|Martes, octubre 21, 2014

Tratamiento Quirúrgico de las Fracturas Supracondíleas de Fémur con Clavo Endomedular Supracondíelo Retrógrado  

Dr. Mauricio Palacio Botero*, Dr.Juan Guillermo Saldarrriaga**
*Ortopedista y Traumatólogo – Universiadad de Antioquia.
**Ortopedista y Trauma tólogo, Profesor Ortopedia yTraumatología-Universidad de Antioquia.

No se obtuvieron beneficios económicos o materiales, ni se obtendrán de la participación comercial relacionados directa o indirectamente con el tema del presente trabajo, por ninguno de los autores.

Introducción

Las fracturas supracondíleas del fémur son una patología compleja. Su proximidad a la articulación y en ocasiones su extensión articular, representan un desafío continuo para el ortopedista.

El tratamiento convencional ha sido la reducción anatómica y la fijación con placas y tornillos, pero con factores que pueden llevar a resultados no satisfactorios, como son el exponer el foco de fractura, desperiostizar el fémur y la colocación de un implante donde muchas veces el sustrato óseo no es el más adecuado 1, 2, 3, 4, 5.

El desarrollo actual del enclavamiento cerrado en las fracturas diafisiarias de fémur y sus excelentes resultados, sugieren que es el tratamiento ideal para el manejo de las fracturas de huesos largos3, 5, 7, 8, 9, 10, 11.

El clavo endomedular supracondíleo retrógrado ha sido una alternativa más para el manejo de las fracturas supracondíleas, por las ventajas que se tienen al no exponer el foco de fractura, no sólo por lo poco que se altera la cicatrización ósea, sino también por la rehabilitación precoz de la rodilla debido al trauma quirúrgico mínimo4, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21.

El presente es un estudio de tipo prospectivo, descriptivo, tipo serie de casos, primero que se ha realizado en nuestro país y con el mayor número de casos publicado, que pretende evaluar los resultados clínicos y radiológicos de los pacientes con fracturas supracondíleas del fémur tratadas con clavo endomedular supracondíleo retrógrado.

Materiales y métodos

Se realizó un estudio descriptivo y prospectivo, se tomó como población aquellos pacientes que ingresaron al servicio de ortopedia del Hospital Universitario San Vicente de Paúl, centro de referencia de tercer nivel de complejidad, con diagnóstico de fractura supracondílea de fémur y que tuvieron criterio de inclusión para esta modalidad quirúrgica.

Criterios de inclusión

• Fracturas supracondíleas de fémur cerradas tipo (A1, A2, A3, C2, C3) según clasificación de la AO/ASIF.
• Fracturas supracondíleas de fémur abiertas con indicación de tratamiento quirúrgico de fijación interna, posterior al manejo de su cuadro agudo, sin signos de infección.
• Fracturas supracondíleas de fémur patológicas.
• Fracturas supracondíleas de fémur donde haya fallado otro tipo de implante.
• Pacientes mayores de 15 años.
• Pacientes que acepten la técnica quirúrgica.

Criterios de exclusión

• Infección en sitio de abordaje quirúrgico.
• Infección ósea.
• Fracturas tipo (B1, B2, B3, C1).
• Historia de sensibilidad al material de osteosíntesis.
• Pacientes que no acepten la cirugía propuesta.

Instrumental

Se empleó varilla endomedular supracondílea retrógrada modificada, con un diseño del instrumental por el autor, con evaluación biomecánica en los laboratorios de ingeniería mecánica de la universidad EAFIT, fabricada por Industrias Médicas Sampedro la cual cumple con los requisitos de estabilidad, diámetro y biocom-patibilidad establecidos por la “American Society for Testing of Materials”.

Las varillas tienen un diámetro de 11 milímetros con longitudes de 15-17-20-25-30 centímetros con tornillos bloqueantes de 4.5 milímetros. (Véase Figura 1 y Figura 2).

                 Varilla endomedular supracondílea retrógrada           Implante en modelo
                Fig. 1 Instrumental.       Fig. 2 Implante en modelo.

Evaluación y manejo inicial

Los pacientes que formaron parte de la investigación ingresaron por el servicio de Ortopedia Policlínica donde se realizó lo siguiente:

En presencia de fractura cerrada: se hospitaliza y se realiza tracción esquelética transtibial con aguja de Steimman de 2 mm. con una tracción, sobre marco de “Böhler-Braun” con el equivalente al 10-15% de su peso corporal24. Se le explica el método quirúrgico a efectuar y posibles complicaciones, y previa autorización del paciente, se programa para cirugía.

Vol.12 No.2 Seguimiento y Controles

 

 

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*