|Monday, December 22, 2014

Manejo de Materiales Peligrosos  

Marta Elena Herrera . MD
Magíster en Epidemiología . Coordinadora Sistema de Información en Salud de Metrosalud . SISME
Juan Carlos Arcos Henao . MD
Médico del Sistema de Información en Salud de Metrosalud . SISME
Germán Darío Montoya .MD
Capitán y Director de Capacitación del Cuerpo de Bomberos de Envigado
Asesor Académico de la UNAC

Introducción

Los materiales peligrosos (Mat-Pel) o (HAZardous MATerials, HAZMAT siglas en inglés) son actualmente un tema de fundamental interés para quienes están interesados en la seguridad de vidas y bienes.

La necesidad de desarrollo de los países los ha llevado a introducir en los procesos industriales y en las actividades habituales una gran variedad de sustancias y productos en cuya estructura o composición se encuentran elementos de alta peligrosidad. El aumento masivo de los materiales considerados peligrosos, ha incrementado el riesgo de escapes, incendios, explosiones, derrames y fugas, aumentando las víctimas a causa de estos incidentes.

Por lo anterior, se hace necesario que el personal de salud de atención prehospitalaria se capacite, entrene y desarrolle habilidades y destrezas para el manejo de este tipo de pacientes.

Conceptos

Material peligroso (Mat-Pel): es una sustancia o material sólido, líquido o gaseoso que tiene la propiedad de provocar daño a personas, bienes y al medio ambiente.

Incidente con materiales peligrosos: se define como la liberación o potencial liberación de materiales peligrosos, en la que personas expuestas pueden desarrollar efectos adversos o adquieren la posibilidad de desarrollar sintomatología más adelante sean días, meses o años después.

DIFERENCIAS ENTRE UN INCIDENTE CON MATERIALES PELIGROSOS Y OTROS INCIDENTES:

Incidente con materiales peligrosos

Reconocimiento e identificación de materiales peligrosos: el primer problema a resolver ante un incidente es verificar la presencia de material peligroso. Hay dos formas de hacerlo, una es el reconocimiento y la otra la identificación.

A. Reconocimiento: Consiste en concluir la posible o segura existencia de un matpel por la observación de una serie de elementos presentes en la escena pero sin poder obtener su nombre.

1. Reconocimiento por la naturaleza del lugar del incidente

Puede tratarse de una instalación compatible con la presencia de materiales peligrosos; por ejemplo, planta química, expendio de combustibles o de plaguicidas, ferretería, almacenes de pinturas, farmacias.

2. Reconocimiento por la forma y otras características del contenedor

Es posible la detección de la presencia de materiales peligrosos por medio de la apreciación de la ubicación y uso, las formas estructurales, colores y diseños de los contenedores, ya sean fijos o de transporte.

Estas características suelen responder a normas, pero debido a que no siempre las normas son estándares obligatorios, la información proporcionada de esta manera no es del todo confiable.

3. Reconocimiento por las placas (DOT, ADR, CEE, MER4COSUR), diamante (NFPA) y etiquetas

Las placas (rombos) del Departamento de Transporte de los Estados Unidos de América, son señales basadas en la clasificación de materiales peligrosos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Este organismo ha establecido un sistema de clasificación para los materiales considerados peligrosos, el cual es de fácil utilización, contiene orientaciones y ayudas básicas muy útiles para el personal de atención prehospitalaria.

Su simbología gráfica permite el reconocimiento de materiales peligrosos y brinda datos sobre sus propiedades más importantes. Las placas están diseñadas como un cuadrado apoyado en uno de sus vértices; a veces se le denomina genéricamente .rombo.; todas tienen un símbolo, uno o dos colores, un número y algunas tienen texto.

Las placas se reconocen por la clase de riesgo así:

Clase 1: explosivos.

Clase 2: gases.

Clase 3: líquidos inflamables.

Clase 4: sólidos inflamables, sustancias que presentan riesgo de combustión espontánea y sustancias que en contacto con el agua desprenden gases inflamables.

Clase 5: sustancias comburentes y peróxidos orgánicos.

Clase 6: sustancias tóxicas e infecciosas.

Clase 7: materiales radioactivos

Clase 8: sustancias corrosivas

Clase 9: sustancias y objetos peligrosos varios.

De acuerdo con los colores su reconocimiento se hace así:

Naranja: explosivo

Verde: gas comprimido

Amarillo: oxidante

Rojo: inflamable

Blanco: tóxico / infeccioso

Azul: prohibición de usar agua

La placa lleva un número en el vértice inferior que indica la clase de riesgo coincidiendo con el color (excepto en el azul que representa una advertencia para la respuesta). En el caso de la placa del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT), si el material es transportado a granel, se ubica en el centro el número dado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) haciendo posible la identificación.

4. Diamante (norma NFPA704)

Esta otra manera de reconocimiento, consiste en un cuadro apoyado en uno de sus vértices, que se llama .diamante. Para diferenciarlo de la placa.

El diamante NFPA es un rótulo estandarizado que utiliza números y colores para advertir el nivel de riesgos de un material peligroso en condiciones de incendio. Debe ser utilizado únicamente en instalaciones fijas como fábricas, depósitos, bodegas y también en embalajes no voluminosos. No debe utilizarse en trasporte.

Tiene cuatro cuadrantes con un código de colores que indican:

AZUL: riesgo para la salud

ROJO: riesgo de inflamabilidad

AMARILLO: reactividad

BLANCO: para indicaciones especiales

Los cuadrantes azul, rojo y amarillo, tienen un número que indica el grado de riesgo: cero (0) para el riesgo menor y cuatro (4) para el riesgo mayor.

Hay otros sistemas de identificación que no son diseñados específicamente para el almacenamiento y transporte sino para advertir los peligros del material cuando se expone la persona, como los sistemas HMIS canadiense y el sistema de la Unión Europea.

A partir del 2.008 entra un nuevo sistema de clasificación y etiquetado de productos químicos conocido como sistema Globalmente Armonizado.

5. Reconocimiento por los sentidos

Es una manera de reconocimiento, por ejemplo, la visión de un derrame, humos o vapores de diversos colores. No se recomienda intentar la percepción por los demás sentidos, ya que puede llegar el material al organismo. Esto puede resultar en una intoxicación o en una contaminación. Las consecuencias pueden ser graves o letales para el expuesto y si se ha contaminado puede contaminar a otros.

B. Identificación: conocimiento del nombre del material peligroso (sustancia o producto). Hay varias formas de identificar el material:

Número ONU

Nombre de la sustancia o producto marcado en el contenedor

Documento de transporte o embarque

Hoja de seguridad (MDS)

1. Identificación por número ONU

La Organización de las Naciones Unidas, con base en los riesgos, elaboró una lista de los nombres con los que deben ser transportados los materiales peligrosos, asignándoles un número. Los números van desde el 1001 al 9500. Desde el 9000 son para uso exclusivamente en Estados Unidos.

2. Identificación por documentos de transporte o embarque

Todo transporte de materiales peligrosos, por cualquier medio, debe llevar un documento, llámese factura, guía de despacho, guía de libre tránsito, manifiesto de carga u otro. En este debe encontrase el nombre del material.

Tipos y Vías de Exposición a los Materiales Peligrosos

El contacto del cuerpo con un material peligroso puede darse por una exposición de corta duración o a largo plazo.

La exposición de corta duración se caracteriza por una o varias exposiciones en un período menor de 24 horas, el agente químico es rápidamente absorbido y produce efectos agudos. Es medida en segundos, minutos u horas y puede darse por accidentes o falta de protección personal al responder a un incidente.

La exposición de largo plazo o duración, o bien, prolongadas o repetidas exposiciones a pequeñas cantidades de sustancias que tienen ocurrencia a lo largo de horas, días, meses e incluso en algunos casos años.

Las rutas o vías que permiten los daños directos o el ingreso de estos agentes al organismo son:

Inhalación: por vía inhalatoria pueden producirse lesiones directas sobre el tabique nasal o en la mucosa nasal, tráquea, bronquios y pulmones. Además en todo el tracto respiratorio pueden absorberse diversas sustancias. Los pulmones ofrecen una superficie de absorci ón de unos 80 metros cuadrados.

Exposición ocular: las conjuntivas son extremadamente sensibles a numerosas sustancias y productos. Son superficies de ingreso al organismo para una gran cantidad de agentes químicos y biológicos.

Exposición de la piel: la piel es sensible a los corrosivos y ofrece más de 1.5 metros cuadrados de superficie de absorción, sobre todo para agentes químicos solubles en grasas.

Ingestión: la ruta más común de ingreso al organismo. Agua, alimentos, manos y objetos contaminados son llevados a la boca y suelen ser una vía frecuente de intoxicación o de contaminación.

No deben confundirse los órganos susceptibles con las vías de exposición. Por ejemplo, si se aspira un pesticida la vía de contaminación es la inhalación pero la mayoría de las lesiones se producirán en el sistema nervioso central.

Los siguientes son órganos y sistemas más susceptibles a productos químicos:

  • Sistema Nervioso
  • Esqueleto y médula ósea
  • Tiroides y otros órganos endocrinos
  • Sistema respiratorio
  • Sistema circulatorio
  • Sangre
  • Hígado
  • Riñones
  • Sistema digestivo
  • Intestinos
  • Piel
Índice Atención MédicaEfectos Nocivos de los Materiales Peligrosos

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Leave a Reply

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*

Current ye@r *