|Sunday, November 23, 2014

Estrechez de la Uretra Masculina  

Generalidades, Diagnóstico, Manejo vs. Curación

Dr. Edgar Velasco Zamorano
Miembro Emérito Sociedad Colombiana de Urología

Introducción

Los urólogos hemos tomado conciencia de que la estrechez de la uretra masculina ha sido uno de los dolores de cabeza de la profesión. La situación se torna más compleja cuando nos fracasa aquella cirugía inicialmente escogida y que creíamos perfectamente realizada. Una segunda intervención sería técnicamente más difícil de practicar, por el ya adicional daño anatómico producido, oscureciendo entonces el pronóstico. Para alcanzar el éxito deseado es necesario tener en consideración varios puntos: se debe conocer con precisión la extensión longitudinal y radial de la estrechez, su ubicación, su multiplicidad, su etiología, su historia clínica y el estado de salud del paciente. El cirujano debe contar con buena experiencia, contar con la ayudantía de un colega de la misma especialidad, interpretar bien la lesión radiológica de la uretra, asesorándose de un radiólogo capacitado en las recientes técnicas diagnósticas y ojalá participando mutuamente en la lectura del estudio. No olvidar el consentimiento informado firmado por el paciente y su familiar más cercano, exonerándolo de toda responsabilidad, derivada del manejo de esta compleja patología.

Es de vital importancia contar con materiales y medicamentos de reconocida calidad, para manejar con éxito la estrechez. Las falsificadas imitaciones podrán ser causa de mayor reacción tóxica sobre el epitelio endouretral, desencadenando nuevas estrecheces o agravando las ya existentes. Los antibióticos deben mostrar todo su potencial microbicida, pues sabemos que la infección juega un papel muy importante en la etiología de la enfermedad.

Estadísticamente las estrecheces menores de un centímetro son las predominantes, por lo tanto, se debe empezar el tratamiento con procedimientos sencillos como serían las dilataciones uretrales; la uretrotomía interna visual y la cirugía abierta con anastomosis termino-terminal, si fracasan las primeras. Las cirugías mayores como serían los reemplazos tubulares de uretra con injertos aislados se deben reservar para traumas severos, generalmente asociados a fracturas pélvicas y separaciones completas de la uretra.

Etiología

Las estrecheces de la uretra son de naturaleza adquirida, congénita e idiopática. Las más frecuentes son las de tipo infeccioso. Las uretritis gonocócicas y tuberculosas, han disminuido notoriamente con el correr de los años, gracias a las campañas preventivas. La presencia de cuerpos extraños dentro de la uretra, como son las sondas a permanencia por largo tiempo, y de calibre inadecuado, sus extracciones forzosas, con balones inflados por parte de pacientes excitados o no lúcidos, son causas frecuentes de estrechez. Las instrumentaciones diagnósticas y terapéuticas traumáticas, los cálculos, los tumores y otras patologías extras e intrauretrales, pueden ser origen de estenosis, así como los traumatismos externos por caídas a horcajadas, los accidentes automotores e industriales, las operaciones previas de la uretra, la radioterapia, etc.
Las estrecheces congénitas que con mayor frecuencia se presentan en los niños son: la estrechez del meato uretral y las valvas posteriores.

Anatomía radiológica de la uretra

Un centímetro de uretra membranosa atraviesa el diafragma urogenital y divide la uretra masculina en dos segmentos: uno anterior y el otro posterior. La uretra anterior comprende la uretra bulbar o bulbo, que se extiende desde la uretra membranosa hasta la unión peno-escrotal y la porción peneana, pendular o distal. Los dos centímetros dilatados del extremo distal y que terminan en el meato uretral, se conocen con el nombre de fosita navicular. La uretra posterior prostática no se distiende bien, pero en la uretrografía puede permitir la visualización del veru- montanum. En los estudios miccionales, la uretra membranosa pueden distenderse por encima de 7 mm. de diámetro, pero habitualmente conserva en cierto modo una apariencia estrecha, cuando se compara con el resto de la uretra. En los estudios retrógrados y miccional las paredes de la uretra normal deben ser continuos y la luz ampliamente visibles, con la excepción de la contracción vista en la uretra membranosa y en el cuello vesical.

Es extremadamente importante conocer la ubicación radiológica de la uretra membranosa, para que pueda ser fácilmente identificada y no equivocarla con una estrechez. Proximalmente la uretra membranosa es definida como el extremo distal del veru montanum, (un defecto de llenamiento ovoide en la uretra prostática) y distalmente la señal corresponde a la punta del cono de la uretra bulbar (estrechamiento cónico leve de la porción más proximal del bulbo). Se observa en la figura 1, la ligera angulación de la unión peno-escrotal (flecha blanca), la uretra membranosa claramente delineada (flechas negras). El medio de contraste se ve pasando a través de un cuello vesical cerrado (flecha de arriba abierta). Hay variantes normales que resultan como intromisión dentro de la luz uretral. Estas no se deben confundir con estrecheces. En estudios miccionales, una muesca en la uretra prostática puede ser observada ocasionalmente. Esta es conocida como la incisura intermuscular y representa el punto donde el músculo liso del esfínter interno rodea el cuello de la vejiga y la uretra proximal encuentra el músculo estriado del esfínter externo, que predominantemente rodea la uretra membranosa, pero también se extiende cefálicamente alrededor de la uretra prostática.

Angulación de la unión peno-escrotal

Figura 1

La figura 2 muestra al músculo compresor nuda (tendon del músculo bulbo-cavernoso), el cual se contrae produciendo la imagen de una estrechez concéntrica en la uretra proximal bulbar (flecha blanca). En 1968 una hallazgo similar fue descrito como una estrechez congénita de la uretra proximal bulbar y se la conoció urológicamente con el nombre de “collar de Cobb”. En Europa se conoció como el anillo de “Moormann”. En la literatura médica se debate si este hallazgo radiológico es una estrechez real o una impresión sobre la uretra. El músculo bulbo-cavernoso puede ocasionalmete contraerse y producir un aplastamiento o defecto de masa sobre el piso de la uretra bulbar proximal o medial cuando se practica la uretrografía retrógrada o miccional. Este fenómeno es de naturaleza transitoria.

Tendon del musculo bulbo-cavernoso)

Figura 2

A parte de estas alteraciones normales del contorno, algunas estructuras extrauretrales pueden ocasionalmente opacificarse durante la uretrografía. Por ejemplo, el utrículo puede llenarse con medio de contraste a nivel del veru-montanum, lo mismo puede verse en los conductos de las glándulas de Cowper, tendida a uno y otro lado de la uretra membranosa, entre las hojas del diafragma urogenital. El cuerpo esponjoso también puede producir opacificación al encajonar a la uretra, a las venas que drenan el tejido periuretral y al resto del pene, especialmente cuando se quebranta la integridad de la mucosa uretral durante un uretrograma retrógrado.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

3 Comentarios en “Estrechez de la Uretra Masculina

  1. JULIO HUANCARE BELLIDO

    Es,muy valioso el articulo sobre este mal que afecta al hombre,la verdad quisiera saber cual es el origin real muy aparte lo mencionado y si ya existe a la fecha un medicina eficaz para su tratamiento; a mi me han detectado en la fecha,solo me han como medicacion Espontal de 0.4 mg. Agradeciria su opinion y recomendacion,gracias

    1. encolombia

      Hola Julio gracias por visitarnos. Somos un portal de contenido por lo que debes consultarlo directamente con un médico especialista. Puedes ver a otro médico para una segunda opinión.

  2. claudio

    Hola. A mi papá le colocaron una sonda vesical en el vientre porque no podía orinar, pero ahora ya puede orinar normalmente. No tiene problemas de retención ni de incontinencia, orina normal. Porque tiene que tener una sonda vesical si orina normal?

Leave a Reply

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*

Current ye@r *