REVISTA DE GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA 

 

LOS GEMELOS COSME Y DAMIÁN, 
MÉDICOS ÁRABES, PATRONOS DE LA
MEDICINA

Dos hermanos gemelos de origen árabe, llamados Cosme y Damián ,quienes vivieron en el siglo III dJC, médicos de la Escuela de Pérgamo, combinaban el ejercicio gratuito de la medicina con la predicación del Evangelio, principalmente en el puerto marítimo de Aegea, hoy Ayas(Ajass) en el golfo de Iskanderum en Cilicia, Asia menor. Atendían de manera gratuita a los pobres por lo cual fueron llamados "anargyroi" (sin dinero) o "los no cobradores". Este gesto les hizo ganar mucha confianza y agradecimiento en la población.

Figura 2

Los santos
Cosme
y Damián

Cayo Valerio Dioclesiano (245-313), emperador romano conocido por su persecución a los cristianos, hizo que su gobierno fuera conocido como "la era de los mártires". Como parte de esa campaña, particularmente feroz en el oriente, Lisias, gobernador de Cilicia apresó a Cosme y Damián junto con sus hermanos Anthimius, Leontius y Euprepius. Fueron torturados de diversas maneras hasta que murieron decapitados. La ejecución tuvo lugar el 27 de Septiembre del año 287 (algunos autores mencionan el año 286 y 3036), por lo cual fueron reconocidos como mártires de la iglesia católica. Tiempo después se crearon fábulas alrededor de su muerte como aquella de que fueron mandados a quemar pero las llamas no los tocaron y a cambio quemaron a sus verdugos. Pero la más conocida a través de la historia ha sido la de la pierna transplantada. Según reza la leyenda, los dos santos le amputaron la pierna llena de llagas a un hombre mientras dormía y se la sustituyeron por la de otro de raza negra que había fallecido recientemente. El enfermo despertó y pudo volver a caminar sin sentir dolor. Este episodio trascendió el paso de los siglos por la tradición oral y escrita. Está narrado en la "leyenda áurea", cuyo autor fue Jacobo de Vorágine en el siglo XIII y aparece en múltiples cuadros como el de Fernando del Rincón y el de Ambrosius Franken, pintados 13 siglos después de la muerte de estos dos hermanos6.

Muchos enfermos se curaban al ir a orar junto a sus tumbas por lo cual la fama de estos médicos fue creciendo de boca en boca por todo el oriente. Los restos de estos gemelos fueron llevados a Cyrus en Siria, donde el emperador Justiniano (527-565) se vió favorecido al curarse de una enfermedad gracias a la fe en Cosme y Damián. En gratitud reconstruyó y adornó la iglesia de Constantinopla en Turquía que se convirtió en lugar de peregrinaje. Por la misma época el Papa Felix IV (526-530) construyó una iglesia con hermosos mosaicos en Roma para guardar

tributo a este par de santos. El atrio de la basílica de San Pedro en Roma también está dedicado a su nombre luego de la curación milagrosa de un peregrino que estuvo orando varios días en este sitio a los santos gemelos.

Por su vida ejemplar y por sus milagros se los elevó a la categoría de patronos de la Medicina y de la Farmacia. En algunas épocas han sido considerados patronos también de las parteras y de los encargados de los baños6. Se han construido iglesias y hospitales en su nombre en varias ciudades del mundo. La iglesia católica celebra el día de estos santos el 26 de Septiembre de cada año. La iglesia griega celebra fiestas en su honor el 1° de octubre, el 17 de octubre y el 1° de noviembre7-8.

4- LOS GEMELOS EN DE LOS CAMPOS
DE CONCENTRACIÓN NAZIS, OBJETO 
DE CRUELES INVESTIGACIONES Y TORTURAS

Cuando comenzó la II Guerra Mundial en septiembre de 1939, el ejército alemán ocupó la mitad occidental de Polonia, con lo que casi dos millones de judíos polacos cayeron bajo la esfera de su poder. Se les obligó a trasladarse a guetos rodeados por muros y alambradas que en poco tiempo se convirtieron en campos de concentración. Con las sucesivas invasiones a países vecinos se crearon los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau, Bergen-Belsen, Buchenwald, Dachau, Trevlinka, etc., en territorios alemán, polaco y soviético. A estos pequeños territorios demarcados por alambradas fueron

llevados millones de prisioneros de los países europeos ocupados (judíos, partisanos, prisioneros soviéticos de guerra o trabajadores extranjeros). Durante esta lúgubre época de la historia de la humanidad no hubo protesta por parte de los grupos religiosos, políticos ni humanitarios del mundo.

Cuando Adolf Hitler fue elegido jefe del Partido Nacional Socialista, del cual se autoproclamó Führer (jefe), estaban en pleno furor entre la comunidad científica las teorías sobre la pureza hereditaria, la eutanasia, la esterilización de los indeseables y la manera de mantener la superioridad racial mediante la práctica de la Eugenesia. Como respuesta al nacimiento de esta disciplina que buscaba la mejoría de la raza, se había creado en Frankfurt el Instituto de Herencia Biológica e Higiene Racial, dirigido por el doctor Ottmar von Verschuer quien principalmente experimentaba con gemelos. Uno de los alumnos de la escuela era el médico Joseph Mengele quien recientemente se había unido al Partido Nazi.

Una vez Mengele fue aceptado en las Schutz-Staffel o SS, "unidades defensivas" creadas por Hitler para vigilar y controlar el Partido Nacional-Socialista, solicitó su traslado a los campos de concentración donde encontraría facilidades para continuar sus investigaciones. Así llegó a Auschwitz-Birkenau, un campo de concentración ubicado al sudeste de Polonia cerca de la ciudad de Cracovia donde instaló un centro de experimentación desde 1943. Obtuvo total autorización y libertad de hacer lo que quisiera con los prisioneros puesto que allí se les negaba cualquier valor social. A unos los mandaba fusilar, a otros los enviaba a las cámaras del gas "Zyklon B" (para poder matar con sólo un cuarto de litro, a dos mil personas y a un costo mínimo), y a otros los dejaba en calidad de conejillos de indias. Junto con Rascher, Kahler, Koenig, Scherpe, Klauber, Schumann, Kremer, Hirt, Bracht, Plotner, Schitz y otros 170 médicos, hicieron todo tipo de ensayos macabros con gemelos, sordos, enanos, gigantes, personas muy velludas, enfermos, etc.

Puesto que uno de los principales objetivos de Hitler era obtener la pureza de la raza nórdica aria, los sujetos sometidos a mayor número de pruebas fueron los "zwillingen" (gemelos) a quienes realizaba macabras pruebas como animales de laboratorio. Con la asesoría de su consejero y amigo, el profesor Otmar Freiherr von Verscheur, con quien mantenía correspondencia en su nuevo instituto de genética en Berlín, Mengele realizó numerosos experimentos sin la menor consideración con aquellos seres humanos, lejos del método y disciplina de quien busca un resultado predecible soportado por un protocolo científico.

Gemelos en experimentación
(Foto del archivo personal de Mengele)

Figura 3

Se les tomaban biopsias sin anestesia de diferentes vísceras antes y después de someterlos a pruebas con agentes físicos , químicos y psicológicos, les extirpaba órganos o extremidades, los castraba o les realizaba cirugías para cambio de sexo. Como estaba fascinado por los ojos azules, constantemente les hacía inyección de colorantes en la cámara anterior de los gemelos que tenían el iris de color diferente. El interés de Mengele en el genotipo humano rubio de ojos azules es curioso, pues ni él ni sus superiores respondían a esa descripción.

En poco tiempo la experimentación degeneró en simples variedades de tortura y probablemente de diversión macabra. Hacía transfusiones de sangre entre diferentes gemelos, les inyectaba en las venas diferentes gérmenes letales, o fenoles, cloroformo, nafta, insecticidas, etc. A unos jóvenes les extirpaba las venas de las extremidades. Supervisó una cirugía en la que dos gemelos fueron suturados para crear siameses. Eran frecuentes las cirugías en la columna vertebral y las vivisecciones (autopsias en personas vivas y concientes) sin anestesia. Obviamente, casi nadie sobrevivía a la cirugía o a las secuelas de la misma.

Cada vez que hacía una nueva prueba y quería evaluar sus efectos, inyectaba cloroformo en el corazón de ambos gemelos para asegurarse que morían al tiempo. Luego les hacía autopsia para ver las repercusiones sobre los órganos del sujeto afectado en comparación con los órganos de su hermano tomado como control. De esta forma, las ideas desquiciadas de Mengele cobraron hasta sesenta víctimas diarias. Se le conoció como el "Ángel de la Muerte". De los 3.000 gemelos que pasaron por Auschwitz-Birkenau solo sobrevivieron 200 al momento en que recibiera la orden de suspender los experimentos el

26 de noviembre de 1944 debido al avance del ejército rojo de Rusia que tomaría posesión de este territorio.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial los nazis habían exterminado unos 6´000.000 de personas entre judíos, eslavos, gitanos, gemelos, homosexuales, testigos de Jehová, comunistas y otros "grupos indeseables". Se habían combinado toda clase de formas de muerte, incluidas las secuelas inmediatas o tardías como consecuencia de los experimentos con golpes, gases tóxicos, inanición, trabajo forzado, descompresión súbita, congelamiento, descongelamiento, extrañas cirugías, pruebas sobre nuevas formas de tortura, inyección de agentes biológicos, hambre prolongada, etc.

En la post-guerra Josef Mengele se ocultó como labriego campesino con otra identidad hasta 1949 cuando huyó a Italia y de allí se trasladó a Buenos Aires protegido por ODESSA, una organización para antiguos oficiales de la SS. De Argentina pasó a Paraguay (1959). En Mayo de 1960 agentes isrelíes secuestraron a Adolf Eichmann en Buenos aires y lo llevaron a Israel donde fue juzgado como criminal de guerra. Este acontecimiento más el anuncio del primer ministro David Ben-Gurion en el parlamento israelí sobre la persecución contra Mengele, lo obligaron a huir hacia Brasil (1961?) donde vivió bajo el pseudónimo de Wolfgang Gërhard hasta 1979 cuando murió ahogado en el mar de Sao Pablo por un infarto del miocardio. De su muerte solo conoció el mundo en 1985 cuando fue exhumado para comprobar su identidad mediante pruebas genéticas con sangre de su hijo Rolf. Había sido condenado en ausencia como criminal de guerra en 1945 en el proceso de Nüremberg que se instaló al terminar la segunda guerra mundial. De la crueldad de estos experimentos con seres humanos inermes nacieron el Código de Nüremberg y la Declaración de Helsinki (Asociación Médica Mundial, Finlandia 1964 y Tokio 1975) que a su vez sirvieron de plataforma para la reglamentación de la investigación clínica en todos los países del mundo9-12.

5- LA REDUCCIÓN FETAL

Es muy difícil evitar la comparación entre los experimentos nazis con el actual método de la reducción fetal, empleada en varias partes del mundo, que consiste en eliminar uno o más gemelos en casos de embarazo múltiple13, mediante la aspiración temprana de los tejidos embrionarios14, la inyección intracardiaca de cloruro de potasio, la electrocoagulación mono y bipolar del cordón umbilical15-16, embolización del cordón con sustancias esclerosantes,

Sobrevivientes
Eva y Miriam Mozes nacieron en Rumania, 1934
Prisioneras en Auschwitz a los 10 años de edad.

Figura 4

coagulación del cordón o de la aorta con Nd:YAG laser, endoligadura del cordón por fetoscopia16 etc. Estas diferentes técnicas de feticidio, que fueron ideadas para casos seleccionados de embriones severamente enfermos que afectaban la supervivencia de su o de sus gemelos17, han degenerado en la eliminación de embriones sanos por el solo motivo de ser embarazos con dos fetos bajo la excusa de mejorar la calidad de vida del sobreviviente13-14, 18-19. Varios investigadores sin embargo han puesto en duda los beneficios de esta forma de eutanasia fetal pues no ha reducido la necesidad de hospitalización en la unidad de cuidado intensivo neonatal ni ha bajado la mortalidad perinatal para los gemelos a los cuales se les permite llegar al parto20-21. Otro aspecto a considerar con estas prácticas es el riesgo de muerte para el o los fetos no intervenidos, que llega al 50% como consecuencia de lesiones vasculares, ruptura de membranas15, abruptio placentae15, aborto del feto remanente22, trabajo de parto pretérmino17, etc. Así pues la justificación para la reducción está circunscrita cada vez más a factores de índole económico o de simples preferencias para la pareja de padres.