|Sábado, noviembre 1, 2014

Dolor de las Articulaciones  

ENFERMEDADES DE LAS ARTICULACIONES

Las articulaciones son uniones móviles entre los elementos cartilaginosos u óseos del esqueleto. Tienen la función de posibilitar los movimientos entre las distintas partes del esqueleto por medio de los músculos que hacen palanca sobre ellas.  Se clasifican de acuerdo a la capacidad de movimiento. Algunas articulaciones no tienen movimiento mientras que otras presentan entera libertad para moverse.

Teniendo en cuenta esta capacidad las articulaciones han sido clasificadas en:

a) Muy móviles (por ejemplo: las rodillas, los codos, etc.)
b) Poco móviles (por ejemplo: la sínfisis del pubis)
c) Sin movilidad (por ejemplo: las uniones de los huesos del cráneo no tienen movimiento y reciben el nombre de suturas)

En el siguiente esquema se observa los componentes típicos de las articulaciones:
Componentes típicos de las articulaciones

Cualquier trastorno producido por la inflamación de las articulaciones se conoce con el nombre de ARTRITIS (artritis – Inflamación de una articulación, caracterizada por dolor, aumento de la temperatura local, dificultad en la motilidad, hinchazón y enrojecimiento de la zona afectada). Las formas más comunes de este tipo de afectación son la artritis reumatoide y la artrosis. Se manifiestan fundamentalmente con dolor, inflamación e incapacidad funcional de las articulaciones, progresando hacia una deformidad de las mismas. De las afecciones articulares la más común es la artrosis por ello vamos a prestar más atención en ella.

Las artritis pueden ser monoarticulares, cuando afectan a una sola articulación, o poliarticulares, cuando afectan a varias. Es frecuente encontrar también afectación de los tejidos vecinos, bolsas serosas y tendones.

La artritis reumatoide es el prototipo de poliartritis crónica erosiva (es decir que acaba produciendo la erosión y destrucción articular). Afecta preferentemente a las articulaciones de los dedos de las manos, aunque es posible en cualquier articulación, sobre todo hombros, muñecas, tobillos y codos.

Suele producir una afectación simétrica, rasgo que ayuda a diferenciarla en ocasiones de la artrosis, es decir, suelen enfermar con la misma intensidad las mismas articulaciones de un lado y otro del cuerpo. Característicamente, y a diferencia de la artrosis, afecta a las articulaciones metacarpofalángicas (los nudillos) e interfalángicas proximales (la primera articulación de los dedos), viéndose libres las interfalángicas distales.

La artrosis u osteoartritis es un proceso degenerativo de las articulaciones que se inicia en el cartílago articular afectando posteriormente en su evolución al hueso. Es quizá la más común de las enfermedades articulares por la cual vamos a prestar especial interés.

ARTROSIS

La ARTROSIS, también llamada OSTEOARTRITIS o ENFERMEDAD DEGENERATIVA ARTICULAR, es una enfermedad que responde a la  expresión final de alteraciones producidas en la articulación por un variado conjunto de procesos etiopatogénicos (sobrecarga mecánica excesiva o repetida, factores genéticos, procesos inflamatorios o metabólicos…).

La característica fundamental del proceso es el deterioro progresivo del cartílago hialino de las articulaciones móviles del organismo (diartrodias), tanto del esqueleto axial (columna vertebral) como periféricas (sobre todo manos, rodillas y caderas) y también acompañado de la afectación de tejidos periarticulares (deformidades, hipertrofia ósea, atrofia muscular). Es característica la ausencia de manifestaciones generales o sistémicas de la enfermedad. El desgaste de la articulación conduce al aumento de la producción de interleucina 1, con la consiguiente degeneración de cartílago, secreción de líquido sinovial, síntesis de prostaglandinas (inflamación y dolor) y producción de óxido nítrico (inflamaciónàestrés oxidativoàdegeneración celular).

La artrosis es quizás la enfermedad más frecuente del hombre y de los vertebrados en general. Aunque su prevalencia aumenta con la edad, no es una consecuencia inevitable de la vejez, es común en personas que someten a movimiento constante determinadas articulaciones (artrosis secundaria de deportistas).

La importancia de la enfermedad en cuanto a coste económico y social es enorme en el mundo occidental: es la causa más importante de incapacidad funcional en lo referente a procesos relacionados con el aparato locomotor, y la segunda causa de incapacidad permanente tras las enfermedades cardiovasculares, además de propiciar un elevado consumo de fármacos (fundamentalmente AINEs y analgésicos simples) y de otros recursos sanitarios.

 FISIOPATOLOGÍA

EL CARTÍLAGO HIALINO NORMAL: es un tejido delgado (menos de 5mm) que se apoya sobre el hueso y tiene dos funciones esenciales: es una superficie de carga lisa que facilita el desplazamiento de un hueso sobre otro durante los movimientos de la articulación, e impide que se concentre la carga en un punto distribuyendo las fuerzas.

REMODELACIÓN NORMAL DEL CARTÍLAGO: sucede a través de una cascada de degradación; el estímulo principal es la interleukina-1( IL-1. La IL.1 estimula la síntesis y secreción de un gran número de enzimas de degradación. Además, la IL-1 suprime la síntesis de Proteoglicanos y proteínas por los condrocitos, inhibiendo así la reparación tisular. La sobrecarga mecánica estática o cíclica y prolongada inhibe la síntesis de Proteoglicanos y proteínas, pero la carga breve, mantenida y no en exceso, activa la biosíntesis de matriz.

MECANISMOS ANORMALES: la secuencia patogénica habitual en el inicio del proceso artrósico sería la siguiente: una agresión inicial (mecánica, genética,…) aumenta la liberación de enzimas colagenasas, IL-1 ) que  actúan degradando la matriz cartilaginosa; a continuación tiene lugar un intento reparador ( proliferación de condrocitos y síntesis de componentes de la matriz) que suele resultar insuficiente y defectuoso., con lo que se inicia la lesión cartilaginosa. A pesar de la hiperactividad del cartílago artrósico, el proceso degradador supera al reparador.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Es típica la ausencia de manifestaciones generales o sistémicas así como la afectación de pocas articulaciones como rodillas, caderas, columna cervical y lumbar, manos y salvo casos de artrosis secundaria, respeta hombros, muñecas, tobillos y codos.

-Dolor: es el síntoma inicial y más importante. Al principio es de tipo mecánico (inicio insidioso, mejora con el reposo y empeora con el ejercicio), claramente diferenciado del dolor de tipo inflamatorio (constante, que persiste en reposo, que llega a despertar al paciente por la noche) que aparece en otros enfermedades articulares de tipo inflamatorio (diversos tipos de artritis), aunque en estadíos finales puede ser persistente y aparecer en reposo o durante el sueño.

-Rigidez articular matutina o tras inactividad prolongada: en general inferior a 30 minutos, y suele remitir con la movilización y el ejercicio
-Disminución del arco de movimiento.
-Contractura muscular secundaria.
-Atrofia muscular secundaria a la inmovilización antiálgica.

2 Comentarios en “Dolor de las Articulaciones

  1. Joseph Daniel Soriano Gonzales

    Stedes son muy buenos gracias por su ayuda soy un niño de 12 años los felicito gracias

    1. encolombia

      Hola Joseph gracias a ti por visitarnos, feliz día!

Comments are closed.