|Sábado, octubre 25, 2014

Tips de Labios  

LOS LABIOS

Los labios son, sin lugar a dudas, el elemento que da sensualidad a la boca. Junto con los ojos, constituyen el centro de atención del maquillaje.

Los labios son, sin lugar a dudas, el elemento que da sensualidad a la boca; sin embargo, el tejido que los forma carece de células protectoras, por lo que pueden perder la humedad, resecarse y cuartearse con facilidad.Y como poseen además poca melanina, son también muy vulnerables a los efectos del sol, lo mismo que el área que los rodea.

Es esencial que usted los mantenga en perfectas condiciones siguiendo una adecuada rutina de belleza, demaquillándolos antes de acostarse e hidratándolos con humectantes especiales, ya que su aspereza no se puede disimular ni con la barra de labios más moderna.

Un consejo para mantener unos labios saludables es utilizar una barra a base de productos grasos, que les dé colorido y conserve su piel suave y elástica a la vez. Es recomendable así mismo aplicarles una crema especial por las noches y también durante el día antes de pintarlos; y para que estén siempre brillantes, use un poco de crema hidratante varias veces al día: esto los protegerá de la resequedad.

En caso de que sus labios tengan alguna herida o se encuentren agrietados, no los pinte hasta que curen totalmente. Para restablecer su estado natural puede darles masajes con aceite de ajonjolí o manteca de cacao y aplicarles miel todos los días.

El maquillaje de los labios

Para maquillar los labios se necesitan los siguientes elementos: un pincel para repartir uniformemente el color, un lápiz blanco para borrar cualquier protuberancia o arruga indiscreta alrededor de esta zona, y un delineador de labios para demarcar un contorno preciso.

Si usted consigue combinar eficazmente estos elementos, puede disminuir, aumentar o corregir la forma natural de los labios y darles un contorno armonioso. Tenga en cuenta que el lápiz labial desaparece fácilmente mientras hablamos o comemos; para evitarlo extienda un poco de base hasta cubrir los labios; luego corrija cualquier defecto con el lápiz blanco y dibújelos con el delineador.

Posteriormente rellénelos con el pincel y retire el exceso con un pañuelo de papel. Finalice el proceso con una capa de polvos difuminados con una brocha grande. Una vez hecho todo esto, píntelos como de costumbre.

Otra forma de asegurar la permanencia del maquillaje en los labios consiste en aplicar un fijador antes de colocar el color. Para ello esparza una capa de polvos con una brocha gruesa sobre un pañuelo de papel y presiónelo con los labios. En seguida delinéelos y píntelos por último con el lápiz o con un pincel si desea mayor precisión.

El lápiz de labios
Recuerde que el lápiz para labios es un producto de vital importancia a la hora de maquillarse, ya que ayuda a corregir imperfecciones y a crear líneas expresivas y perfectas. A continuación se analizarán los diferentes tipos de lápices que se pueden encontrar en el mercado, para que escoja el que considere más conveniente.

Lápiz labial para cutis normal
Todos los tipos de pinturas de labios que existen le sientan muy bien a este tipo de piel: luego de delinearlos perfectamente, rellénelos con pincel; nunca lo haga con el lápiz.

Lápiz labial para cutis seco
Las mujeres de labios secos deben utilizar preferiblemente una pintura en tubo, la cual viene con su propio aplicador y en tonalidades muy dinámicas. Para aumentar la sensualidad y la humedad de los labios lo más indicado es usar brillo, pero solamente en el centro del labio inferior.

Lápiz labial para cutis mixto
Los labios de personas con este tipo de piel no presentan ninguna complicación, pues se pueden manejar igual que los labios de quienes tienen cutis graso. Píntelos con un lápiz compuesto por el mínimo posible de aceites, buscando mayor duración del color.

Consejos para sus labios


• Para evitar que se resequen, aplique un poco de vaselina sobre una toallita y hágase masajes suaves sobre los labios; esto le ayudará a eliminar las escamitas mientras lubrica la piel.

• Para hacer que el labial se vea mate, presione los labios sobre un pañuelo de papel y luego aplique una capa de polvos con la ayuda de una brochita suave.

• Para evitar que el labio se pegue a sus dientes, aplique el color y presione los labios con un pañuelo de papel; luego coloque el dedo índice en la boca y apriete un poco los labios sobre este; cualquier exceso de labial se quedará en su dedo y no en los dientes.

• Evite pelar frutas con sus dientes: las cáscaras pueden contener sustancias irritantes para los labios, como es el caso de la naranja.

• Si presenta una pequeña ulceración en los labios, aplíquese una bolsita de té fría previamente mojada, para eliminar el dolor y disminuir la inflamación.

• Cuando empiece el proceso de maquillaje, coloque un poco de base sobre sus labios y luego empólvelos; este truco ayudará a fijar mejor el color cuando lo aplique.

• Con la ayuda de un lápiz labial trace el contorno de sus labios para agrandarlos, achicarlos o modificarlos según su gusto, aunque respetando siempre su forma natural.

• Para agrandar los labios pequeños, aplíquese polvos en la boca de manera que no se note el contorno y delinee la forma deseada; luego utilice tonos claros para afianzar el tamaño. Si sus labios son muy anchos, lo más aconsejable es no pintarlos hasta los extremos; así parecerán más estrechos.

• Para corregir la forma de sus labios aplique primero un poco de base o de crema correctora para cubrir los bordes; luego delinee la forma que le gustaría lucir. Practique varias veces este procedimiento hasta lograr el efecto deseado; después rellénelos con el color seleccionado; ayúdese de un pincel para mayor precisión. Si lo desea puede agregar un poco de brillo, aunque sin exagerar.

• Para disimular un labio superior grueso es necesario que, después de aplicada la base, trace con un lápiz delineador el borde del labio superior debajo de su línea natural. Continúe delineando el labio inferior siguiendo su forma normal, rellene el de arriba con un tono más claro que el utilizado en el labio de abajo y agregue un poco de brillo.

• Agrandar un labio superior fino también requiere una técnica especial. Luego de aplicada la base correctora, trace el contorno por encima de su línea natural, píntelo en un tono más oscuro que el labio de abajo y deje este sin delinear. Después, agregue un toque de brillo en el labio superior y en el centro del inferior.

• A las jovencitas recomendamos ante todo utilizar muy poco maquillaje; lo ideal es que delineen muy sutilmente los labios y los rellenen con tonos claros como el rosa y el coral, sin olvidar aplicar bastante brillo con un pincel hasta emparejar totalmente.

• Si usted pasa de los 45 años, es posible que tenga pequeñas líneas alrededor de la boca; para evitar que la pintura de labios penetre en ellas, siga estos pasos: después de aplicar un poco de base correctora, añada una ligera capa de polvos, presionando suavemente; luego delinee los labios siguiendo su forma natural y rellénelos con su color favorito. No utilice brillo pues puede penetrar en las líneas demarcatorias y correr toda la pintura. Acostúmbrese a utilizar, a partir de esta edad o un poco antes, una crema especial alrededor de la boca para retardar y minimizar estas líneas de expresión.

• Es importante tener en cuenta que los labios no se broncean: se queman: Para evitar los daños causados por este fenómeno, que pueden llevar a un envejecimiento prematuro de la piel, le aconsejamos aplicar bloqueador o un lápiz con protector solar.

• En caso de sufrir una quemadura, aplíquese compresas de agua helada. Y para prevenir las grietas o ampollas en la comisura de los labios, úntese un poco de vaselina al irse a dormir.