|Jueves, agosto 28, 2014

Estrechez de la Uretra Masculina, Ultrasonografía  

La ultrasonografía es un estudio dinámico tridimensional que tiene la ventaja de no someter al paciente a irradiación, logrando imágenes más confiables en las medidas longitudinal y transversal de lesiones de toda la uretra. Nos permite identificar el edema de mucosa y la cantidad de tejido cicatrizal periuretral, así como también otras patologías intra y extra luminales. Es un estudio muy valioso para el diagnóstico preoperatorio y post-operatorio de la enfermedad.

Para su realización se desinfecta el glande y el meato uretral. Se instilan 10 a 12 cc de solución salina al 0,9% dentro de la uretra; se coloca una pinza compresora en el extremo distal del pene, se le solicita al paciente que contraiga los músculos del periné para evitar que el líquido se escape hacia la vejiga. Si se desea ver la porción distal de la uretra se coloca el pene sobre la región puboabdominal y se toman las imágenes como se observa en la figura 5. Para la uretra retrobulbar se puede practicar por vía intraescrotal y por la vía intrarectal utilizando un transductor.

Ultrasonografia de la uretra
Figura 5 

La figura 6a corresponde a la imagen más imprecisa de una cistouretografía miccional. En el ultrasonido del mismo paciente la uretra con el contenido acuoso estará libre de ecos. La zona estrecha se verá como una identación dentro de la luz tubular (marca blanca de la figura 6b) del mismo paciente, el tejido cicatrizal será de color blanco (espacio entre las flechas negras).

                          vu-113- Figura 6a Cistouretografia miccional de la uretra         vu-113- Figura 6b Cistouretografia miccional de la uretra
                                            Figura 6a    Figura 6b

El ultrasonido transrectal es de gran utilidad en las rupturas totales de uretra con fracturas pélvicas y nos puede servir como guía para la alineación endoscópica de la luz uretral, utilizando catéteres, evitándose así cirugías abiertas más complicadas que podrían agravar o producir los efectos nocivos de incontinencia urinaria y disfunción eréctil. Los ultrasonidos duplex a color a pesar de su alto costo, han sido adquiridos por muchos centros radiológicos de nuestro país.

Resonancia magnética (R.M)

La RM es un método no invasivo aplicado especialmente para medir la distancia entre el apex prostático y el cuerpo esponjoso, en caso de graves lesiones traumáticas de la uretra prostatomembranosa, con fracturas de los huesos pélvicos. El alto costo de compra de los resonadores los hace exclusivos de los grandes centros radiológicos y no se justifica su aplicación en lesiones menos graves de la uretra, especialmente de la uretra anterior. La figura 7a representa un uretrograma retrógrado con cistograma miccional, que muestra un largo defecto de continuidad uretral, incluso no se ve la uretra prostática. La figura 7b corresponde a una RM del mismo paciente traumatizado, nos mide sólamente 2 centímetros de defecto uretral, cambiándose entonces la conducta quirúrgica a una plastía término-terminal por vía perineal y no practicar una plastia de reemplazo con injerto por la misma vía o por vía transpúbica. Las vistas sagitales determinan mejor el grado de dislocación prostática en las direcciones antero-posterior y supero-inferior, particularmente hacía la línea media. Se observa la elevación de la vejiga (v), por agrandamiento prostático (p), la flecha blanca muestra un catéter suprapúbico (figura 8a). La imagen coronal T2 en otro paciente (figura 8b) marca el apex prostático (flecha negra), hay menor dislocación prostatomembranosa. Se nota la inclinación de la próstata y sus relaciones con el cuerpo esponjoso, el hematoma y el músculo elevador del ano.

                      Uretrograma retrógrado con cistograma miccional                                                              Figura 7a

Plastía término-terminal por vía perineal                                                           Figura 7b 

                  Elevación de la vejiga por agrandamiento prostático
                                       Figura 8a 

Imagen coronal que marca el apex prostático
                    Figura 8b

Las imágenes de las (figuras 9a y 9b) coronal y transaxial (T2 sobre cargada), muestra claramente la próstata (p) dislocada hacia el lado derecho y el cuerpo cavernoso (cc) y la uretra bulbar (flecha blanca) ligeramente hacia el lado izquierdo. La vista coronal muestra solamente el cuerpo cavernoso izquierdo (cc) por que el derecho ha sido ligeramente separado, los hallazgos confirman la vista transaxial. El asterisco marca la fibrosis. La figura 10, T2 sobrecargado sagital, línea media nos muestra la fibrosis (flechas negras) del cuerpo esponjoso proximal en un previo intento de reparo quirúrgico. Se necesitó una cirugía con injerto tubular de 8 cms para remplazo de uretra. Note el tubo suprapúbico en la vejiga (flecha blanca). La imagen transaxial (T2 sobrecargada) nos identifica mejor fracturas del hueso isquiático y el cuerpo cavernoso. La figura 11 muestra la separación del cuerpo cavernoso (cc) del isquium (i blanca) (la figura 12a) fibrosis (flechas blancas) del cuerpo cavernoso izquierdo. Se dibuja el cuerpo cavernoso proximal (cc). La figura transaxial (b) demuestra fractura isquiática (flecha blanca).

                 Próstata (p) dislocada hacia el lado derecho
                                 Figura 9a

Próstata dislocada hacia el lado derecho
Figura 9b

                  Fibrosis (flechas negras) del cuerpo esponjoso
                               Figura 10

Separación del cuerpo cavernoso (cc) del isquium
Figura 11

                    Fibrosis (flechas blancas) del cuerpo cavernoso izquierdo
                                   Figura 12a

Figura transaxial (b) de fractura isquiática (flecha blanca)
Figura 12b

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*