecciones bacterianas severas de infec-ciones virales o cualquier otra patología no bacteriana que dispare la respuesta inflamatoria sistémica en el niño en estado crítico. En la actualidad, es la mejor prueba para diagnosticar en forma temprana la sepsis neonatal temprana o tardía. Es de fácil realización y sin costos elevados.

En casos de meningitis bacteriana es más especí-fica aún que el estudio citoquímico del LCR; en casos de trauma permite valorar en forma temprana la infección bacteriana sobreagregada, evitando el uso profiláctico inadecuado de antimicrobianos. Su implementación en nuestras clínicas y hospitales permitirá racionalizar el uso de antimicrobianos, disminuir la resistencia bacteriana, la hospitalización y los costos hospitalarios en beneficio de los niños colombianos.

Palabras claves: tirocalcitonina, sepsis neonatal, sepsis temprana, sepsis tardía, recién nacido

Generalidades

La procalcitonina es un nuevo marcador de infec-ción bacteriana altamente específico y sensible. Permi-te diferenciar infecciones bacterianas severas de infec-ciones virales o cualquier otra patología no bacteriana que dispare la respuesta inflamatoria sistémica en el niño en estado crítico. En la actualidad, es la mejor prueba para diagnosticar en forma temprana la sepsis neonatal temprana o tardía. Es de fácil realización y sin costos elevados.

En casos de meningitis bacteriana es más especí-fica aún que el estudio citoquímico del LCR; en casos de trauma permite valorar en forma temprana la infección bacteriana sobreagregada, evitando el uso profiláctico inadecuado de antimicrobianos. Su implementación en nuestras clínicas y hospitales permitirá racionalizar el uso de antimicrobianos, disminuir la resistencia bacteriana, la hospitalización y los costos hospitalarios en beneficio de los niños colombianos.

Palabras claves: tirocalcitonina, sepsis neonatal, sepsis temprana, sepsis tardía, recién nacido

Generalidades

Uno de los grandes retos en pediatría y en especial en neonatología, con énfasis en prematuros menores de 1.200 gramos, es poder diagnosticar a tiempo la sepsis para iniciar las terapéuticas que permitan la superviven-cia de estos bebes sin secuelas o complicaciones que desmejoren la calidad de vida.

La sepsis, en especial la tardía, es la principal cau-sa de muerte en la mayoría de unidades de cuidado in-tensivo pediátrico y neonatal. Cuando se logra iniciar un tratamiento antibiótico apropiado, la mortalidad se redu-ce al mínimo y la aparición de choque séptico e insufi-ciencia orgánica múltiple se reduce en más de un 50%.3

Los adultos y niños pueden presentar síndrome de respuesta inflamatoria sistémica independiente de la infección.

La sepsis es un proceso complejo y los cuatro signos mayores de inflamación presentes en el adulto (fiebre o hipotermia, taquicardia, taquipnea y leucocitosis o leucopenia) son bizarros en el niño recién nacido y en el lactante menor, en quienes su presencia no es indicati-va de algo específico. Estos signos aparecen en casos de virosis respiratorias o sistémicas que hacen que es-tos niños reciban tratamientos empíricos antimicrobianos innecesarios. En este grupo etáreo no existen métodos diferentes a la sospecha clínica y algunos exámenes de laboratorio que nos permitan diagnosticar con certeza la sepsis.

Se conocen y usan múltiples marcadores de sepsis, sin que uno o todos tengan la especificidad y sensibili-dad apropiadas que permitan iniciar, en el momento apro-piado, el antibiótico adecuado para estos niños, lo que ha elevado la incidencia y presencia de bacterias con gran resistencia bacteriana. Gran parte de estos marca-dores pueden mostrar elevación de sus valores en situa-ciones diferentes a la presencia de una infección bacteriana (Tabla 1).

Los más usados son el recuento diferencial leuco-citario y la proteína C reactiva (PCR), sin que estos sean específicos de infección bacteriana. Otros, como el fac-tor de necrosis tumoral (en inglés, TNF), interleucinas (IL) e interferón gama, no están disponibles para su uso en la práctica clínica diaria.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Leave a Reply

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*

Current ye@r *