|Viernes, octubre 31, 2014

Diabetes  

Definición.

Es un síndrome caracterizado por una hiperglicemia que se debe a un deterioro absoluto o relativo de la secreción y/o acción de la insulina.

Clasificación y Patogenia.

DIABETES MELLITUS TIPO 1.

La diabetes de tipo 1 también se conoce con otros nombres, los cuales incluyen los siguientes:

• La diabetes mellitus insulino-dependiente.
• La diabetes juvenil.

Existen dos formas de la diabetes de tipo 1:

• El tipo idiopático de la diabetes – se refiere a formas raras de la enfermedad de causa desconocida.
• Diabetes inmunológica mediadora – desorden autoinmunológico en el cual el sistema inmunológico del cuerpo destruye, o intenta destruir, las células del páncreas que producen insulina. La diabetes inmunológica mediadora es la forma más común de la diabetes de tipo 1.

Representa un pequeño porcentaje del total de casos de Diabetes. Aparece con mayor frecuencia en la infancia o en la adolescencia y se diagnóstica antes de los 30 años. En este tipo de Diabetes el páncreas produce poca o no produce insulina.

La causa de la diabetes de tipo 1 es desconocida, pero se cree que la genética y los factores ambientales (posiblemente los virus) pueden estar involucrados. El sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye las células productoras de insulina del páncreas. La insulina permite que la glucosa entre en las células del cuerpo y proporcione energía.

Las personas con diabetes de tipo 1 deben administrarse inyecciones de insulina diariamente y controlar regularmente sus niveles de azúcar de la sangre.

La diabetes de tipo 1 puede causar problemas diferentes. Sin embargo, las tres complicaciones clave de la diabetes son:

1. Hipoglucemia – niveles bajos de azúcar en la sangre; algunas veces se le llama reacción a la insulina y ocurre cuando el azúcar en la sangre baja en exceso como consecuencia del tratamiento.
2. Hiperglucemia – niveles altos de azúcar en la sangre; ocurre cuando los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos y puede ser una señal de que la diabetes no está bien controlada.
3. Cetoacidosis – coma diabético; es la pérdida del conocimiento debido a la diabetes sin tratamiento, o sin el tratamiento adecuado. Cuando no se puede obtener energía de la glucosa se obtiene de metabolitos que se conocen con el nombre de cuerpos cetónicos.

Además de la inyecciones de insulina diarias se aconseja complementar el tratamiento con:

• Una dieta apropiada (para manejar los niveles de azúcar en la sangre). Se recomienda la ingesta de lechuga que disminuye la absorción de glucosa. Diamel tiene extracto de lechuga.
• Hacer ejercicio (para reducir y ayudar al cuerpo a usar el azúcar en la sangre).
• Monitorización cuidadosa por si mismo de los niveles de azúcar de la sangre varias veces al día, como se lo indique su médico.
• Monitorización cuidadosa por si mismo de los niveles de cetones en la orina varias veces al día, como se lo indique su médico.
• Monitorización regular de los niveles de hemoglobina A1c

La prueba de la hemoglobina A1c (que también se conoce como prueba HbA1c) muestra la cantidad promedio de azúcar en la sangre en los pasados tres meses. El resultado indicará si el nivel de azúcar en la sangre está bajo control.

DIABETES MELLITUS TIPO 2

del aumento de glucosa en sangre.

Es el tipo más común de diabetes, responsable de un 90 a un 95 por ciento de los casos de diabetes.

La causa exacta de la diabetes de tipo 2 se desconoce. Se sabe que el envejecimiento (estrés oxidativo) y la obesidad son dos de los factores de riesgo más importantes. Asimismo el individuo puede heredar cierta predisposición genética. El aumento en los niveles de estrés oxidativo independientemente de cual sea la causa daña los sistemas encargados de metabolizar correctamente la glucosa. La comunidad científica está de acuerdo en señalar que el daño oxidativo es el responsable de la resistencia a insulina. Por este motivo el aporte de los antioxidantes específicos presentes en DIAMEL constituye un abordaje interesante en el tratamiento de estas patologías. Disminuir esos radicales garantiza un mejor y correcto funcionamiento del sistema regulado por insulina.

El objetivo del tratamiento es mantener los niveles de azúcar en la sangre tan cerca de lo normal como sea posible. Se da importancia al control del azúcar en la sangre (glucosa) por medio del monitoreo de los niveles, la actividad física regular, un plan de alimentación y el cuidado de la salud rutinarios.

La diabetes de tipo 2 se caracteriza porque el individuo se hace resistente a la insulina. Es decir, la insulina circulante no informa correctamente

El tratamiento frecuentemente incluye lo siguiente:

• Una dieta adecuada.
• Control del peso.
• Un programa de ejercicio apropiado.
• Las inspecciones regulares de los pies.
• Los medicamentos orales y la terapia de reemplazo de la insulina, como se lo indique su médico.
• Monitorización regular de los niveles de hemoglobina A1c

La prueba de la hemoglobina A1c (que también se conoce como prueba HbA1c) muestra la cantidad promedio de azúcar en la sangre en los pasados tres meses. El resultado indicará si el nivel de azúcar en la sangre está bajo control.