|Sábado, julio 26, 2014

Tintes para el Cabello se relacionan al Cáncer de Vejiga  

Según un informe reciente, los peluqueros y los barberos que usaban tintes para el cabello que ahora están prohibidos que tenían concentraciones elevadas de colorantes parecen estar en riesgo ligeramente elevado de cáncer de vejiga.

Los autores aseguraron que los hallazgos confirman lo que se sospechó por primera vez en los setenta, que los tintes para el cabello parecen incrementar el riesgo de cáncer. Estos agentes colorantes fueron descontinuados en esa década cuando los resultados de las pruebas con roedores dieron positivo.

“Este informe actualiza una revisión anterior realizada en los noventas, que consideró que la evidencia era inadecuada para determinar el riesgo de cáncer”, aseguró el Dr. Michael J. Thun, jefe de investigación epidemiológica de la American Cancer Society.

Hay una duda, sin embargo, si el mismo riesgo de cáncer existe con las sustancias utilizadas actualmente para los tintes para el cabello, agregó Thun.

“Estos estudios se realizaron durante años y el cáncer tarda años en desarrollarse. Entonces, las exposiciones relevantes hubieran tenido lugar en el pasado y los productos han cambiado”, señaló Thun. “Entonces, este informe no ofrece ninguna evidencia sobre el riesgo de exposición actual”.

El nuevo informe aparece en la edición de abril de The Lancet Oncology.

El Dr. Robert Baan, de la Agencia internacional de investigación oncológica de Lyon, Francia y sus colegas revisaron estudios sobre cáncer en peluqueros, esteticistas y barberos realizados después de 1993.

Los tintes para el cabello se clasifican como permanentes, semipermanentes o temporales. Los tintes permanentes componen cerca del ochenta por ciento del mercado. Esos tintes contienen sustancias químicas que, al mezclarse con peróxido, causan una reacción química que produce el teñido. Los tintes oscuros tienen las mayores concentraciones de agentes colorantes, anotó el grupo de Baan.

Los investigadores hallaron que el uso de estos tintes se relacionaban con un aumento en el riesgo de cáncer de vejiga mínimo pero discernible. “El cáncer de vejiga no es nada fuera de lo común, pero tampoco es común”, señaló Thun.

“Se informó sobre un riesgo de cáncer de mama mínimo pero constante en peluqueros y barberos. Debido a que hay pocos hallazgos por duración o periodo de exposición, el Grupo de trabajo consideró que estos datos constituyen evidencia limitada de carcinogenicidad y reafirmó las exposiciones ocupacionales de peluqueros y barberos como ‘probablemente carcinogénicas’ para los seres humanos”, escribieron los investigadores.

El equipo de Baan también examinó si la gente que usa tintes para el cabello en casa tenía riesgos similares de cáncer. Hallaron que no había suficiente e evidencia para sacar una conclusión definitiva sobre el uso personal de tintes para el cabello y el potencial de cáncer.

Los investigadores también examinaron otras sustancias que también pertenecen al mismo grupo químico que los tintes. Anotaron que una sustancia química, la ortotoluidina, que se utiliza para fabricar tintes, pigmentos y sustancias químicas para el caucho, se clasifica como carcinogénica para los seres humanos.

Thun anotó que la gente está expuesta a carcinógenos naturales todo el tiempo, en los alimentos, en el aire y en el agua. “La idea es no incrementar esa carga. Entonces, el objetivo ahí es lograr que esos productos estén libres de sustancias que sean carcinógenos potenciales y minimizar la exposición de la gente que trabaja con ellas”, dijo.

HealthDay

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.