REVISTA DE MENOPAUSIA

 

El promedio de la densidad mineral ósea (DMO) en gr/cm2 medida el densitómetro de energía dual de RX, tanto en columna lumbar como en cuello femoral, muestra que un 70% de las pacientes se encuentra dentro del promedio normal, que un 15% se encuentra 1 DS tanto por encima (hiperdensimétricas) como por debajo (osteopenicas) y tan sólo un 1% osteoporosis. Gráfico 1 y 2.  Estos valores no están de acuerdo con los reportados por otros investigadores donde se encuentran cifras del 20-23% de osteopenia.

+1 DE I
-1 DE I
PROMEDIO
% P. ÓSEA
1.23
0.9
1.08
2.4
1.26
0.9
1.08
REF.
1.19
0.87
1.03
-5.6
1.13
0.79
0.96
-10.4
1.07
0.74
0.91
-15.1
1.12
0.73
0.93
-11.2
1.06
0.47
0.77
-15.9

GRUPO DE EDAD

Gráfica 1.  DMO de columna por grupos de edad.

Al calcular la pérdida DMO por grupos de edad y teniendo en cuenta que los valores de referencia más altos para este grupo estuvo entre los 45-49 años, se aprecia en columna un valor + 2.4% (40-44 años), después de los 50 una neta disminución de -5.6% (50-54 años), -10.4% (55-59 años), -15.1 (60-64 años), -11.2 (65 - 69 años) y -15.9% (70-74 años) con moderada estabilidad entre los 60 y 70 años.  Para cuello femoral la pérdida guarda las mismas proporciones pero más marcada después de los 70 años en relación con columna.  Valor + 21% (40-44 años), -4.8% (50-54 años), -10.6% (55-59 años), -14.5% (60-64 años), -15.4% (65 - 69 años) y -29.8% (70-74 años).

+1 DE I
-1 DE I
PROMEDIO
% P. ÓSEA
1.02
0.76
0.894
2
1.04
0.73
1.887
REF.
0.99
0.72
0.855
-4.8
0.94
0.67
0.811
-10.6
0.89
0.63
0.763
-14.5
0.88
0.65
0.766
-15.4
0.73
0.5
0.623
-29.8

GRUPO DE EDAD

Gráfica 2. DMO en fémur por grupos de edad.

Al calcular el coeficiente de correlación de pérdida de densidad ósea por promedio de edad y grupo quinquenal muestra que es r=-0.2 Tabla 2. El promedio por edad es de 54.8 años, con un coeficiente de correlación en columna de r=0.33.  Por grupo quinquenal el promedio de edad fue de 52.8 años, con un coeficiente en columna de r= -0.33 y fémur r: 0.32.

Tabla 2. Coeficiente de correlación por promedio de edad y grupo quinquenal.

  X EDAD X GRUPO QUINQUENAL
Edad
Columna
Fémur
54.8
r=-0.34
r=-0.33
52.8
r=-0.33
r=-0.32

Al comparar el grupo de edad por debajo de 40 años (Premoneopáusicas) con las mayores de 50 años, tanto el (DMO) en columna como en fémur, se aprecia que la densidad mineral ósea es mayor tanto en columna (1.081 gr/cm2) en la premenopausia frente a la disminución en columna (0.970 gr/cm2) y cuello femoral (0.808) con diferencias estadísticamente significativa (p<001), Tabla 3.

Tabla 3. Comparación entre pacientes Pre y Postmenopáusicas
DMO en Columna y T. Wards.

  Pre menopáusicas (n=1450) Post menopáusicas (n=519) Valor p
Columna
T. Wards
1.081 (0.173)
0.887 (0.145)
0.970 (0.175)
0.808 (0.136)
0.0001
0.0001

DISCUSIÓN

Diferentes  técnicas se han utilizado para medir la pérdida ósea.  En el pasado la Rx simple Ap y Lateral fueron útiles en la medida en que informaban cuando la lesión ósea era mayor del 30%.  Actualmente se dispone de la absorsiometría de fotón simple o dual de RX y de la tomografía computarizada.  La ventaja de fotón simple es que mide la cortical del radio e indirectamente con la masa cortical del esqueleto.  La absorsiometría de fotón dual precisa en un 50% la masa trabecular de columna y fémur.  La energía dual de RX provee igual información pero con menos radiación.  El RAC permite evaluar la parte trabecular a nivel vertebral37.  El valor de estas mediciones está centrada en poder calcular el riesgo de fractura y evaluar la respuesta al tratamiento.

Aprovechando esta tecnología de la densitometría de energía dual de RX (DEXA) fue utilizada para medir la densidad ósea mineral (DMO) en un grupo de mujeres climatéricas de la ciudad de Santa Fe de Bogotá, que fueron remitidas para esta evaluación de diferentes instituciones como el Instituto Materno Infantil, medicina prepagada y medicina particular.  El grupo por lo tanto no presenta una muestra representativa aleatorizada como era nuestro deseo, por lo tanto los datos antes mencionados simplemente son una aproximación del estado óseo en una población que consulta por diferentes causas durante la menopausia.  Al haberse obtenido estos datos por un mismo examinador y un mismo equipo con un estándar predifinido, da confiabilidad a los hallazgos obtenidos.

De los factores de riesgo descritos inicialmente, sólo se tuvo en cuenta en esta primera descripción, el índice de Masa Corporal, excluyéndose aquel grupo que ingería alguna medicación hormonal (terapia hormonal de sustitución, corticoides) en el momento del examen.  El grupo en estudio muestra que se encuentra dentro de los límites de normalidad, (IMCX=23) contradiciendo en parte de lo descrito por otros autores que describen un aumento de peso después de la menopausia14-15.

La densidad mineral ósea encontrada para este grupo poblacional fue sorprendente, primero porque no teníamos datos en Colombia (promedio de normalidad del 70%, ostopenia del 15%) y segundo los informes extranjeros muestran tasas de osteoporosis entre el 20-23% en mujeres postmenopáusicas38.  Es posible que condiciones ambientales como la zona tórrida, el tener la posibilidad de sol durante todo el año, la ingesta de lácteos en una zona como la sabana de Bogotá pudieran ser factores para que ese grupo mantenga una buena concentración de calcio en esta época de su vida (70%).  Sólo estudios orientados a buscar estos factores epidemiológicos y en grupo al azar pueden dar o no la razón a estas apreciaciones.

Llama la atención que la pérdida mineral ósea por año y por grupo de edad después de los 50-74 años fue de (5.6% a -15.9%) superior a la reportada en un estudio europeo39, en mujeres finlandesas de 50-70 años que fue de -1.8% a -20.4% por año.  A nivel femoral fue lo contrario, para las bogotanas de (-2.6% a -29.8%) y las finlandesas 19% a -32% por año.  Esta información preliminar plantea factores genéticos, ambientales, ocupacionales que se deben investigar en cada una de las zonas del país, porque deben existir diferencias dado el clima y las costumbres nacionales.

En este estudio multicéntrico en 717 mujeres sanas en Finlandia donde la DMO también fue medido por energía dual de rayos X (DEXA), y al comparar los resultados a nivel de columna y cuello femoral entre el grupo de mujeres pre y postmenopáusicas se encontró que las mediciones en Columna de las premenopáusicas y postmenopáusicas bogotanas (1.081 gr/cm2)  están por debajo de las finlandesas (1.165 gr/cm2 -1.075 gr/cm2) con diferencias significativas, que por alguna razón el grupo de mujeres bogotanas llegan con menor densidad ósea a la menopausia.  Curiosamente en Cuello femoral la concentración en gm/ cm2 es mayor en las bogotanas tanto pre como postmenopáusicas (0.887 gr/cm2 - 0.0808 gr/cm2) frente a las Finlandesas (0.843 gr/cm2 - 0.783 gr/cm) con diferencias estadísticamente significativas Tabla 4 No tenemos explicación para este fenómeno y sólo se puede proponer un programa de profilaxis durante la adolescencia con una buena ingesta de calcio con el fin de que nuestras mujeres puedan llegar con una buena masa ósea y un programa de ejercicio regular desde la infancia orientadora fortalecer la columna vertebral.

Por otra parte comparamos los promedios DMO por grupos de edad tanto en columna como en fémur con idénticos resultados y diferencias estadísticamente significativas entre estos dos grupos.  Tabla 4.

Tabla 4. Comparación pre vs postmenopáusicas Finlandesas vs Bogotanas

  PREMENOPÁUSICAS (n) POSTMENOPÁUSICAS (n) VALOR P
COLUMNA
Bogotanas
Finlandesas

T. DE WARDS
Bogotanas
Finlandesas

1.081 (0.173)
1.165 (0.119)
p<0.0001

0.887 (0.145)
0.843 (0.141)
p<0.0001

519
456
0.970 (0.175)
1.075 (0.147
p<0.0001

0.808 (0.136)
0.783 (0.145)
p<0.006

1452
261

1450

0.0001
0.0001

0.0001
0.0001

Gráficos 3 y 4 Comparativo Fémur y columna Finlandia vs Bogotanas.


(*)Fuente: Osteoprosis International (1992) 2: 135-140

Gráfica 3. Gráfico comparativo DMO columna finlandesas (*) y Bogotanas.

Es posible que estas cifras pongan de presente que diferentes factores genéticos, ambientales, dietéticos y posturales expliquen estas diferencias.  Se abre el camino para conocer cual es el comportamiento del hueso en nuestro medio y a nivel de las diferentes ciudades del país, y desarrollar una campaña preventiva para mejorar la calidad de hueso de nuestras mujeres y de por si evitar el riesgo de fractura como complicaciones de la osteoporosis.


(*)Fuente: Osteoprosis International (1992) 2: 135-140. (**) T. Wards

Gráfica 4. Gráfico comparativo DMO Fémur (**) Finlandesas (*) y Bogotanas

 

 

 Haga su consulta por tema

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |