|Sunday, November 23, 2014

Suplementos de Calcio en Menopausia y Climaterio ¿Cual Usar?  

Clara Ruth Vargas*

Durante la menopausia y el climaterio, el metabolismo del Calcio se ve afectado por la disminución en la producción y en los niveles de estrógenos lo que conlleva a cambios en la remoción de Calcio de los huesos haciendo que el calcio se pierda con más rapidez de lo que se reemplaza. De hecho se ha demostrado que durante el climaterio, en ausencia de estrógenos aumenta
la sensibilidad ósea hacia el efecto de la PTH lo que provoca aumento en la resorción ósea e hipercalcemia.

Entre la cuarta y quinta décadas de la vida, la modificación del equilibrio del calcio, hace que la masa esquelética disminuya paralelamente con el aumento de la edad a un ritmo de aproximadamente de 0.7% año de la masa total.

Otro problema de las mujeres post menopáusicas es la producción reducida de vitamina D y de sus metabolitos, lo cual a su vez disminuye la eficiencia con la que el Calcio de la dieta se absorbe en el intestino. Así mismo, ciertos medicamentos como los antiácidos de Aluminio, glucocorticoides, diuréticos, tetraciclinas e isoniazida intervienen en la absorción del mineral. Lo anterior unido a elementos dietarios como una baja ingesta y la presencia de factores que limitan la absorción del calcio puede conllevar a osteoporosis.

Por todo esto, la ingesta de Calcio en esta etapa de la vida debe incrementarse. Las recomendaciones oscilan entre 1500 y 2000 mg diarios. Existen múltiples pruebas de que es posible prevenir la pérdida de hueso de las mujeres post menopáusicas, mediante la administración de suplementos de Calcio. Sin embargo, es bien claro que la suplementación de calcio debe acompañarse de una terapia de reemplazo hormonal y un programa controlado de Actividad Física. Estudios del balance de Calcio han demostrado que en la mujer postmenopáusica sin tratamiento estrogénico, no es posible alcanzar un balance positivo incluso un balance neutro de calcio únicamente con la ingestión de suplementos.

Un estudio realizado por Dawson-Hugues B y Harris S terminado a finales de 1997 en el que se incluyeron 176 hombres y 213 mujeres que recibieron diariamente un placebo o bien 500 mg de calcio más 700 UI de colecalciferol, analizados durante tres años, mostró que las personas tratadas con suplementos experimentaron medio de la densidad mineral ósea del 0.30%, mientras que en las tratadas con placebo se registró una disminución del 1.04%. El efecto fue ligeramente menos intenso en los hombres que en las mujeres. Un 5.9% de los sujetos tratados con el suplemento de Calcio y vitamina D experimentaron fracturas no vertebrales, frente a un 12.9% de los tratados con placebo. Por otro lado, existen datos clínicos que muestran que la suplementación combinada de calcio y vitamina D entre mujeres mayores de 60 años reducen la incidencia de fracturas**.

La FDA (Food and Drug Administration) define los suplementos nutritivos como sustancias que son necesarias para los procesos nutricionales y metabólicos del organismo. Teniendo en cuenta esta definición se encuentra que hay gran cantidad de suplementos de Calcio que suministran el calcio libre o combinado con otros nutrientes.

Dentro de los suplementos de calcio más empleados se encuentran el carbonato de Calcio, el Fosfato de Calcio, el Lactato de Calcio, el Gluconato de Calcio, el Citrato de Calcio, el glicerofosfato de Calcio, el Oxido de Calcio, el Pantotenato de Calcio, el Pirofosfato de Calcio y el Sulfato de Calcio.

Es necesario tener en cuenta que la excreción urinaria de Calcio, está más influida por la absorción de Calcio intestinal que por la cantidad ingerida en la dieta. Cuanto más eficaz sea la absorción intestinal de Calcio, mayor será el cambio absoluto en el Calcio urinario para una determinada ingesta.

El aporte de Calcio elemental de cada suplemento es variable: el Carbonato de Calcio aporta 40% de Calcio elemental, el Fosfato 23.3%, el Lactato 13% y el Gluconato 9%. Los preparados de Caseinato de Calcio, aportan aproximadamente 120 mg por cada 10g (una cucharada).

Debido a que el Calcio requiere un medio ácido para absorberse, en personas con secreción de ácido baja, el Calcio puede absorberse mejor si se ingiere con las comidas o después de ellas que en ayuno. El 40% de las personas de edad avanzada no tienen ácido cuando el estómago está vacío y el 10% presentan aclorhidria. En este grupo de personas pueden absorberse con
mayor eficacia el Citrato de Calcio y el Malato Citrato de Calcio.

Una causa frecuente del déficit de Calcio en la dieta de mujeres postmenopáusicas es el bajo consumo de productos lácteos por intolerancia a la lactosa. Por otro lado, las dietas que son deficitarias en Calcio también suelen serlo en vitamina D, ya que la frente dietética de estos nutrientes son prácticamente las mismas. En respuesta a ello, se han empleado preparados libres de lactosa y productos que contienen la enzima lactasa para favorecer la absorción (en promedio aportan 240 mg de Calcio por porción).

Otra forma de asegurar un aporte adecuado de Calcio, es a través de leches y productos fortificados con el mineral, un ejemplo de ello son las leches altas en Calcio que aportan 510 mg y 52. 5 UI de vitamina D3.

Finalmente, otra modalidad terapéutica es el uso de la Hormona Calcitonina, una hormona que inhibe la resorción ósea al bloquear los efectos estimulantes de la PTH. Es posible que el deterioro de la producción de esta hormona contribuya a la pérdida ósea relacionada con la edad, y la terapéutica con la hormona disminuya el índice de pérdida ósea en mujeres osteoporóticas.

Cualquiera que sea el medio por el cual se suplan las necesidades de Calcio, debe tenerse en cuenta que no sobrepase las cantidades recomendadas, por lo que deben sumarse el aporte dietario y el aporte por suplementos y/o alimentos fortificados. Esto es de gran importancia, ya que se han encontrado efectos adversos con dosis superiores a 4.000 mg diarios. Dichos efectos incluyen: cálculos en vías urinarias en personas susceptibles, hipercalcemia y síndromes alcalinos. Adicionalmente, algunas pruebas indican que los suplementos de Calcio pueden reducir de 40 a 45% la absorción de Hierro no Hem, pero no se conoce su importancia clínica. También se puede presentar estreñimiento, sobre todo con suplementos de Carbonato de Calcio, lo que puede remediarse dividiendo una dosis única en varias dosis diarias o cambiando el suplemento por Citrato de Calcio, Gluconato, etc.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Leave a Reply

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*

Current ye@r *