AVICULTORES

 

 

ACTUALIDAD

 

INCUAGRO: DICIENDO Y HACIENDO

 

 Haga su consulta por tema

 

 

En el piso sexto del Edificio de Avianca, en Bogotá, se encuentra una joven incubadora de empresas agroproductivas que no se tarda dos meses en tramitar la constitución de las mismas. Ya creó tres, otra iniciará actividades en las próximas semanas, y quince más hacen fila.

 

Luis Alfonso Jaramillo,
gerente de Incuagro.

 

Miembros de Frutimacizo (Soratá, Cauca)
en su semillero de tomate de árbol.

 

 

Se constituyó apenas hace dos años y cuatro meses, para propiciar la creación y el fortalecimiento de empresas productivas del sector agropecuario en noventa y cuatro los municipios que han sido permeados por los cultivos ilícitos, en una docena de departamentos, y en tan poco tiempo ya puede mostrar quizás más cosas que muchas organizaciones que desde hace rato vienen trabajando por el desarrollo agroproductivo en zonas menos favorecidas.

 

Se trata de la Incubadora Empresarial y Comercialización Agropecuaria, Incuagro, empresa unipersonal (independiente) de la Corporación Colombia Internacional, CCI, cuya creación se enmarca en un convenio que esta tiene suscrito con el Programa de Desarrollo Alternativo, Plante.

 

A la fecha, Incuagro tiene en su haber la creación de cuatro empresas en el Cauca, Huila, Bolívar y Meta, y están en turno quince más, de las cuales, unas se hallan en la etapa de la estructuración final y otras se encuentran en distintas etapas del proceso que se exige para la constitución; estos últimos proyectos demandarán una inversión cercana a $35.000 millones. Una de las empresas que inició actividades recientemente es la Compañía Agroindustrial Yuquera de San Pablo (Sur de Bolívar), uno de cuyos socios es Fenavi (ver Avicultores No. 91). Otra, a cuya creación el Ministerio de Agricultura le dio el visto bueno el 27 de noviembre es la Compañía Agroindustrial Yuquera de San Juan de Arama, en el Meta, en la cual la Federación también figura en su composición accionaria.

 

Avicultores dialogó con el gerente de Incuagro, Luis Alfonso Jaramillo Muñoz, para conocer detalles de esta interesante institución que está al servicio la empresa privada, que tiene en su Junta General de Delegatarios, además de la CCI y el Plante, a instituciones y empresas entre las que se citan Constructora Bolívar, La Alquería; la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco; SuSalud, Industrias Walkiria y Fenavi.

 

AVICULTORES: ¿Cuáles son las tres empresas creadas por Incuagro que ya están en pleno funcionamiento?

 

L.A.J.M.: En primer lugar, tenemos la Empresa Agroindustrial de Almidones El Tambo, Empratambo, S.A., localizada en ese municipio caucano, cuyo objetivo es el procesamiento y comercialización de 480 toneladas anuales de almidón agrio de yuca; su creación demandó $553 millones de pesos. Con cincuenta y dos asociados, esta empresa tiene hoy 100 hectáreas cultivadas con yuca. En segundo lugar, está Frutimacizo, S.A., localizada en los municipios de Sotará (Cauca) e Isnos (Nariño), que se dedica a la producción y comercialización de tomate de árbol, con destino a los mercados de Cali y Ecuador. Tiene 300 hectáreas en producción y 150 en siembra; en su creación se invirtieron $3.500 millones, y están vinculados a ella 250 productores. Y la última es la Compañía Agroindustrial Yuquera de San Pablo (Sur de Bolívar), constituida en octubre pasado, con una inversión de $2.385 millones; el objetivo de esta empresa es llegar a 18 mil toneladas de yuca al año, para la producción de derivados de esta, especialmente, harina de yuca.

 

Hay una cuarta empresa, cuya creación fue aprobada por el Ministerio de Agricultura el 27 del mes pasado. Se trata de la Compañía Agroindustrial Yuquera de San Juan de Arama, que sembrará 720 hectáreas, para una producción de 18 mil toneladas anuales, cuyo destino básico es la obtención de harina de yuca. El total de la inversión asciende a $3.244 millones, de los cuales $2.270 millones corresponden a Incuagro, $866 millones (en especie) a los socios de Asoproagro, $100 millones a Fenavi, y $8 millones, también en especie, a otros miembros independientes. Para este proyecto se seleccionaron veintisiete cultivadores.

 

AVICULTORES: ¿En qué estado se encuentran los demás proyectos?

 

L.A.J.M.: En proceso de estructuración final se hallan dos trapiches yuqueros, uno en el norte del Cauca y otro en Neiva, una empresa almidonera, también en el primero de esos departamentos, un proyecto de papa industrial en Nariño, dos proyectos de maíz-soya en el Meta y Cauca (con Fenavi), uno de cítricos en Meta, uno de avestruces en Tolima, y uno de tabaco en Huila. Por último, hay tres proyectos cuyos estudios están en proceso de contratación: cultivo y procesamiento de plátano (Meta), Fundación Ideas para la Paz (Bolívar) y pimentón (Bolívar).

AVICULTORES: ¿Cuáles son los criterios que priman en la selección de los proyectos?

 

L.A.J.M.: Hay unos términos de referencia que debe cumplir todo proyecto, con unos criterios de elegibilidad: que sean contar con un estudio de factibilidad, que haya participación de la empresa privada, que tengan un enfoque de cadena, que tengan una tasa interna de retorno mínima de 12% (más de 20% en términos nominales), para garantizar su sostenibilidad, ser intensivos en mano de obra, y que sean replicables.

 

AVICULTORES: Se aprecia que aquí las cosas se resuelven muy rápido, es decir, que las iniciativas no duermen en los escritorios…

 

L.A.J.M.: Sí. El trámite no dura más de dos meses.

 

AVICULTORES: ¿Qué garantiza la sobrevivencia de Incuagro, en un país como este, donde instituciones que trabajan con proyecto de esta naturaleza son flor de un día, máxime si dependen de alguna manera de recursos oficiales?

 

L.A.J.M.: Esa garantía pueden darla la estructura del Convenio CCI-Plante, el convenio adicional con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que coloca los recursos en Incuagro, y los resultados que ha mostrado Incuagro. Muy importante es el habernos ganado la confianza de los pequeños productores, quienes, en una experiencia que no tiene antecedentes en el país, entregaron la tierra a nombre de la asociación para que esta la aportada a la sociedad anónima.

 

 

 

 

| REVISTAS  VETERINARIA | |  PAGINA  VETERINARIA |