REVISTA DE GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA 

 

Los gemelos, una curiosidad histórica


Miguel Ángel Alarcón Nivia 1
1 Ginecólogo-Obstetra. Profesor asociado de la Universidad Industrial de Santander. Miembro de la Academia de Historia de Santander.

RESUMEN

Se hace un resumen de las creencias religiosas y mitológicas en las culturas africanas y greco-romanas. Se describen las diferentes formas de experimentación cruel con los gemelos en los campos de concentración nazis, se menciona el moderno feticidio en embarazos múltiples, se hace mención a los más famosos siameses, y se destaca la importancia de los gemelos en las culturas indígenas americanas.

PALABRAS CLAVES: gemelos, Cástor y Pólux, Rómulo y Remo, Cosme y Damián, nazis, reducción de fetos múltiples, siameses, U´Was.

 

SUMMARY

This is a summary of religiosus and mytologic believes betwen african indigenous and ancient greco-romain people. This paper describe some cruel experiments over jewish twins at concentration camps and the modern feticide in multiple gestation. It mentions the importance of twins at native cultures of Central and South-America.

KEY WORDS: twins, Castor & Polux, Romulo & Remo, Cosme & Damian, nazi camps, pregnancy reduction, siamese, U´Was

 

INTRODUCCIÓN

A lo largo de la historia de la humanidad los gemelos no han pasado inadvertidos. Han sido objeto de curiosidad, de fascinación y de rechazo por algunas culturas. Su nacimiento era considerado de buena suerte entre unas tribus pero en otras era percibido como una maldición. Este artículo recrea a los lectores sobre episodios de la mitología y de la historia que muestran su participación desde la creación de la tierra y del hombre en las culturas africanas, su presencia en la mitología greco-romana. Se hace una nota biográfica de los gemelos más importantes de la historia y se describen algunos experimentos nazis de notoria crueldad en los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau en Polonia.

1. LA CREACIÓN DEL HOMBRE EN LA COSMOGONÍA AFRICANA

Entre los pueblos indígenas Mande y Yoruba, habitantes de Malí, región de la República de Guinea, y entre los Mande de Camerún, la creación del hombre hace parte del llamado "Mito del huevo cósmico", tan extendido en otras comunidades indígenas del mundo. Según los relatos mitológicos de esta cultura, la creación de la tierra, el sol y los hombres, fue el resultado de las relaciones incestuosas entre dos hermanos gemelos.

En los comienzos del hombre solo existía Mangala, el dios supremo, lleno de energía. Poseía los poderes de la materia, del tiempo y del espacio. Mangala guardó toda la energía en dos semillas

gemelas de diferente sexo que guardó en una matriz que tenía forma de huevo. Posteriormente guardó más semillas gemelas hasta completar 4 pares, de diferente sexo. Pasado el tiempo las semillas se convirtieron en peces; por ello el pescado es símbolo de fertilidad entre la cultura Mande. Mangala mantenía en perfecto estado sus semillas dentro de la matriz hasta que ocurrió una desgracia: uno de los peces fue víctima del "pemba" que era el caos, el desorden y la parte dañina de la creación. Este pez fue muy ambicioso y se convirtió en Pemba. Primero robó un pedazo de placenta y la arrojó fuera de la matriz, lo cual dio origen a la tierra, luego fertilizó a su hermano gemelo Farro de manera incestuosa. El Dios Mangala muy disgustado convirtió a Pemba en la oscuridad y la noche, a otro pez lo convirtió en el sol y la luz. Para compensar la falta de Pemba convirtió a Farro en el primer hombre y le dio el don de la palabra. A otros peces también los convirtió en hombres para que poblaran la tierra. Luego vino Sourakata, un dios de los cielos que trajo la primera lluvia y les enseñó a labrar la tierra. Los siameses son adorados como dioses en estas culturas indígenas africanas1.

1-1 CREACIÓN DE LA TIERRA ENTRE LA CULTURA DOGON

Al comienzo de los tiempos, Amma, el dios supremo que vivía en regiones celestiales, creó la tierra y la naturaleza. Para tener hijos se unió a la tierra como esposo pero el clítoris de la tierra no aceptó el pene masculino. Por tanto Amma tuvo que extirpar el clítoris de la tierra y así pudo tener a su hijo Ogo y a los gemelos Nommo para que poblaran la tierra. Ogo era infértil por lo cual no tenía pareja, por esto introdujo el desorden en el mundo al cometer incesto con su madre la tierra, acto que produjo la primera menstruación de ella; de esta sangre salieron los espíritus malos del mundo de las sombras Yeban y Andumbulu.

Amma regó el espacio con pedazos de tierra y creó las estrellas. Luego moldeó dos bolas de tierra, a una le puso una corona de cobre rojo y creó el sol, a otra le hizo una corona de cobre blanco y creó la luna. Los hombre negros nacieron bajo el sol, los hombres blancos bajo la luna (Thomas LV. Les Religions de L'áfrique noir, Paris ,1969)

2. LOS GEMELOS EN LA MITOLOGÍA GRECO-ROMANA

En la mitología hay muchos pares de gemelos pero se comentan aquí solamente los de mayor renombre: Zeus y Hera, Artemisa y Apolo, Cástor Pólux y a Rómulo y Remo.

2.1 ZEUS Y HERA

Hera y Zeus fueron hijos gemelos del Dios Cronos y de Rea. Desde muy jóvenes Zeus cortejó a su hermana sin éxito. Ella se compadeció del dios solamente cuando se disfrazó de cuco (una pequeña ave) que se arrastraba por el suelo y lo calentó cariñosamente en su seno. Allí él reasumió su verdadera forma y la violó, por lo que la vergüenza la obligó a casarse con él. Pasaron su noche de bodas en Samos y esa noche duró trecientos años. De los varios hijos de Zeus y Hera hubo dos gemelas llamadas Ares y Eris33. Los estudiosos de la mitología suponen que el significado de la noche de bodas de trecientos años fue el tiempo que se requirió para acostumbrar a la población a la monogamia.

2-2 ARTEMISA (O Diana) Y APOLO

El Dios supremo Zeus engendró a los gemelos Artemisa y Apolo con la mortal Leto (conocida en Italia como Latona). Pero la celosa Hera, esposa de Zeus, envió la serpiente Pitón para que persiguiera a la embarazada Leto y no le permitiera dar a luz en ningún lugar donde brillara el sol. Por esta razón Leto debió huir a Ortigia, cerca de la isla Delos y allí ocurrió el nacimiento de Artemisa. Esta pequeña diosa ayudó luego a atender a su madre el parto de Apolo que nació a los nueve días de Artemisa33. El tormento de los dolores de parto de su madre impresionaron a Diana quien prometió permanecer siempre virgen para no pasar por el mismo trance. Por eso fue llamada por Sófocles la virgen inviolada e inviolable. Se dedicó a la cacería y se convirtió en Diana la cazadora. Junto con Apolo mataron la serpiente Pitón en venganza por el daño a su madre. Defensora del pudor, mataba a quienes violaban a las ninfas o a quienes se aprovechaban de su poder para poseer a las jóvenes antes de su casamiento34.

2-3 LOS GEMELOS CÁSTOR Y PÓLUX EN LA ASTROLOGÍA

Cástor y Pólux en la mitología griega y romana fueron los hijos mellizos de Leda, mujer del rey espartano Tindareo. Eran hermanos de Clitemnestra, reina de Micenas, y de Helena de Troya. Aunque ambos eran conocidos como los Dióscuros, o Hijos de Zeus, en la mayor parte de las narraciones solo a Pólux se le considera inmortal, porque fue concebido por Zeus cuando este dios se había transformado en un cisne para seducir a Leda bajo engaño. Sin

embargo, se considera que Cástor, su hermano gemelo, era hijo mortal de Tindareo2. Ambos fueron venerados como deidades en el mundo romano y se los consideraba protectores de marinos y guerreros. Vivieron justo antes de la guerra de Troya, y tomaron parte en muchos de los grandes hechos, incluidos la caza caledonia del jabalí, la expedición de los Argonautas y el rescate de su hermana Helena, llevada a cabo por el héroe griego Teseo. Los hermanos fueron inseparables en todas sus aventuras, y cuando Idas un ganadero, mató a Cástor por una disputa sobre sus bueyes, Pólux quedó desconsolado. En respuesta a sus plegarias en las que pedía la muerte para sí mismo o la inmortalidad para su hermano, Zeus los reunió, permitiéndoles estar siempre juntos al ser transformados en la constelación de Géminis, tercer signo del zodíaco, visible desde la tierra entre el 21 de mayo y el 21 de junio. Algunas de sus estrellas con nombre propio son Cástor, Pólux, Alhena, Alfa y Beta. Según los astrólogos el planeta Mercurio, nombre del mensajero de los dioses romanos, gobierna este signo y confiere una gran habilidad comunicativa y vivo ingenio a los que pertenecen a él3.

2-4 LOS GEMELOS RÓMULO Y REMO, Y LA FUNDACIÓN DE ROMA

Rómulo fue el fundador y primer rey de Roma en el año 753 antes de Cristo. Él y su hermano gemelo, Remo, eran hijos de Marte, dios de la guerra y de Rea Silvia, también llamada Ilia, una de las vírgenes vestales. Rea Silvia era hija de Numitor, rey de Alba Longa, depuesto por su hermano menor Amulio que había hecho a Rea Silvia sacerdotisa para que no tuviera hijos que le disputaran su trono; sin embargo allí fue fecundada por Marte. Después del nacimiento de los dos hijos de Rea Silvia, Amulio los arrojó en una cesta al río Tíber para evitar cualquier amenaza a su poder. Los gemelos, sin embargo, no se ahogaron; su llanto fue escuchado por una loba que los rescató y los llevó a la falda del monte Palatino, donde los amamantó por un tiempo. Allí los descubrió el pastor Fáustulo y los crió Aca Larentia, su esposa. Cuando alcanzaron la madurez, los hermanos destituyeron a Amulio y pusieron a su abuelo Numitor en el trono. Según una versión de la mitología romana, los hermanos decidieron entonces construir una ciudad; después de discutir sobre el lugar de emplazamiento, se decidieron por el monte Palatino. Rómulo construyó un muro pero Remo, para demostrar que era inadecuado, saltó despectivamente sobre él; Remo murió después en manos de Rómulo o de uno de sus compañeros, y éste se convirtió en el único soberano

Figura 1

de la ciudad. Dispuso un refugio sobre el monte Capitolino para los esclavos y homicidas fugitivos y consiguió esposas para éstos, raptando a las mujeres sabinas en un festival al que las había invitado. Después de una serie de guerras entre las sabinas y Rómulo, acabaron reconciliándose y éste fue su rey. De acuerdo con la leyenda, Rómulo fue llevado a los cielos por su padre, y se le rindió culto después como un dios con el nombre de Quirino.

Según otra versión de la mitología, los hermanos Rómulo y Remo recibieron la orden de los dioses de fundar una ciudad. Cada uno obedeció la orden de manera independiente: Rómulo inició la ciudad en el monte Palatino y Remo en el monte Aventino. Ambos preguntaron al pueblo a quien reconocían como fundador y rey. El pueblo escogió a Rómulo quien le dio el nombre a la naciente ciudad y la declaró fundada el 21 de Abril del año 753 aJC. Rómulo construyó un muro para proteger a Roma pero fue víctima de las burlas de Remo quien fácilmente saltó dentro de la zona aislada. Esto provocó la ira de Rómulo quien mató a su hermano gemelo con un punzón4-5.

3- LOS GEMELOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Menciona la Biblia en el libro del Génesis (Capítulo XXIV), que Abraham le encargó a uno de sus criados que saliera a buscar una mujer que no perteneciera a los cananeos, para desposarla con su hijo Isaac. El criado viajó muy lejos hasta la ciudad de Nacor donde se acercó a descansar con sus camellos a una fuente que era visitada por las hijas de los moradores que venían a sacar agua. Así fue como

pudo conocer a Rebeca (hija de Batuel Siro), "joven en extremo agraciada, doncella hermosísima y todavía virgen". Ella, muy cordial y amable le dio de beber a sus camellos y ante la solicitud de hospedaje respondió que su padre disponía de suficiente espacio. El criado explicó a la familia de Rebeca la misión que en nombre de Dios le había encargado Abraham. Fue así como Isaac, hijo de Abraham y de Sara, medio hermano de Ismael (hijo de Abraham y de Agar Egipcia, sierva de Sara), tomó por esposa a Rebeca "y la amó con mucho agrado".

El Señor oyó las plegarias de Isaac que le rogaba la virtud de concebir a Rebeca que era estéril. Cuando Isaac tenía 60 años y Rebeca 40, ella concibió dos gemelos que serían rivales y enemigos desde que se encontraban en el seno materno donde chocaban y luchaban entre sí. El que salió primero era rubio y fue llamado Esaú, el segundo nació sosteniendo el talón de su hermano y por eso se llamó Jacob. Muchos años después Jacob le solicitó a su hermano que le vendiera los derechos de la primogenitura por un plato de lentejas y un pedazo de pan.

Comentarios del autor: Los episodios aquí narrados dieron el nombre al actual "signo de Rebeca" que es la percepción de los movimientos del feto por parte de las mujeres gestantes.

Dos hermanos dieron comienzo a pueblos rivales: Isaac originó a la nación israelita e Ismael originó a la nación palestina, que mantienen una guerra fraticida por territorios que les son comunes.

La venta de la primogenitura por parte de Esaú originó la figura literaria del "lentejismo", que es cambiar algo grande por casi nada.