|Miércoles, octubre 22, 2014

Sedación en Endoscopia  

Fernando Garcia del Risco

Introducción

La endoscopia gastrointestinal con sedantes y analgésicos realizada por endoscopistas bien entrenados ha probado ser un procedimiento seguro (1-2). Pueden ocurrir complicaciones significativas como resultado de instrumentación, principalmente sangrado, perforación e infección con una frecuencia de 0,1% para la endoscopia alta y de 0,2% para la colonoscopia (2). El riesgo para los procedimientos terapéuticos, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) y endoscopia de urgencia, puede ser mucho mayor (3-5).

Los pacientes ancianos o con problemas médicos concomitantes tienen un riesgo mayor de complicaciones con la sedación. Estos pacientes requieren una monitorización estricta durante los procedimientos endoscópicos (6).

La utilización de equipos de monitorización del paciente no reemplaza una adecuada evaluación clínica previa al uso de sedantes y analgésicos (7).

Definiciones

SEDACION: es la reducción del nivel de conciencia inducida por medicamentos utilizados para facilitar la aceptación de los procedimientos endoscópicos. La sedación puede variar desde cambios mínimos o no visibles hasta la pérdida de conciencia y de los reflejos protectores (8).

ANALGESIA: es la reducción del dolor o de la percepción de estímulos nociceptivos inducido por el uso de medicamentos, especialmente opiáceos. Los analgésicos opiáceos son comúnmente utilizados en dosis bajas o moderadas para reducir la incomodidad sin alterar el estado de conciencia. A dosis altas pueden deprimir la respiración e inducir sedación (8).

MONITORIZACION: es la asistencia continua del estado general del paciente antes, durante y después de la administración de sedantes para la realización de procedimientos endoscópicos. La monitorización debe detectar signos tempranos de disfunción orgánica, antes de que ocurra compromiso de las funciones vitales (8).

Indicaciones

En EE. UU., todos los procedimientos endoscópicos se realizan bajo sedación (9). En los países latinoamericanos, por diversas razones que no hacen parte de esta guía, no siempre se realiza la sedación a todos los pacientes.

Los procedimientos endoscópicos donde siempre está indicada la sedación son: la colonoscopia diagnóstica y terapéutica y la CPRE diagnóstica y terapéutica.

Los procedimientos endoscópicos donde está indicada la sedación en situaciones especiales son: la esofagogastroduodenoscopia diagnóstica y terapéutica y la sigmoidoscopia diagnóstica y terapéutica.

Contraindicaciones

1. ABSOLUTAS
1.1 Rechazo a la sedación
1.2 Enfermedades cardiovasculares avanzadas
1.3 Inestabilidad hemodinámica

2. RELATIVAS
2.1 Ancianos
2.2 Enfermedades cardiovasculares
2.3 Enfermedades pulmonares
2.4 Enfermedades renales
2.5 Enfermedades hepáticas
2.6 Enfermedades metabólicas
2.7 Enfermedades neurológicas
2.8 Tratamiento con sedantes y ansiolíticos

Esofagogastroduodenoscopia

No requiere sedación, solo el uso de anestesia faríngea tópica en aerosol para reducir el reflejo nauseoso. La sedación se reserva para los pacientes muy ansiosos o si el procedimiento se prolonga (intervención terapéutica) (10).

Colonoscopia

Se requiere el uso de sedantes y analgésicos dada la incomodidad y el dolor muy frecuentes durante la realización de este procedimiento (10).

Sigmoidoscopia

No requiere sedación (10).

CPRE

Por su duración prolongada, la incomodidad potencial de este procedimiento requiere de sedación y analgesia (10).

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*