REVISTA DE MENOPAUSIA 

 

Perspectivas de la mujer del nuevo siglo XXI

 

Te doy gracias, mujer, ¡por el hecho mismo de ser mujer! Con la intuición propia de tu feminidad enriqueces la comprensión del mundo y contribuyes a la plena verdad de las relaciones humanas.

Betty LÓpez MunArriz*

 

* Presidente Asomenopausia. Capítulo del Atlántico.

RESUMEN

 

La mujer del Nuevo Siglo se enfrenta a retos cada vez mayores, toda vez que es más exigente su presencia en el proceso de empoderamiento que se ha ganado a través de la historia.

 

La mujer ha jugado un rol histórico todavía no mesurado, pero decenio a decenio ha logrado trastornar el orden social tradicional. Esto hace que su personalidad, haya tenido cambios en su forma física y su género; hoy en día las mujeres presentan circunstancias médicas similares a las de su compañero.

 

Todos estos cambios socioculturales, conllevan a las alteraciones que sus conquistas han desatado sobre su personalidad femenina.

 

Palabras claves: Mujer, género, cambios socioculturales, personalidad femenina.

 

SUMMARY

 

During the new century women will be facing new and major challenges as their presence in the empowering process, gained throughout history, has become more demanding. In fact, women have played a not yet valued historical role, but decade by decade they have been able to disturb the traditional social order. That has produced personality changes on their physical shape and gender. Women today present medical situations similar to the ones of their male counterpart. All such sociocultural changes are responsible for the modifications that their conquests have break out over their feminine personality.

 

Key words: New century women, sociocultural changes, femenine personality.

 

La mujer del Nuevo Siglo se enfrenta a retos cada vez mayores, toda vez que es más exigente su presencia en el proceso de empoderamiento que se ha ganado a través de la historia.

 

La mujer ha jugado un rol histórico todavía no mesurado, pero decenio a decenio ha logrado trastornar el orden social tradicional. Esto hace que su personalidad, haya tenido cambios en su forma física y actitudes; hoy en día las mujeres presentan circunstancias médicas similares a las de su compañero.

 

Todos estos cambios socioculturales, conllevan a las alteraciones que sus conquistas han desatado sobre su personalidad femenina.

 

Desde el comienzo de lo que conocemos como humanos, el género masculino se identificó por ser el proveedor de la familia, mientras que la mujer cuidaba de él y de la cría de ambos. La religión jugó papel importante en el occidente donde los principios son patriarcalistas.

 

En el libro de Moisés (Génesis) vemos como se crea un hombre cabeza de la economía, del poder, de la defensa, y de la representación social en la posición de padre y esposo y contrapone el papel de la mujer centrada en la familia, como elemento subordinado y que satisface las necesidades del hombre.

 

En América, tenemos el resultado de la relación de los géneros en Grecia, Roma y Germanas, culturas árabes, africanas, españolas, que se amalgamaron con nuestras propias culturas indígenas dando como resultado un complejo cultural con esta gama de matices que obedecen al enlace entre hombres y mujeres, en el proceso de colonización de América.

 

En las últimas décadas los hombres han experimentado muchos cambios. Durante los años cincuenta era "aceptable" que fueran insensibles, que no tuvieran contacto con sus sentimientos; y si bien se agobiaban por la presión de mantener un hogar, no permitían que sus esposas también tuviesen trabajo; por lo tanto en esta época empezó a aumentar el madresolterismo, las viudas pobres; esto hace que en forma silenciosa la mujer fuera penetrando los diferentes campos para su subsistencia y la de su progenie; empieza a educarse, a emigrar del campo a la ciudad, avanza lentamente pero con paso certero hasta obtener reconocimiento y equipararse al hombre en derecho y obligaciones.

 

Al final de los años 60´s y comienzos de los 70´s muchas de las mujeres experimentaban un creciente descontento con las restricciones de los estereotipos genéricos y rígidos; situación que cuestionó la distinción tradicional del: hombre para Cultura y mujer para Natura, ya que se rompe con esto los cabos de amarre y se sitúan en los mismos parámetros en una sociedad para dar albergue a los dos; con el mismo estatus en el ejercicio de las funciones ya no discriminadas por género.

 

De aquí parte que el hombre de hoy día (mujer y hombre) se desempeñen como individuos de la ciencia, el arte, la técnica, el placer, la vida misma en configuraciones distintas del ayer.

 

La ciencia moderna entonces clasifica cuatro aspectos fundamentales: el perfil psicoantropológico de la mujer, los aspectos médicos especiales, aspectos de salud mental, y temas de actualidad.

 

Podemos pensar desde el campo de la cultura, que las presiones laborales son causantes parciales de muchos desajustes, entre los cuales puede agregarse el intento femenino de asumir una imagen similar a la de su compañero, para desempeñarse en la sociedad y ser reconocida igualitariamente con él.

 

Dos temas más abren alternativas acerca de las diferencias marcadas en el proceso de sociabilización y crianzas con distingos por género. Recibe la mujer un déficit de atención con relación al género masculino en las zonas rurales y en las capas medias patriarcales. Finalmente, la respuesta sexual femenina abre horizontes a la salida libre de la mujer a la sexualidad plena.

 

Ha sido un proceso difícil de superación que la mujer ha tenido que afrontar en contra de las antiguas normas sociales para poder vivir a plenitud con su pareja, para dar estabilidad a su familia sin contrapuestos sentimientos ancestrales.

 

Veamos a la mujer en su fisiología: menarquia _ embarazo _ parto _ puerperio _ lactancia y menopausia. Todas estas etapas evolutivas fisiológicas han sido en su momento cuestionadas por el género masculino. Dismenorrea por faltas en el trabajo, puerperio y lactancia (90 días de incapacidad) y la menopausia, (porque veían al género femenino como incapaz de desenvolverse en el trabajo dadas las manifestaciones físicas, emocionales, con el entorno, con la familia, con la sociedad que percibe la pérdida hormonal como un estado de subvaloración, en esta etapa de su ciclo vital; claro está que todo esto corresponde a traumas del pasado, ya que hoy en día mediante una moderna y oportuna consulta y medicación se evita el calvario que vivió toda mujer madura de las generaciones precedentes y pasa a redimirla del influjo de apreciaciones culturales actuales.

 

Se enfatiza aquí que un tercio de nuestras vidas estamos en menopausia, época en que la mujer ha alcanzado la suficiente madurez, que le permite moverse activa e independientemente en el campo que labora, con propiedad, entendimiento y capacidad porque tiene menos tensión, ya que ha cesado en la gran mayoría la época de la crianza de sus hijos, es justamente la época en que viene  el disfrute verdadero con su pareja y el real bienestar de la familia.

 

La mujer es un ser especial, así lo manifiestan poetas, filósofos, enamorados, esposos, padres e hijos. En la mujer se conjugan los sentimientos, los valores y una visión especial del mundo. En ella interactúan los ciclos hormonales, la diferenciación cerebral, el temperamento y las influencias culturales para poder emplear las alas que le permiten volar hacia el infinito del deseo y la imaginación.

 

El competir por el rol con el hombre trae consecuencias funestas para su salud, hemos visto cómo entre 1935 y 1965 la mujer ha incrementado el consumo de alcohol y cigarrillo, del 18% al 34% respectivamente, y con él ha aumentado la incidencia del cáncer bronco-pulmonar, así mismo se ha aumentado la incidencia de accidentes cerebro- vasculares e infarto de miocardio.

 

En Colombia el DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas) fue creado en 1951. Tiene el registro de la esperanza de vida desde 1953 a 1983, siendo en hombres de 48.98 años y en mujeres 52.34. Desde 1983 a 1995 la esperanza de vida en hombres era de 64.30 años y en mujeres de 63.34. En el último estudio prospectivo del 2000 al 2005 encontramos en el hombre 70.95 años, en las mujeres 77.10 años; para un promedio de vida hombre- mujer de 73.95 años. Esta es nuestra esperanza de vida al nacer en años en la última publicación del DANE.

 

Como nos podemos dar cuenta, el promedio de la esperanza de vida ha mejorado para ambos géneros y es equiparable desde un comienzo. Esto se debe al gran aporte de los científicos, investigadores, industrias que trabajan arduamente día a día para conseguir para el ser humano una mejor calidad de vida.

 

El Estudio de Hohmann en 1989, puso de manifiesto que las mujeres consultan al médico por sus síntomas depresivos de carencias más que el hombre; por lo tanto la prescripción de antidepresivos y psicotrópicos es mayor para la mujer que para el hombre.

 

Si la mujer es singular en su existir y en su misión, también lo es en el consultorio médico. Sus quejas somáticas y sus emociones están bajo el influjo de su forma especial de ser que requieren de un médico dispuesto a valorarlas en su verdadera dimensión, dejando a un lado las concepciones simplistas de machismo o feminismo.

 

Como todos sabemos, el desarrollo del género humano es un proceso complejo, que se inicia durante la fertilización, seguido por la diferenciación gonadal y finalmente la manifestación durante la pubertad del fenotipo masculino o femenino definitivo. Todo esto es basado en el mecanismo de acción de las hormonas, diferentes para cada género.

 

El precursor básico para la síntesis de los esteroides sexuales es el colesterol y todas las hormonas esteroideas tienen una estructura básica similar; la molécula del ciclopentanoperhidrofenantreno que se divide en tres grupos.

 

1. Serie de los 21 carbonos
progestágenos________núcleo Pregnano

2. Serie de los 19 carbonos
andrógenos__________núcleo Androstano

3. Serie de los 18 carbonos
estrógenos
_____________núcleo - estrano

 

El ovario tiene capacidad para producir estrógenos, andrógenos y progestágenos, en tanto el testículo tiene capacidad para producir andrógenos que pueden actuar en tres formas diferentes:

 

a) por la conversión de la testosterona a DHT
b) por acción de la testosterona misma
c) por aromatización a estradiol

 

Todas y cada una de las etapas por las que pasa la mujer en su período de desarrollo y maduración de su eje hipofiso _ gonadal, marca etapas fundamentales en su vida y de acuerdo como se desenvuelva en su entorno psico afectivo - social - cultural, así será la superación de estos eventos en su futuro.

 

Así es que de manera eficaz tenemos que lograr en estos momentos, con el esfuerzo de todos y para el próximo siglo que se avecina, que realmente exista un buen momento para todas las mujeres, cuando le llegue la menopausia, etapa que ocurre en el ciclo vital de la mujer y que Erikson llamó la adultez madura.

 

La creación de esta nueva clínica de Menopausia ha abierto un horizonte espléndido para la vida de la mujer, ya que como nueva disciplina es cada vez más excitante la labor de parte de la ciencia para abarcar todos los órganos del género femenino; motivo por el cual están involucradas todas las disciplinas Ginecología, Radiología, Psiquiatría, Ortopedia, Reumatología, Endocrinología, Neurología, Urología, Psicología, Oncología, Anestesia, Patología. Tantas disciplinas juntas cuyo único y fundamental objetivo es brindar lo mejor para cada una de las mujeres del universo entero.

 

Estamos seguros que la revolución de estudios científicos y de la producción de la industria farmacéutica estará cada día más acorde para las próximas generaciones.

 

Es mi deseo, finalizar mi escrito con las palabras de Ruth Ross.

 

"Esta es una nueva era _ la era de la mujer que prospera. Cada día rompemos más barreras de roles y nos permitimos pensar inde pendientemente acerca de quiénes somos y qué significa para nosotras el éxito... Prosperidad significa experimentar el equilibrio en la vida, lograr lo que deseamos a nivel mental, físico, emocional, espiritual y financiero. La Prosperidad es el resultado natural de abrir la mente a nuestras imaginaciones creativas y estar dispuestas a actuar con base en nuestras ideas".

 

Mis votos porque el nuevo Siglo traiga Salud, Bienestar y que podamos ser capaces de descifrar realmente lo que conjuga la palabra Amor.

 

Referencias

 

1. Téllez J, Gaviria S, Burgos de TC. Afrodita y Esculapio, Editorial Nuevo Milenio 1ª Ed. 1999.

2. Barón G. Fundamentos de Endocrinología Ginecológica, Editorial Contacto Gráfico LTDA. 1998.

3. Aguirre W, Jervis R. Menopausia y Osteoporosis, V&O Gráficas. 1999.

4. La Russo C. Un Tesoro de Sabiduría Femenina, Editorial Norma. 1998.  

 

 

 Haga su consulta por tema

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |