|Viernes, octubre 31, 2014

Cérvico-Braquialgias de Tipo Común  

Se denomina Cérvico-braquialgias común a todo dolor cervical localizado en la columna cervical, y/o irradiado a miembros superiores, y a la región dorsal, en relación a un deterioro estructural o funcional de la columna cervical.

Se pueden dividir para su estudio en las formas sintomáticas, topográficas, y etiológicas.

Formas sintomáticas

Tres formas clínicas pueden resumir la presentación habitual de las cérvico-braquialgias comunes.

1. Las cérvico-braquialgias agudas con tortículis:

Ellas son clínicamente de instalación aguda sin un factor desencadenante evidente, son mas frecuentes en la mañana, despiertan al paciente, persistiendo un estado doloroso crónico en un paciente sin antecedentes particulares, pero con una tendencia a ser recidivantes; la actitud antálgica es mas o menos marcada con flexión lateral, con rotación del cuello al lado opuesto, y ligeramente en flexo-extensión, el dolor es intenso y esta presente al mas mínimo movimiento, sin embargo puede existir algunos movimientos que se pueden ejecutar, sobre todo al colocar al paciente en de cubito dorsal, la crisis es generalmente resolutiva en algunos días en forma espontánea, si esta situación se prolonga anormalmente es impositivo realizar estudios dirigidos a investigar la región occipito–vertebral, especialmente hernias discales cervicales altas.

2. Cérvico-braquialgias agudas sin torticolis

Esta formas son generalmente de predominio bajo, que generalmente el dolor se irradia a la región dorsal y escapular, sin actitud antálgica, pero con dolor segmentario moderado, con exacerbación sobre todo a los movimientos activos del cuello. La movilización pasiva permite casi siempre de encontrar sectores asintomáticos, estas formas se prolongan algunas veces de dolor irradiado a los miembros superiores, pero estos generalmente ceden rápidamente al tratamiento médico.

3. Las formas crónicas

Sin existir antecedentes especiales al interrogatorio, este tipo de dolor llegan a ser desesperantes por la duración de los episodios dolorosos, y las características recidivantes de los episodios desencadenados por una posición a veces incomoda prolongada (escribir, lectura, conducción prolongada etc.).

El dolor es generalmente cérvico –dorsal mediano, con irradiación hacia los homoplatos, algunas veces cervico-occipital asimétrico irradiado hacia el cuero cabelludo. El dolor es generalmente persistente, pero mas intenso al final de la jornada de trabajo, o en la mañanas al levantarse. Los enfermos refieren ocasionalmente episodios nocturnos, ocasionados por mala posición al dormir, que desaparece al ser corregida. Los movimientos activos del cuello son dolorosos, al final de la amplitud del movimiento, con rigidez moderada. Generalmente a la palpación se encuentra una tensión muscular dolorosa de los músculos superficiales, y algunos puntos gatillos dolorosos alrededor del cuello y región escapular.

Etiologías

1. Artrosis cervical
2. Alteraciones dinámicos de la columna cervical
3. Contracturas musculares
4. Factores psicogenos
5. Formas complicadas:
a. Las mielopatías Cérvico-Artrosicas.
b. Los sindromes Vertebro-Basilares

Diagnóstico diferencial de otros tipos de cérvico-braquialgias

Algunas cérvico-braquialgias secundarias pueden ser sospechadas desde el interrogatorio, y rápidamente confirmadas con exámenes complemetarios simples, Algunas otras por el contrario se hace necesario recurrir a exámenes mas especializados. Es en efecto ser muy rigurosos en el diagnostico, para no incurrir en tratamientos y procedimientos ineficaces y peligrosos.

Cérvico braquialgias post-traumáticas

Estos son cuadros clínicos de aparición tardía, seguidos de un traumatismo cervical, bien tratados quirúrgicamente no representan riesgos para la estabilidad de la columna cervical, y entran dentro del cuadro clínico de cérvico-braquialgias secundarias comunes secundarias a un disturbio de la estática o un disfuncionamiento músculo-articular; estas se caracterizan por:

1. Son cuadros clínicos post-traumáticos precoces y particularmente se presentan después de un movimiento brusco de desaceleración con trauma postero-anterior, por lo que resulta de importancia realizar estudios de Rx completos, incluyendo la proyección de cara con boca abierta, para visualizar el estado de C1-C2 y la apófisis odontoides en busca de fracturas a veces leves, si existe duda y persisten los síntomas sobre todo a nivel alto, es necesario recurrir a la tomografía en busca de tumefacción paravertebral, testimonio de un hematoma retro-faringeo.

2. Todas las estructuras óseas deben ser revisadas cuidadosamente a los Rx con el fin de visualizar fracturas pequeñas, que no comprometen la estabilidad cervical, sí ella no compromete el segmento vertebral medio, una inmobilización simple lleva a la consolidación sin problema.

3. El desnivel lateral de un arco posterior, con respecto al siguiente, en un Rx lateral debe hacer sospechar una luxación unilateral. Las luxaciones bilaterales son reconocidas rápidamente después de un traumatismo, por las manifestaciones neurológicas que la acompañan.

4. Una lesión grave de los ligamentos posteriores puede pasar durante mucho tiempo desapesivida, y se manifiesta en Rx lateral por una abertura anormal de los espacios inter-apofisiario, o por espondilolistesis cervical.

5. Una hernia discal traumática genera habitualmente signos neurológicos de compresión radicular o medular, pero puede manifestarse por una cervicalgia o cervico-braquialgia severa y persistente, con actitud antalgica,perdida de la lordosis cervical, en estos casos la mielografía es necesaria para el dignóstico.

En general toda cervico-braquialgia post-traumática requiere de un estudio cuidadoso de los Rx simples, con énfasis en las primeras vértebras, y si es necesario recurrir a las tomografías dinámicas realizadas con prudencia, en los casos de no encontrar ninguna lesión post- traumática, y antes de pensar que el dolor sea de origen psicogeno, hay que pensar en la posibilidad de una lesión músculo tendinosas.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*