BALANCE HÍDRICO Y RELACIONES DE DEMANDA-OFERTA DE AGUA EN COLOMBIA

 

INTRODUCCIÓN

 

Con el propósito de entregarle al país información más precisa y actualizada sobre la distribución regional y local de la disponibilidad de agua y las condiciones de sostenibilidad del recurso hídrico, el IDEAM presenta la segunda versión del Estudio nacional del agua. Balance hídrico y relaciones demanda-oferta en Colombia e indicadores de sostenibilidad, proyectados para los años 2015 y 2025. Este documento, relativo a las zonas más vulnerables y con mayor peligro de desabastecimiento de agua, da elementos importantes para el ordenamiento del uso del recurso y explicita la necesidad de avanzar en la obtención de información y conocimientos más locales y de mayor resolución para planificar y gestionar los recursos naturales, en particular el agua. El estudio contempla una aproximación global y estimaciones básicas en los diferentes niveles territoriales y sus variaciones en el tiempo.

 

Inicialmente se presentan los alcances del trabajo. Se describen los elementos conceptuales y metodológicos para la cuantificación de la oferta y la estimación de la demanda, así como el uso del recurso hídrico en el país, tanto en condiciones hidroclimáticas medias anuales, como en un año seco, y su distribución mensual, dentro de las limitaciones aún existentes en el país en materia de información. 

 

Esta cuantificación está basada en el balance hídrico nacional para las cuencas hidrográficas que cubren a las áreas municipales de todo el país y para las unidades hidrográficas que surten de agua a las cabeceras municipales. A nivel general, se determinan las restricciones de uso del agua por su calidad, a causa de una posible contaminación, y se estima el efecto de las condiciones actuales del medio natural (suelo-cobertura vegetal) sobre la regulación hídrica.

 

La confrontación y relación entre la demanda y la oferta se hace teniendo en cuenta, como factor de reducción de la oferta, la necesidad de agua para mantener un caudal mínimo que sostenga el ecosistema y las alteraciones de la calidad. La categorización de las regiones por su mayor o menor grado de vulnerabilidad para mantener la disponibilidad de agua, se establece con el índice de escasez, la relación porcentual de la demanda sobre la oferta y las condiciones de regulación natural asociadas con el sistema suelo cobertura vegetal. Adicionalmente, se hacen estimativos de la demanda para los años 2015 y 2025 y una aproximación al posible agravamiento del desabastecimiento de agua, tanto por la presión por su uso, como por las restricciones de su uso (de la oferta) por afectación de la calidad y la regulación.

 

Los resultados y productos presentados en este documento obedecen a la aplicación de metodologías integrales generales propuestas por el IDEAM. La implementación de modelos dinámicos permitirá mejorar la interpretación de los procesos que se dan en el ciclo hidrológico y apoyará progresivamente a los productos referentes a los balances hídricos y a las relaciones del medio natural con las actividades socioeconómicas.