|Martes, septiembre 16, 2014

Relaciones entre el Sueño, la Anestesia y el Coma  

Los médicos pueden descubrir más acerca de la anestesia, el sueño y el coma prestando atención a lo que tienen los tres en común, según sugiere un informe reciente.

“Esto es un esfuerzo por crear una discusión común entre los campos”, señaló el Dr. Emery N. Brown, coautor de la reseña y anestesiólogo del Hospital General de Massachusetts. “Hay una relación entre el sueño y la anestesia. ¿Podría esto ayudarnos a entender maneras de producir nuevos medicamentos para el sueño? Si entendemos cómo despierta la gente de la anestesia, ¿podría eso ayudarnos a ayudar a la gente a salir de un coma?”.

Los investigadores, que compararon las señales físicas y los patrones cerebrales de quienes estaban bajo los efectos de la anestesia y los que estaban dormidos, informan sobre sus hallazgos en la edición del 30 de diciembre de la New England Journal of Medicine. Reconocieron que la anestesia, el sueño y el coma son estados muy distintos y que, de hecho, únicamente las etapas más profundas del sueño se parecen a las etapas más superficiales de la anestesia. Además, la gente decide dormir, pero entra en coma de manera involuntaria. Como lo expresa Brown, la anestesia general es “un coma inducido por fármacos que es reversible”, aunque los médicos prefieren decirle a los pacientes que van “a dormir”.

“Dicen ‘dormir’ porque no quieren asustar a los pacientes con la palabra ‘coma’”, aseguró Brown. Pero incluso los anestesiólogos usan el término sin entender que no es del todo preciso, dijo. “A cierto nivel, realmente no tenemos claro desde el punto de vista neurológico lo que estamos haciendo”.

Entonces, ¿en qué sí se parecen el sueño y la anestesia? Los médicos monitorizan los cerebros de los pacientes que están bajo los efectos de la anestesia y hacen lo mismo cuando estudian personas dormidas, señaló Brown. “Si se entiende mejor cómo funcionan los circuitos cerebrales, se puede entender mejor cómo hacer esto”.

Otro coautor aseguró que tanto el sueño como la anestesia pueden ayudar a aclarar un poco el coma, un fenómeno poco comprendido que afecta a quienes han sufrido lesiones cerebrales y que los médicos pueden inducir para ayudar a la gente a curarse.

El Dr. Nicholas D. Schiff, profesor de neurología y neurociencia del Colegio Médico Weill Cornell de la ciudad de Nueva York, aseguró que el marco que establece el informe, que coescribió, podría ayudar a los médicos a entender mejor cómo se recupera la gente de las lesiones cerebrales porque el proceso es similar a despertar de la anestesia general.

“Sabemos muy poco acerca de cada uno de los cambios paulatinos relacionados con la recuperación del coma”, aseguró Schiff. “Está claro que se puede tener una recuperación luego de períodos largos de tiempo, pero determinar quién se recuperará y por qué no está tan claro”.

La Dra. Debra Schwinn, presidenta del departamento de anestesiología y medicina del dolor de la Universidad de Washington, aseguró que el informe es contundente y “se atreve a sugerir que la acción anestésica sobre el cerebro humano podría estar más en paralelo con el sueño y con el coma de lo que se pensaba originalmente”.

En el futuro, dijo, nuevas ideas sobre el funcionamiento del sueño, que podría estar centrado en compartimientos del cerebro en lugar de todo el órgano, “sería algo muy interesante de investigar porque podría relacionarse con la acción de la anestesia en los próximos años”.

FUENTES: Emery N. Brown, M.D., Ph.D., anesthesiologist, Massachusetts General Hospital, and professor, anesthesia, Harvard Medical School, and professor, computational neuroscience and health sciences and technology, Massachusetts Institute of Technology, Boston; Nicholas D. Schiff, M.D., professor, neurology and neuroscience, and director, Laboratory of Cognitive Neuromodulation, Weill Cornell Medical College, New York City; Debra A. Schwinn, M.D., chair, department of anesthesiology & pain medicine, University of Washington, Seattle; Dec. 30, 2010, New England Journal of Medicine

HealthDay

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*