|Miércoles, octubre 22, 2014

Artritis Reumatoide, Codos  

Radiológicamente podemos observar estrechamiento del espacio articular, osteopenia yuxta-articular y erosiones. Estas últimas se ven especialmente en las fases avanzadas de la enfermedad (Figura 7).

Codo. Osteopenia yuxta-articular, disminución simétrica del espacio articular.
Figura 7. Codo. Osteopenia yuxta-articular,
disminución simétrica del espacio articular.

Manos

Radiológicamente se pueden observar cambios tempranos dados por edema de tejidos blandos alrededor de las articulaciones afectadas, osteopenia yuxta-articular (Figuras 8-9) y erosiones en las áreas que carecen de cartílago articular17. Las erosiones pueden ocurrir antes de que haya disminución del espacio articular. Estas pueden ser muy sutiles y apreciarse como pérdida de la continuidad de la cortical. (Figura 10).

reumatologia722000-aspectofig8

Figura 8. Manos. Edema de partes blandas
especialmente a nivel de interfalángicas
proximales y disminución de los espacios articulares.

Edema de partes blandas en interfalángicas proximales, disminución de espacios articulares y erosiones.

Figura 9. Edema de partes blandas en
interfalángicas proximales, disminución de
espacios articulares y erosiones.

Manos. Conservación del espacio articular. Erosiones intra articulares y para articulares.
Figura 10. Manos. Conservación del espacio articular.
Erosiones intra articulares y para articulares.

En la vista postero-anterior, los cambios erosivos se observan mejor en el aspecto radial de las cabezas de los metacarpianos y en el dedo pulgar en el aspecto volar-cubital de la base de la falange distal y en el aspecto radio-cubital de la cabeza del metacarpiano. En la muñeca tempranamente hay edema de tejidos blandos y osteopenia yuxta-articular. Se puede observar erosiones en la estiloide radial y cubital (Figura 11), la porción medial del escafoides, la porción lateral del hueso ganchoso en el sitio donde se articula con el quinto metacarpiano, el aspecto radial y distal del trapecio (Figura 12) y en la región central del hueso grande.

Disminución del espacio radiocarpiano y múltiples erosiones en la estiloide cubital
Figura 11. Disminución del espacio radiocarpiano y múltiples erosiones en la estiloide cubital.

Disminución del espacio articular radiocarpiano e intercarpianos, múltiples erosiones en los huesos del carpo, entre ellos el trapecio en su porción radial y distal.
Figura 12. Disminución del espacio articular radiocarpiano e intercarpianos,
múltiples erosiones en los huesos del carpo,
entre ellos el trapecio en su porción radial y distal.

Tardíamente se observan pérdida de los espacios articulares, con disminución en el edema de los tejidos blandos. Las erosiones marginales se transforman en grandes quistes subcondrales, se presentan subluxaciones y las deformidades en cuello de cisne y botonera. Se observa destrucción total de la articulación y osteolisis severas. Existe compromiso de casi todas las metacarpofalángicas y de las interfalángicas proximales (Figuras 13 a 21).

Subluxaciones, disminución de los espacios articulares y erosiones a nivel de cabeza de Metacarpianos y base de las primeras falanges.
Figura 13. Subluxaciones, disminución de
los espacios articulares y erosiones a nivel
de cabeza de Metacarpianos y base de
las primeras falanges.

Pérdida de los espacios articulares en el carpo, con erosiones en el extremo distal del cúbito.
Figura 14. Pérdida de los espacios articulares en el carpo, con erosiones en el extremo distal del cúbito.

Cambios más avanzados donde se observa mayor compromiso del carpo y erosiones múltiples
Figura 15. Cambios más avanzados donde
se observa mayor compromiso del carpo
y erosiones múltiples

Destrucción del carpo con múltiples erosiones
Figura 16. Destrucción del carpo con múltiples erosiones.

Carpitis, subluxación de metacarpofalángicas y deformidad del pulgar en Zeta
Figura 17. Carpitis, subluxación de metacarpofalángicas y deformidad del pulgar en Zeta.

Destrucción severa de la interfalángica del pulgar por erosiones.
Figura 18. Destrucción severa de la interfalángica del pulgar por erosiones.

Deformidad en cuello de cisne.
Figura 19. Deformidad en cuello de cisne.
Subluxación de metacarpofalángicas y erosiones severas en huesos de las
Interfalángicas proximales y distales.

Cambios avanzados de AR. Subluxación de metacarpofalángicas, erosiones severas
Figura 20. Cambios avanzados de AR. Subluxación de metacarpofalángicas, erosiones severas, desviación cubital.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*