|Domingo, septiembre 21, 2014

Niveles de Triage  

Los distintos niveles en los que debe ser realizado el triage están directamente relacionados con la organización de la cadena de socorro, obedeciendo cada nivel al establecimiento de cada uno de sus eslabones:

Nivel I de Triage o Primario

El triage primario es aquel que se realiza directamente en la Zona de Impacto (Eslabón I). Es una clasificación en función de la necesidad de tratamiento inmediato, rápido y sencillo, en el que la primera actividad que se realiza es la de obtener una visión general de la magnitud de la emergencia y la necesidad de recursos extras.

Existen diversas escuelas que hablan de la forma como debe ser abordado el triage primario las cuales en general coinciden en determinar la valoración de la movilidad del lesionado, la valoración de la vía aérea, la respiración y la circulación. Se debe adoptar una metodología simple, rápida y replicable, que pueda ser aplicada por cualquier auxiliador con un mínimo de entrenamiento médico apropiado. La severidad del criterio de clasificación es directamente proporcional a la magnitud del evento.

Durante el triage primario se persiguen los siguientes objetivos:

. Hacer una evaluación diagnóstica inicial de los lesionados.
. Prestar un auxilio inmediato en los casos en los que haya compromiso directo de la vida del lesionado.
. Clasificar los lesionados de acuerdo con la evaluación inicial de sus lesiones y asignarles una prioridad.
. Trasladar los lesionados al módulo de estabilización y clasificación más cercano.

El procedimiento de triage inicial es el primer filtro en el flujo de los lesionados, lo cual puede evitar, mediante una adecuada clasificación, la «inundación» y probable bloqueo de los siguientes eslabones de la cadena. El personal de socorro que llega al sitio de la emergencia, define entre las personas de mayor experiencia el responsable del triage primario, quien luego de establecer el criterio de clasificación de cada lesionado procede a realizar el etiquetaje («tagging»). Los demás miembros del equipo de trabajo lo acompañan para llenar la información inicial en la tarjeta y comenzar de inmediato la atención de los lesionados que requieran maniobras básicas de reanimación, contención de hemorragias, manejo del shock, inmovilizaciones y preparar la evacuación en orden de prioridades.

Un método útil y ágil para el triage .insituconsiste en el llamado TRIAGE EN BARRIDO, en el cual el responsable del triage primario, seguido de su equipo de colaboradores, recorre la zona de impacto una y otra vez, tratando de identificar primero los lesionados de categorización roja, luego amarilla, negra, verde y blanca, sucesivamente. En sitios de difícil acceso y topografía quebrada, el triage se debe realizar en el orden en que se van localizando los lesionados.

Nivel II de Triage

El triage secundario es el que se realiza en el Módulo de Estabilización y Clasificación (MEC) asignado en el eslabón II de la cadena de socorro. Es una clasificación basada en la urgencia de evacuación para el tratamiento definitivo.

El responsable de este nivel de triage debe ser un médico o enfermera con amplio criterio,
sentido común y experiencia en el manejo de los diferentes tipos de traumatismos; debe procurarse información sobre la evaluación inicial de la magnitud del evento desde la zona de impacto, con el fin de decidir la severidad en el criterio de triage.

Durante el triage secundario se persiguen los siguientes objetivos:

. Revisar la prioridad de los lesionados provenientes de la zona de impacto y evaluar su estado clínico.
. Estabilizar los lesionados de acuerdo con la valoración clínica.
. Trasladar los lesionados hacia las unidades hospitalarias de acuerdo con la prioridad asignada y la complejidad de cada institución.
· Llevar un registro colectivo adecuado de todos los casos atendidos.

El procedimiento de triage secundario es el siguiente filtro en el flujo de los lesionados, lo cual puede evitar el bloqueo de los hospitales, siendo este el objetivo más importante de todo el proceso de la cadena de socorro. La ubicación del MEC para el triage secundario debe tener en consideración los siguientes aspectos:

. Proximidad a la zona de impacto, pero fuera del área de riesgo.
. Ubicación en una zona segura, localizada en contra de la dirección del viento en casos de contaminación química.
. Protección de eventos climáticos.
. Fácil visibilidad para las víctimas o los organismos de apoyo.
. Rutas de acceso para evacuación terrestre y aérea.

Una serie de actividades deben ser llevadas a cabo en el MEC en forma cronológica en la medida en que los lesionados ingresan provenientes de la zona de impacto. Con el fin de dar un orden lógico a estas acciones, el coordinador del MEC debe establecer un PROCESO DEATENCIÓN Y EVACUACIÓN de los lesionados, en las siguientes fases:

FASE I
Identificación y tratamiento de los lesionados con prioridad roja.

FASE II
Estabilización de lesionados prioridad roja.

Iniciar tratamiento de lesionados prioridad amarilla.

FASEIII
Evacuación lesionados prioridad roja.

Estabilización lesionados prioridad amarilla.

Iniciar tratamiento lesionados prioridad negra.

FASE IV
Evacuación lesionados prioridad amarilla.

Evacuación lesionados prioridad negra.

Iniciar tratamiento lesionados prioridad verde (Definir la salida o evacuación). Realizar procedimientos legales.

La prioridad en la evacuación depende en gran medida de los recursos de transporte disponibles en el MEC.

Si el número de lesionados es igual al número de vehículos (situación compensada), el procedimiento puede ser sencillo: aquellos que son estabilizados primero se evacúan de inmediato. Sin embargo, si el número de lesionados excede el número de vehículos disponible (situación descompensada), la prioridad de evacuación debe ser dada a aquellos lesionados críticos, seleccionándolos incluso dentro de un mismo grupo de prioridad.

Nivel III de Triage

Es el que se realiza a nivel hospitalario (eslabón III) en aquellas unidades de salud a las que son remitidos los lesionados procedentes del MEC (eslabón II). El responsable del triage en este nivel debe ser un médico debidamente entrenado, con una sólida experiencia en traumatología, buen criterio y sentido común, estar informado de la magnitud del evento y tener un conocimiento claro de los esquemas habituales de atención de emergencias tanto extra como intrahospitalarios.

Durante el triage terciario se persiguen los siguientes objetivos:

. Revisar la prioridad de los lesionados provenientes de la zona de impacto y delCACH o MEC y evaluar su estado clínico.
. Estabilizar los lesionados de acuerdo con la valoración clínica.
. Brindar tratamiento hospitalario a los lesionados.
. Planear la utilización racional de quirófanos, servicios de rayos X, banco de sangre y laboratorio, así como del recurso humano.
. Trasladar los lesionados hacia otras unidades hospitalarias de acuerdo con la racionalización de recursos según la complejidad de cada institución.
. Hacer un registro colectivo adecuado de todos los casos atendidos.

Varias actividades deben ser llevadas a cabo en el hospital a la llegada de los lesionados; un procedimiento aplicable en estos casos es el llamado TRIAGE EN EMBUDO, el cual permite una recepción, valoración y clasificación de los lesionados, para su ubicación en las áreas de expansión hospitalaria, evitando así una mayor congestión de las zonas internas ya ocupadas por otros pacientes. Para lograr este objetivo, es importante ubicar adecuadamente la zona de triage en la parte externa de la unidad hospitalaria, de forma que cuando los lesionados ingresen a la planta física, lo hagan ya con una destinación específica.

La zona de triage hospitalario debe ubicarse en la vía de acceso al área de urgencias, lugar donde debe realizarse el procedimiento de triage terciario por el médico clasificador responsable, quien no administra tratamiento alguno; su misión es sólo la del triage, con el apoyo de una enfermera calificada, quien le colabora con la clasificación y dos o tres auxiliares que elaboran las tarjetas (tagging) respectivas; además debe haber un responsable del registro colectivo de los lesionados.

Luego de este primer paso los lesionados pasan a cada una de las ÁREAS DE EXPANSIÓN, previamente establecidas en el plan de emergencia hospitalario y debidamente señalizadas con FRANJAS DE COLORES que las ubiquen claramente, con el fin de recibir el tratamiento definitivo de acuerdo con las lesiones y el nivel de complejidad de la entidad de salud que los recibe. Esta labor es ejecutada por los equipos de atención y reclasificación identificados por los colores de triage y asignados a cada área, los cuales pueden hacer una clasificación dentro de cada grupo de lesionados, con el objeto de dar una nueva prioridad en la atención definitiva, sin que esto implique cambiar su color.

De igual forma, dependiendo de la complejidad de la entidad de salud que asume este triage terciario, se puede realizar una REMISIÓN INTERHOSPITALARIA de lesionados, con el fin de ubicar los lesionados en los hospitales más adecuados para brindar tratamiento a sus lesiones.

En algunas emergencias es posible establecer de antemano el destino final de los lesionados, de acuerdo con el tipo de lesión que presenten y remitirlos a los hospitales apropiados, según el siguiente esquema (Figura 2):

FIGURA 2. ESLABONES DEL TRIAGE

Eslabones del Triage

Clasificación de Víctimas Atención a los Lesionados

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*