|Martes, septiembre 30, 2014

Drogadicción y Sexualidad  

“Los sueños son excursiones al limbo de las cosas, una liberación a medias de la prisión humana”

Amiel

Dr. Wilfrido Solano De La Hoz
Miembro Fundador, Emérito y Honorario de la Sociedad Colombiana de Urología.
Ex presidente de la Sociedad Colombiana de Urología.

Resumen

El interés que ha habido en los últimos años acerca de la sexualidad, ha permitido el estudio de la influencia que tienen las drogas sobre la conducta y respuesta sexual humana.

Los movimientos cuasi-revolucionarios que atañen a la liberación femenina (WOMEN’s LIB) y el (GAY POWERS), que tratan de modificar viejas creencias y cambiar ciertos estereotipos con relación a la liberación femenina y a la homosexualidad, son duros ataque que obligan a los profesionales al cuidado sanitario de la comunidad, a revisar los conocimientos tradicionales que tenemos de ellos y en que forma se alteran, con el uso crónico o agudo de las drogas.

Asistimos también a las nuevas generaciones que usan solas o mezcla de sustancias químicas, llamadas drogas posicodélicas como el LSD o el Bazuco.

El Extasis (MDMA) Metilene-Dioxi-metanfetamina), que pertenece al grupo de “Drogas de Diseño”, es un estimulante derivado de la fenil-etil-diamina, el más amplio compuesto de las anfetaminas, de los cuales hay tanto productos naturales como sintéticos, que comparten su estructura química básica, es decir, la estructura molecular que debe tener un fármaco para conseguir el efecto deseado.

Se utilizan como medios para eliminar las angustias y ansiedades, que originan ese estado permanente de stress y que han creado en ellas una especie de soporte, que de seguridad a sí mismo y en otras ocasiones, alteran la conciencia y distorsionan el sentido de la realidad del mundo convulsionado que vivimos.

La Marihuana refleja las inhibiciones y elimina los posibles efectos de la conducta sexual, cuestión discutible, ya que dichas personas con el uso de la marihuana se encuentran ansiosos.

La Gran Circunvolución de Brocca y que hoy se conoce como el “ Sistema Límbico”, es el lugar del cerebro donde toman asiento no solo la conducta sexual humana, sino también otras relacionadas con la alimentación, la lucha y agresividad; los estudios de Mac Lean son punto de partida primordiales, para llegar a estas conclusiones.

Desde tiempo inmemorial drogas como la Heroína y la Marihuana, se ha comprobado que alteran las sensaciones y experiencias sexuales. La conducta copulatoria de los animales machos sometidos a experimentación con estas drogas, se encuentra notoriamente disminuida, así como las concentraciones de testosterona y la espermatogénesis, sufren una baja considerable. La LH y el FSH sufren alteraciones en las hembras expuestas a estas sustancias.

Éstos mismo efectos se han comprobado con drogas de reciente implementación, como es el caso del Éxtasis.

Las alteraciones neuroendocrinas que en los seres humanos producen estas sustancias, se han evidenciado en los diferentes estudios llevados a cabo en diversos medios científicos, en especial en el MASTERS & JHONSON INSTITUTE, donde en las estadísticas de investigaciones conductuales se nota la influencia nociva que tienen las drogas en esos resultados.

No deja de ser una falacia el hecho que su utilización tenga efectos afrodisiacos y estas sustancias psicodélicas varían su acción de un individuo a otro y en el mismo individuo según sea la ocasión y las circunstancias en que son usadas.

La necesidad de romper el yugo de la rutina cotidiana y remontarse a esferas más elevadas, ha impulsado a los hombres de diversas latitudes, tanto a los más primitivos como a los de más refinada cultura, a procurarse ciertas sustancias capaces de hacerlo trascender a la realidad del diario vivir.

Y en los últimos años, se ha notado un interés por la Sexualidad y se ha apreciado un incremento en ellas, debido quizás a una serie de factores paralelos a cambios importantes a las que se suman ciertos movimientos cuasi-revolucionarios como es el Women’s Libs o el Gay Power, que tienen como fin primordial modificar viejas creencias y ciertos valores estereotipados; donde el grupo tradicional de hombres y mujeres intentan modificar y calificar a la homosexualidad como algo patológico y han sido sometidos a duros ataques, que obligan a los profesionales dedicados a estos menesteres, a revisar los conocimientos tradicionales que hay sobre la materia.

Anatomia y fisiología sexual

Antes de entrar en materia sobre los efectos que tienen estas drogas en la actividad sexual, es necesario tener presente la embriología, la anatomía y fisiología del sexo, para entender el comportamiento farmacólogico de esas sustancias y sobre todo, poder analizar sus efectos de acuerdo al estado de drogadicción en que se encuentre el sujeto.

El Sexo6, en el ser humano, queda definido en el momento mismo de la concepción. La herencia individual y las influencias ambientales, el desarrollo anatomo-físiológico de una persona, están predeterminadas desde la concepción. Los papeles socio-culturales que la sociedad impone a cada sexo, en el desarrollo psicobiólgico del individuo, se ve afectado por éstos.

La fisiología sexual 24, va más allá de la reproducción y los cambios hormonales por la que pasa un sujeto, afectan la libido, el bienestar físico y la conducta. Las Gónadas4, son reconocidas en el embrión a partir de la 4ª semana; sin embargo, estas estructuras no adoptan las características morfológicas del varón o de la hembra sino hasta la 7ª semana. Además, de las gónadas indeferenciadas en el feto, varón o hembra, tiene pliegues genitales idénticos. El desarrollo testicular permite que los túbulos o pliegues femeninos se retraigan en el feto varón; igual cosa sucede en el desarrollo del ovario, que determina la desaparición de los túbulos o pliegues6. En el varón, el conducto de Wolff, partiendo del feto primitivo origina el Conducto Deferente, las Vesículas Seminales y el Epididimo. En la hembra, el Conducto de Müller, surge a partir de una invaginación epitelial en el pliegue urogenital y forma las trompas Uterinas y el Utero propiamente dicho. Se cree, que la vagina, se constituye a partir de evaginaciones del seno urogenital, que unen los conductos de Müller fusionados. Los cambios que se producen posteriormente, conducen al desarrollo gonadal de acuerdo al sexo y hasta el 7º mes intrauterino el desarrollo genital externo parece idéntico en ambos sexos. Si aparecen los andrógenos, se opera el desarrollo masculino; si faltan, el desarrollo será femenino. Estos cambios pueden ocurrir bajo la influencia de la testosterona fetal o de los andrógenos administrados exogenamente.

Los genitales externos del varón se hallan constituidos por el Pene, las Bolsas, los Testículos, el Epididimo y la parte inicial del Canal Deferente. Los genitales internos incluirán la parte terminal del Canal Deferente, las Vesículas Seminales, los Conductos Eyaculadores y la Próstata. Los Testículos o gónadas masculinas son unas glándulas ovaladas de unos 4×2, 5×2 cms; hay dos, cada uno con su epididimo adheridos al borde posterior del testículo y en conexión con la “Red Testis” que los comunica con los túbulos seminíferos. Todos estos elementos se hallan contenidos en las Bolsas, cuya función principal no sólo es contener las gónadas masculinas, sino que con las diferentes capas que entran en su constitución; cumplen un papel termoregulador para dar una temperatura más baja que el resto del cuerpo, para que dichos testículos lleven a cabo sus funciones en la formación de los espermatozoides a partir de las espermatogonias y los eleven, durante el coito por estimulación sexual.

En el interior de los testículos, se encuentran los Túbulos Seminíferos y entre ellos un tejido glandular endocrino llamado “Sincitio de Leydig”, donde se origina la producción de la testosterona, que es la hormona masculina, responsable de los caractéres sexuales del varón.

Investigaciones recientes8, han puesto de presente una correlación inversa entre “Stress” y los niveles hemáticos de testosterona en los varones adultos.

Del Canal Deferente, que se origina en la cola del epididimo, asciende por la ingle y se hace intrapélvico, para desembocar en las vesículas seminales, reservorio o sacos que se encuentran localizados por detrás de la próstata y cuyas secreciones entran en la formación del Líquido Seminal, cuyas sustancias de un alto tenor de proteínas e hidratos de carbono, colaboran en la nutrición y motilidad de los espermatozoides.

Estas vesículas seminales, por intermedio de un canal, los conductos eyaculadores, atraviesan la próstata y desembocan en una región localizada en la pared posterior de la uretra prostática llamada Veru – Montanun, donde bajo los efectos de la estimulación sexual y en el momento del orgasmo, descarga en la uretra, el semen procedente de los testículos y de los epididimos. Este paso del líquido seminal a través de los conductos eyaculadores, determina en el hombre una agradable sensación voluptuosa durante el orgasmo, condición que hay que tener muy en cuenta cuando se practica la vasectomía, en aquellos sujetos de comportamiento social neurótico.

El Pene, según Freud, es el órgano ejecutor de la sexualidad en el varón. Se halla constituido por un glande, un cuerpo y una base y en su constitución hay un tejido eréctil que abarca 3 cilindros paralelos entre ellos: dos cuerpos cavernosos situados lateralmente y el cuerpo esponjoso que es atravesado por la uretra y en su extremo anterior, al dilatarse constituye el glande.

En lo que hace referencia a la Anatomía Femenina, esta se halla constituida por órganos internos y externos. Los internos son el útero y los ovarios, con las trompas uterinas o de Falopio. Los externos son los labios genitales mayores y menores que con el clítoris y el orificio de entrada de la vagina, forman la vulva. La Vagina es un canal muscular que recibe el pene erecto durante el coito y es el paso obligado del feto durante el parto y es el sitio donde se deposita el semen en las relacionas sexuales y termina en el cuello uterino o cervix, formando los fondos de saco vaginales.

Drogas y fármacos

Antes de continuar, definamos qué se entiende por DROGA ó FÁRMACO: Son aquellas sustancias naturales o sintéticas que modifican o alteran las funciones corporales y el comportamiento psíquico de las personas.

Por esto y otras cosas, asistimos a un increíble aumento en las investigaciones sobre la sexualidad y entre ellas, a la acción que tienen ciertos fármacos en su actividad.

Pero así como asistimos a éstas actividades, vemos también con decepción, cómo esas nuevas culturas y movimientos, traen aparejados el uso de agentes químicos como las llamadas drogas psicodélicas26, (La Dietilamina del Acido Lisérgico o LSD o mescalina), el MDMA (Metilene-Dioxi-metanfetamina o Éxtasis), que producen efectos alucinógenos o psicomimeticos similares a los de la T.H.C (Terra – Hidro – Cobinnoe); sin embargo desde el punto de vista químico, difieren mucho estas sustancias. La Mescalina es el principio activo del Peyote (Lophopho williams) y la Psilocybe mexicana, una especie de hongo alucinógeno que se encuentra en México, que los usan con diversos fines, ya sea para relajarse o para liberarse de las angustias o aumentar la seguridad en sí mismo y obtener sensaciones excitantes.

Desde épocas remotas26, el alcohol, el opio y otras sustancias de este género, se han utilizado para obtener una alteración de los estados de conciencia y distorsionar el sentido de la realidad y por ello los habitantes de la India y de Siberia, ingerían hongos alucinógenos. Según testimonio de Colón, los caribes empleaban un tabaco en polvo llamado “Cohoba” que los conducían a un estado de arrobamiento y les provocaban alucinaciones visuales. A través de los siglos, los indígenas de México han consumido el “Peyote”, el Olioliuqui y otras plantas psicomimeticas, por lo común en el transcurso de las ceremonias religiosas.

El Opio, que ya era conocido en tiempos de Teotrastos, ha sido empleado a través de los siglos tanto por sus propiedades analgésicas como por su virtud de inducir estados oníricos; y no sólo el opio, sino la aparición de otras sustancias, utilizadas por el hombre en un intento de trascender la realidad inmediata, para perderse en el mundo de los sueños.

Últimamente se ha popularizado la creencia de que éstas sustancias producen un alza en la actividad sexual o incrementan la habilidad personal en éste terreno18. En todas las épocas, han aparecido sustancias con pretendidos poderes afrodisiacos; pero los médicos hemos observado que muchas de esas sustancias, más que excitantes, son poderosos inhibidores de la actividad y de la función sexual.

Se les ha clasificado en dos grandes grupos12:

Vol. 11 N 3 El Opio y sus Alcaloides

 

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*