BALANCE HÍDRICO Y RELACIONES DE DEMANDA-OFERTA DE AGUA EN COLOMBIA

 

ALCANCES

 

El propósito de este estudio es la determinación, en forma general, del estado actual y futuro del recurso hídrico en el país y sus condiciones de sostenibilidad, a partir de un modelo conceptual sobre los procesos hidrológicos del sistema natural, los balances hídricos nacionales y regionales caracterizando la oferta, la demanda y estimando las restricciones para el uso del agua por presiones sobre la calidad del recurso y por efecto de la regulación hídrica.

 

Los alcances específicos del estudio son:

 

• Determinar, a través del balance hídrico, aquellas zonas naturalmente deficitarias de agua en el país, caracterizadas por el índice de aridez1.

 

• Estimar la oferta hídrica anual en las diferentes regiones del país (balance hídrico), para condiciones hidrológicas medias y secas, y las distribuciones mensuales correspondientes.

 

• Determinar en forma indicativa la presión sobre la calidad del agua, en términos de generación de demanda biológica de oxígeno (DBO), de los sectores usuarios del recurso y las posibles restricciones de uso de la oferta hídrica por alteración de la calidad del agua.

 

• Estimar las limitaciones de oferta debidas a la presión sobre la calidad del agua, en términos de generación de demanda biológica de oxígeno (DBO), para los escenarios correspondientes a los años 2015 y 2025, y las alteraciones de regulación hídrica.

  

• Determinar la capacidad de regulación hídrica que define las condiciones actuales del sistema suelo-cobertura vegetal.

 

• Determinar el índice de escasez2 de agua para condiciones hidrológicas tanto de año con comportamiento hidroclimático medio como seco, en las fuentes que abastecen a los municipios y, en particular, a sus cabeceras.

 

• Determinar la vulnerabilidad3 a causa de la disponibilidad de agua para condiciones hidrológicas tanto de año con comportamiento hidroclimático medio como seco, en las fuentes que abastecen a los municipios y, en particular, a sus cabeceras.

 

• Estimar la demanda actual en el país para los principales usos (consumo humano, agrícola, industrial, hidroenergético, servicios y pecuario).

 

• Estimar las proyecciones de la oferta y la demanda para los años 2015 y 2025.

 

• Determinar la sostenibilidad del recurso para condiciones actuales y para los años 2015 y 2025, a través de la relación demanda-oferta.