|Viernes, octubre 24, 2014

Guías de Manejo del Síndrome de Guillain Barre en Niños  

Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt

Basadas en la Evidencia

Dr. Juan Carlos Pérez Poveda
Pediatra, UCIP Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt,
Residente IV de Neurología Infantil, Hospital Militar Central
Dra. Eugenia Espinosa García
Pediatra, Neuróloga Infantil, Jefe del
Servicio de Neuropediatría, Hospital Militar Central,
Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt
Dr. Alberto Martínez León
Pediatra, Director Científico, Instituto de
Ortopedia Infantil Roosevelt
Dra. Monica Cediel Echeverry
Pediatra, Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt
Dra. Giovanna Rozo Villalobos
Médico Fisiatra, Jefe del Servicio de Rehabilitación
Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt
Dr. Fernando Ortiz Corredor
Médico Fisiatra, Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt.

Introducción

El manejo del paciente con síndrome de Guillain Barre (SGB) puede ser intimidante, debido a su evolución impredecible y a la potencialidad de un curso fatal26.

El SGB, es un desorden autoinmune que involucra un grupo heterogéneo de entidades clínicas y patológicas, caracterizado por debilidad muscular, compromiso sensitivo y disautonomía, que ha emergido luego de la desaparición de la poliomielitis como la principal causa de parálisis fláccida en la infancia. El SGB infantil presenta una evolución más benigna que en los adultos, con una tasa de recuperación mas acelerada y un menor riesgo de discapacidad. Su incidencia en el mundo es de 0.6 a 1.1 en pacientes menores de 15 años1,2. Según Minsalud se reportaron en Colombia 135 casos en 1.9983. Durante el año 2.000 se trataron en el Instituto 35 pacientes con diagnóstico de Síndrome de Guillain Barré, siendo el motivo de ingreso más frecuente a la UCIP en dicho año (25,9%).

El Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt, es centro de referencia nacional de este tipo de patología, por ello se quiere establecer pautas unificadas para el diagnóstico y tratamiento integral de los pacientes pediátricos con este diagnóstico. Es por ello empleando la medicina basada en la evidencia que presentamos este proyecto de Guías de Manejo del Síndrome de Guillain-Barré.

Metodología

Se realizó una revisión bibliográfica de la literatura mundial disponible, por medio de MEDLINE, COCHRANE, de los artículos relacionados con diagnóstico y manejo del Síndrome de Guillain Barre. En total se revisaron 47 artículos a los cuales se clasificó de acuerdo a los lineamientos de Field M. y colaboradores para guías de práctica clínica basadas en la evidencia médica4 teniendo en cuenta Niveles de evidencia y Grados de recomendación.

Nivel de evidencia

Nivel I: Evidencia basada en un experimento clínico aleatorizado que tenga un adecuado control de errores, además de intervalos de confianza aceptables; también de un meta-análisis de calidad, con estudios homogéneos.

Nivel II: Evidencia proveniente de un experimento clínico aleatorizado sin control adecuado de errores, o sin intervalos de confianza aceptables; también de un meta-análisis en el que los estudios no sean homogéneos o de alta calidad.

Nivel III: III1: Experimentos clínicos controlados pero no aleatorizados

III2: Estudios de casos y controles o estudios de cohortes

III3: Estudios de cohortes con controles históricos o series de tiempo (Estudios de antes y después)

Nivel IV: Opinión de autoridades respetadas, o con base en experiencia clínica no cuantificada, o informes de comités de expertos. Igualmente proveniente de series de casos.

Grados de Recomendación:

A. Evidencia satisfactoria que sustenta la recomendación del tratamiento. Basada en el nivel de evidencia I.

B. Evidencia razonable que sustenta la recomendación del tratamiento. Basada en el nivel de evidencia II.

C. Poca o pobre evidencia que sustenta la recomendación del tratamiento. Basada en los niveles III o IV de evidencia.

D. Evidencia razonable que sustenta la recomendación de no realizar tratamiento. Basada en los niveles de evidencia II, III1 y III2.

E. Evidencia satisfactoria que sustenta la recomendación de no realizar tratamiento. Basada en el nivel de evidencia I.

Se revisaron los artículos individualmente: al finalizar esta revisión se concluyó que, en cuanto al nivel de evidencia, correspondían, en orden:

Nivel I: 9, Nivel II: 9, Nivel III: 10, Nivel IV: 8, Sin nivel de evidencia: 11.

Muchas de las medidas de manejo y recomendaciones no cuentan con un nivel de evidencia soportado en estudios clínicos, lo cual también es expresado dentro de la presente guía.

PUBLICACIONES RELACIONADAS