REVISTA DE ORTOPEDIA

 

Resultados

Fabricamos una mesa operatoria para abordajes posteriores de la columna vertebral en decúbito prono, que permite posicionar adecuadamente al paciente sobre cuatro soportes, manteniendo la cabeza alineada neutralmente al esqueleto axial por medio de un sostenedor cefálico en forma de U Fig. 6a, Fig. 6b y Fig. 6c.

123 123
Fig. 6a Vista panorámica de la mesa soporte Fig. 6b Paciente posicionado sobre los cuatro soportes del tronco. Fig. 6c Detalle del paciente colocado sobre el sostenedor cefálico

Para la colocación del paciente es necesario medir la distancia entre las espinas ilíacas anterosuperiores (E.I.A.S.), ésta medida corresponde a la distancia que se debe conservar entre la mitad del soporte inferior de un lado y la mitad del soporte inferior contralateral; a continuación se toma la medida entre E.I.A.S. y el pezón , debiendo los soportes superiores quedar situados en el pecho por encima del pezón y mediales con respecto a la axila, lo más cercanos al esternón; la cara es soportada por los tres cojinetes de apoyo (frontal y malares) del sostenedor cefálico; a las extremidades inferiores se les aplica vendajes elásticos para evitar éstasis circulatoria, las rodillas deben descansar sobre anillos almohadillados y el dorso de los pies sobre un rollo, protegiéndose así de presiones excesivas. Los miembros superiores se colocan sobre los sostenedores de la mesa metálica, quedando los hombros con 90 grados de flexión, 30 grados de abducción y los codos a 90 grados de flexión; finalmente se ajustan las correas de sujeción de la mesa de columna contra el paciente y contra la mesa metálica.

El quinto soporte rectangular que apoya bajo el esternón, por ser de menor altura que los otros, produce un efecto de borramiento de la lordosis lumbar facilitando cirugías de tipo descompresivo Fig. 7. El compartimiento de la base de la mesa permite tomar radiografías posteroanteriores sin que se obstruya la vista de los implantes Fig. 8a; el sostenedor metálico de radiografías para la proyección lateral, puede desplazarse de cefálico a caudal con respecto al paciente y de arriba hacia abajo con respecto a la altura de la mesa Fig. 8b; éstas características de versatilidad hacen que se evite la irradiación del personal en el quirófano durante la toma de los controles radiológicos.

123 123
Fig. 7 Paciente apoyado sobre el soporte esternal, apréciese la lordosis lumbar disminuida. Fig. 8a Radiografía transoperatoria en proyección posteroanterior. Fig. 8b Radiografía transoperatoria en proyección lateral.

Experiencia clínica preliminar

Entre Enero de 1992 y Marzo de 1995 la mesa fue utilizada en ocho instituciones de Santafé de Bogotá D.C. y una de Santiago de Cali: Hospital San Juan de Dios, Clínica Santa Rosa-Cajanal ahora Assistir, Hospital Militar Central, Hospital de la Policía Nacional, Hospital de la Misericordia, Hospital San Rafael, Instituto Neurológico de Colombia, Fundación Santa Fé de Bogotá,y Clínica de los Remedios en Cali. El número de procedimientos incluidos fue de 593, de los cuales 345 correspondieron al sexo masculino y 248 al sexo femenino; de acuerdo a la indicación quirúrgica se subdividieron así: Estabilización para fracturas cervicales 17, torácicas 51, toracolumbares 123, lumbares 84 y lumbosacras 2; corrección de deformidades escolióticas 72, cifóticas 19; estabilización in situ para enfermedad degenerativa 196, infección 17 y neoplasia 12. Según la región intervenida los procedimientos se clasificaron en 33 cervicales,135 torácicos, 129 toracolumbares y 266 lumbosacros. No se presentaron complicaciones atribuibles a la utilización de la mesa operatoria como zonas de presión en cara, necrosis o úlceras de cornea- nariz- lóbulo de la oreja, lesiones por compresión de tráquea o plexo braquial, lesiones en mama o genitales masculinos3. Las radiografías trans-operatorias obtenidas fueron de buena calidad y permitieron valorar adecuadamente la alineación de la columna vertebral en las deformidades así como la posición de los implantes, no hubo necesidad de exposición del cirujano o del personal del quirófano a los rayos X. Los autores reportamos esta experiencia preliminar en octubre de 1995 con motivo del XVI Congreso Latinoamericano de Ortopedia5.

Discusión

La alineación es un objetivo básico en el tratamiento quirúrgico de las diversas patologías de columna vertebral3, ella garantiza un adecuado balance del esqueleto axial es decir una posición centrada de la cabeza con respecto a la columna vertebral y el anillo pélvico. Durante cirugía es muy importante comprobar radiográficamente que la mesa operatoria mantenga dicha alineación, además verificar la colocación adecuada de los implantes en los diferentes planos del espacio.

El marco Relton- Hall1 para cirugía de columna vertebral es metálico,esto dificulta en muchos casos la apreciación de las guías para identificación de niveles vertebrales,así como también la apreciación de los implantes y de la columna vertebral misma; por ello en el presente estudio al igual que Kumar y cols4 proponemos una mesa radiolúcida, la cual hace posible posicionar adecuadamente el paciente, permite la toma de radiografías de buena calidad en los planos coronal y sagital evitando la irradiación del personal en el quirófano.

La experiencia clínica multicéntrica ha demostrado en forma preliminar las ventajas de la mesa operatoria, sin embargo es importante proyectar otros trabajos prospectivos enfocados hacia la verificación de la disminución del sangrado intraoperatorio, del incremento de la función ventilatoria y volúmenes respiratorios.

Con base en el análisis anterior consideramos que la mesa propuesta constituye una nueva alternativa para la dotación de las salas de operaciones en nuestro medio.

Agradecimientos

El autor manifiesta sus agradecimientos a los coautores así como a los Doctores: José M. Rodríguez, Germán Ochoa, Germán Forero, Laureano Chilehuitt, por permitirle probar la mesa y por sus comentarios y sugerencias para el perfeccionamiento de la misma. Igualmente a mi querida esposa Maria Consuelo Dimatte por la elaboración del manuscrito.

  Abstract

The spine surgery has requirements that should be fullfiled like proper positioning of the patient. Its significance relates to its role in optimizing surgical exposure and its physiologic impact on the anesthetized patient, To have X-rays of good quality during operation, we designed a radiolucent frame on high strenght acrilic and a head support that align axial squeleton.

 

Bibliografía 

1. Relton J. E. S., Hall J. E., An operation frame for spinal fusion, A new apparatus designed to reduce haemorrage during operation. J.B.J.S., (Br) 1967 ; 49: 327-32.

2. Bradford D.S., Lonstein J.E., Moe J.H., Ogilvie J.W., Winter R.B., Moe‘s texbook of scoliosis and other spinal Deformities, Segunda edición, Philadelphia, W. B. Saunders Co, 1987, 135-137.

3. Callahan R. A., Brown M. D., Positioning techniques in spinal surgery C.O.R.R.,1981, 154:22-26

4. Kumar J.S., Covo Torres B., Borges J.L., Quinn T., A radiolucent spine frame: A modification of the RELTON- HALL spine frame, J. OF Pediatric Orthopaedics, 1994, 14: 383-384.

5. Herrera F. Y Cols. " Diseño de una mesa soporte para cirugía de columna vertebral experiencia multicéntrica" Presentado en el XVI Congreso S.L.A.O.T. Cartagena de Indias, Colombia, oct. de 1995.