|Jueves, abril 24, 2014

Nutrición y Optimización de los Resultados, Nutricional Perioperatorio en pacientes con cirugía bariátrica  

El manejo multidisciplinario del paciente con cirugía bariátrica es fundamental. El profesional en nutrición clínica es un integrante vital del mismo y es quien debe evaluar el estado nutricional del paciente, determinar las deficiencias nutricionales preexistentes, desarrollar las intervenciones nutricionales apropiadas con el fin de corregirlas y crear un plan nutricional posoperatorio que contribuya a aumentar las probabilidades de éxito 33,34.

Tratamiento nutricional perioperatorio

El entendimiento del manejo nutricional del paciente con cirugía bariátrica requiere de un conocimiento apropiado de la fisiología del sistema digestivo, con el objeto de racionalizar el manejo de los volúmenes, las características de los alimentos seleccionados y los suplementos nutricionales requeridos.

figura1-absorsion-nutrientes

En la figura 1 se presenta un esquema del tubo digestivo en el que se observan los sitios de absorción de los diferentes nutrientes y, por lo tanto, se relacionan con las deficiencias nutricionales que se pueden presentar dependiendo del tipo de cirugía practicada 35. En el diagrama se esquematiza una clásica derivación gástrica por gastro-yeyunostomía en Y de Roux con un remanente aproximado de 150 cm 33,35,36.

En la medida en que las intervenciones para la obesidad mórbida continúan incrementándose, existe una seria preocupación por las deficiencias nutricionales que se puedan presentar a largo plazo, debido a tres situaciones. La primera es que, a pesar de recibir las indicaciones nutricionales, una vez que se operan, los pacientes creen no necesitar suplementos nutricionales, pues su objetivo es la reducción de peso. En segundo lugar, algunos presentan dificultades para conseguir los suplementos adecuados (masticables y de fácil absorción) y observar el tratamiento necesario. En tercer lugar, sucede que algunos pacientes son operados y no reciben información adecuada sobre la necesidad de los suplementos nutricionales y la periodicidad con que los deben tomar, ya que en Colombia, hasta el momento, no es obligatorio que existan los centros de excelencia.

Manejo nutricional preoperatorio

El tratamiento nutricional preoperatorio tiene como fin primordial la reducción del hígado graso como también de la grasa abdominal, con el objeto de disminuir, posiblemente, tanto el tiempo operatorio como las complicaciones quirúrgicas y lograr una mayor pérdida de peso posoperatorio 37-41. Para lograrlo y según el centro de excelencia, se indica una dieta hipocalórica, baja en carbohidratos simples y complejos, manteniendo el aporte proteico, el de vitaminas y el de minerales, en las cantidades diarias requeridas.

Existen otras instituciones, como el Bariatric and Metabolic Institute of the Cleveland Clinic Florida, donde durante los 10 días previos a la cirugía la dieta es a base de proteínas, con un consumo aproximado de 5 g de carbohidratos por toma para obtener los efectos hepáticos deseados 42.

En el grupo de la Fundación Santa Fe de Bogotá, durante 15 días antes de la cirugía se indica una dieta líquida total completa, que aporta entre 950 y 1.100 kcal, mediante una fórmula química definida balanceada con un aporte de 237 kcal, como sustituto para completar las calorías y garantizar el consumo de los nutrientes necesarios.

Otros grupos emplean dietas líquidas completas, con cantidades de carbohidratos no mayores de 100 g por día, con el objeto de inducir cetosis, la cual se considera que reduce los niveles basales de insulina, promueve la lipólisis, reduce la litogénesis y suprime el apetito 43 .

Por su parte Lim, et al. 44, sugieren la necesidad de lograr una pérdida preoperatoria de peso de 5 a 10 %, sobre todo en aquellos pacientes que presentan un IMC mayor de 50 kg/m2 o enfermedades concomitantes relacionadas con la obesidad. Sugieren el empleo de fórmulas entéricas por vía oral como sustitutos de las comidas, debido a que son más exitosas para perder peso que entrar en la explicación y la complejidad de reducir y seleccionar la alimentación de manera correcta y efectiva en un lapso tan corto de tiempo. Estas fórmulas, según Lim, deben contener como máximo por toma entre 180 y 200 kcal/ml, 15 a 20 g de proteína y no más de16 g de carbohidratos 44.

Perioperatorio en Pacientes Manejo

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*