|Jueves, julio 10, 2014

Dolor Lumbar  

Esta serie fue realizada por medios de Producciones científicas Ltda. Y revisada por Germán Ochoa Amaya, MD., Ortopedista y traumatólogo profesos de pre y Postgrado Universidad Juan N. Corpas y Militar Nueva Granada, Hospital Universitario Clínica San Rafael, Santafé de Bogotá.

CONOZCAMOS NUESTRA ESPALDA

La región que denominamos espalda corresponde a la parte posterior del cuerpo que va desde el cuello hasta el comienzo de los glúteos. Esta zona denominada dorso por los médicos,esta formada por una serie de estructuras óseas y musculares muy importantes. La parte superior se llama cervical y corresponde a la altura del cuello. Luego viene la región torácica (en relación con la caja que contiene el corazón y los pulmones ), a continuación se encuentra la región lumbar (parte baja de la espalda ). Finalmente, se encuentra el hueso sacro y el coxis.

La mayor parte de los huesos que forman la espalda corresponden a una estructura ósea muy resistente pero a la vez flexible y elástica : la columna vertebral. Esta maravilla de la arquitectura del cuerpo humano no es más que la unión de un conjunto de pequeños huesos rectangulares denominados vértebras .estas estructuras se apilan una sobre otra a manara de ladrillos formando una verdadera columna que da sostén a todo el cuerpo.

Curva normal de la Columna

En total son 33 vértebras : 24 de las cuales son móviles en tanto que las otras se encuentran unidas formando los huesos del sacro y el coxis.

la gran ventaja de que esta estructura este formada por unidades pequeñas es que su especial organización le permite una gran movilidad y elasticidad.

Para evitar el dolor de espalda conviene conocerla y cuidarla.

Las vértebras no tienen una forma caprichosa. Cada una de sus porciones posee una función especifica. El cuerpo vertebral es una estructura compacta y muy resistente sobre la cual se descarga la mayor parte de la presión. Esta colocado en la región anterior de la columna en contacto con las viseras. A partir de allí salen dos arcos que dejan un agujero central que formara el canal dentro del cual esta contenida la medula espinal.

La parte posterior de una vertebra puede tocarse a través de la piel en la espalda : es la apófisis espinosa . finalmente, las vértebras poseen prolongaciones que se ponen en contacto con las provenientes de sus vecinas, mediante articulaciones que les permiten tener cierto grado de movilidad.

No todas las vértebras son iguales. En particular las dos primeras, ubicadas en el cuello, presentan características que les son propias.

Estas se llaman atlas y axis y tienen la gran peculiaridad de poseer una articulación complementaria que les permite articularse de manera singular con la base del cráneo, dándole una movilidad excepcional. Esto se refleja en la posibilidad de hacer rotaciones de la cabeza hasta 360° .

Por su parte, las ultimas vértebras también son diferentes. Se encuentran fusionadas formando dos huesos independientes : uno llamado sacro y otro coxis ( el hueso en el que termina la columna ).

DISCOS INTERVERTEBRALES

Cada una de las vértebras se encuentra separada de su vecina por un disco o anillo intervertebral que actúa como un cojín o amortiguador, elástico pero resistente, entre ambas estructuras. Las vértebras, sin embargo, se ponen en contacto unas con otras a través de articulaciones que contribuyen a dar mayor estabilidad ala columna.

Pero veamos más detalladamente el disco intervertebral. Este se encuentra formado por una zona periférica dura, constituida por fibras organizadas como un anillo que rodea a otra zona central o núcleo, más elástico y frágil. De esta manera las vértebras quedan separadas por un cojín que permite la existencia de espacios entre cada una de ellas, por los cuales saldrán los nervios que se distribuyen a lo largo de todo el organismo.

MÉDULA ESPINAL Y NERVIOS

Estructura de la médula espinalAdemás de servir de soporte al esqueleto, la columna vertebral cumple una importante labor de protección de una de las estructuras nerviosas de mayor importancia, la médula espinal.

Los agujeros que quedan entre las
vértebras son el sitio de
salida de los nervios.

Se trata de un cordón nervioso que distribuye la información y órdenes emanadas del cerebro y recibe a su vez las sensaciones provenientes de todo el cuerpo. La médula espinal está colocada en un canal central que forman las vértebras el cual la protege desde su nacimiento hasta el lugar donde termina.

A lo largo de la columna, la médula – que mide más de un metro de longitud – va dando ramificaciones que se conocen como nervios,los cuales distribuirán por diferentes segmentos del cuerpo de acuerdo con un patrón conocido y que sirve al médico para distinguir cuando cada uno de ellos se lesiona.

Cuando los nervios salen de la columna lo hacen por unos orificios especialmente diseñados para este fin, que forman las vértebras entre si.
La medula espinal además de controlar toda la sensibilidad y la capacidad motriz del cuerpo, se encarga también de manejar la información que permite controlar funciones básicas como la defecación o la capacidad para orinar.

LIGAMENTOS

La alineación de las vértebras y los discos intervertebrales no podrían mantenerse si no fuera por la participación de una serie de ligamentos que a manera de cintillas se encuentran por delante y por detrás de los cuerpos de las vértebras, dándole gran estabilidad.

MÚSCULOS

La fortaleza final de la columna vertebral esta dada por una serie de músculos que encuentran en su parte posterior y que permiten unir las vértebras entre si y con las demás estructuras del organismo. Por ejemplo, en la región del cuello los músculos que provienen de la columna se dirigen hacia la parte inferior del cráneo, en tanto que otros que nacen en la clavícula llegan a la mandíbula para mantener la posición normal de la cabeza.

En el vientre también existen músculos que se conectan con la columna lumbar, la caja torácica y los huesos de la cadera para contribuir a formar la cavidad en donde se alojan los órganos abdominales. Estos músculos abdominales tienen gran importancia pues su fortaleza hace que el peso corporal se distribuya de manera más homogénea y evitan que la columna se sobrecargue. Los músculos de la parte inferior de la espalda ( lumbares) y los del abdomen juegan un importante papel en el momento en el que se va a levantar un objeto pesado, pues permiten que la columna se mantenga en la posición más adecuada para soportar la presión que se genera.

CURVATURAS NORMALES

La columna no es en lo más mínimo una estructura recta y rígida. Forma una serie de curvaturas que le permiten distribuir de una manera más homogénea la presión que ejerce el peso del cuerpo y los esfuerzos de cualquier magnitud. Vista de lado, la columna tiene dos clases de curvaturas. En el cuello y en la región lumbar hay dos curvas de concavidad posterior que los médicos llaman cifosis. En el tórax y en el sacro la curva tiene concavidad anterior y se llama lordosis.

Sea como sea, estas curvas están colocadas de tal manera que el centro de gravedad queda en una posición equidistante que no permite que halla sobre carga sobre ningún segmento de la columna. Las anormalidades en la inclinación y en la magnitud de estas curvas se acompañan de un desequilibrio en las fuerzas que soporta la columna deterioro, que se manifiesta finalmente como dolor. Vista por detrás, la columna es recta , siendo anormal la aparición de cualquier curvatura. Como se vera en otro fascículo, la desviación lateral de la columna se denomina escoliosis y constituye una de las causas de dolor de espalda.

ARCOS DE MOVIMIENTO

La flexibilidad de la columna permite unos arcos de movimiento normales que hacen posible por ejemplo, optener la inclinación necesaria para recoger un objeto tirado en el suelo. Si miramos de lado a una persona normal nos damos cuenta que puede inclinarse hacia delante hasta tocar con la punta de los dedos el piso. Este movimiento se llama flexión.

Si por el contrario, se inclina hacia atrás como para mirar hacia arriba, el movimiento se llama extensión. Hacia los lados la columna puede ser también flexionada de manera normal aunque de manera más limitada. La columna , además, posee un movimiento de rotación que permite girar a derecha o izquierda aproximadamente 90° .

dolorlumbar1-animacion5 dolorlumbar1animacion4b dolorlumbar1-animacion4a
Movimiento de rotación de la columna Movimientos de flexión y extensión de la columna

COMO FUNCIONA LA COLUMNA

A la estructura ósea de la columna se debe sumar los ligamentos, tendones y músculos para, actuando en conjunto, permitir los desplazamientos y el soporte del peso corporal. Por ejemplo, se ha visto que la movilidad de la columna depende en gran medida de la capacidad de los ligamentos y músculos para estirarse así como del grosor del disco intervertebral, ya que a mayor separación entre vertebra y vertebra hay mayor posibilidad de flexión.

En realidad la columna funciona como un resorte cuyas vueltas serian las vértebras y cuyos espacios corresponderían al sitio en donde se encuentra el disco intervertebral. Cuando sucede un movimiento hacia algún lado, el espacio entre las vértebras disminuye hacia el sitio en que se realiza la flexión, en tanto que aumenta hacia el lado al cual sucede la extensión.

EL PUNTO DE EQUILIBRIO

De lo mencionado hasta aquí queda claro que la columna vertebral soporta el peso corporal de una forma homogénea que le permite repartirlo hacia estructuras como las caderas y los miembros inferiores. Para ello, el peso del cuerpo debe estar centrado en un punto de equilibrio, ubicado exactamente en la mitad de la estructura. Cualquier inclinación que desvíe el centro de equilibrio conducirá a esfuerzos musculares adicionales que tratan de compensar esta inclinación.

POSTURAS VICIADAS DE LA COLUMNA

La postura corporal es un determinante de la buena salud de la espalda. El mantenimiento de una postura completamente vertical mientras se esta de pie permite que los músculos garanticen las curvaturas normales de la columna con un esfuerzo mínimo. No sucede así cuando hay una ligera inclinación lateral o hacia delante o atrás. Por estas razones es importante evitar los vicios posturales que conducirán a perdida del balance normal y a trastornos de los músculos de la columna que generan dolor, como se vera en el fascículo siguiente.

Acostarse en la cama a ver televisión puede causar dolor de espalda.

La llamada posición de televisión es una de las posturas viciosas más frecuentes. Como se observa en la figura, en esta posición la región torácica queda suspendida y arqueada en el aire sin ningún soporte, creando una gran distensión de los músculos posteriores, lo que puede resultar en dolor.

Una postura semejante puede darse cuando al sentarse el individuo no inclina la región lumbar contra la espalda del asiento y cuando los pies quedan elevados sin llegar a tocar el piso.

Un habito tan simple como la posición al dormir puede ser tanto dañino como relajante para la espalda. La posición que se adopte es la clave de la diferencia. Así, la mejor ubicación al dormir es de lado, adoptando la llamada posición fetal en la cual la columna vertebral soporta menos peso y verdaderamente reposa y los músculos se relajan. Si se prefiere dormir boca arriba se recomienda colocar una almohada bajo las rodillas. Definitivamente, dormir en posición boca a bajo es lo menos recomendable, pues los arcos se exageran al no encontrar apoyo en el abdomen, que se hunde de manera excesiva en los colchones, incluso en los que parecen ser más duros.

Debe aprender a proteger la columna al levantar pesos

El esfuerzo físico que requiere levantar un objeto es muy grande y no debe pretenderse que todo el peso sea soportado por la columna. Por ello, los objetos siempre deben permanecer lo más cerca posible al cuerpo para evitar que la sobre carga se aumente por el efecto de palanca.

Al cargar un objeto mantenga la espalda recta y use como punto de apoyo las piernas(flexionándolas o extendiendolas, según el caso) y no la espalda. Evite la torsión simultanea del cuerpo en el momento que levanta el objeto. Cuando levante algo del suelo adopte la posición de cuclillas, manteniendo siempre recta la espalda. La correcta posición del cuerpo es la mejor medida para prevenir el dolor de espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*