REVISTA DE ENFERMERÍA 

 

ADMINISTRACIÓN DE INSULINA
INTRAVENOSA

Como se indicó anteriormente, la insulina puede administrarse por vía intravenosa (IV) cuando se requiere su acción en condiciones agudas como por ejemplo la cetoacidosis diabética, caso en que utilizan únicamente insulinas de acción rápida y la dosis depende de las concentraciones de la glucosa en sangre. Habitualmente se administra una dosis intravenosa de insulina en inyección rápida de 0,1 a 0,5 U/Kg, seguida de una perfusión de 0,1 U/Kg/hora hasta cuando la concentración de glucosa en sangre regrese a los valores normales.(14,23) La infusión es continua por lo que requiere el uso de bomba.

Durante la infusión, es necesario controlar cada hora la concentración de glucosa en sangre, para que ésta no llegue a cifras demasiado bajas.

Las condiciones de reconstitución e infusión de insulina según la guía de administración de medicamentos de la Fundación Santa Fe de Bogota son:(24)

Solvente: SSN, DAD 5%
Dilución: 1 U/ml
Condiciones de dilución:
Insulina 0,5 ml + SSN 49,5 ml = Volumen final 50 ml.

Precauciones

• Alteraciones del color o turbidez indican deterioro o contaminación
• Purgue el equipo con la mezcla
• Prepare mezclas para máximo cuatro horas

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA
INSULINA

Hipoglucemia: es la complicación más frecuente y se define como una concentración de glucosa sérica inferior a 50 mg/dl. Puede presentarse cuando se inyecta una cantidad de insulina superior a la ordenada o cuando se administra la cantidad ordenada, pero se reduce la dieta, se hace más ejercicio o ambas.

Como la disminución de la glucemia afecta de manera diferente a cada persona, es más práctico actuar ante los signos y síntomas autonómicos y neuroglucopénicos (consecuencia del déficit de glucosa en el cerebro y el sistema nervioso) que se produce cuando la glucemia llega a los 60 o 70 mg/dl.

Una respuesta leve a la hipoglucemia se asocia con la respuesta del sistema nervioso autónomo, como palidez, taquicardia, temblores, ansiedad, palpitaciones, hambre súbita, sudoración fría y piel húmeda. Una respuesta moderada provoca una clínica autónoma y neuroglucopénica. Incluye cefalea, vértigo, confusión, irritabilidad, conducta extraña, somnolencia, dificultades del habla, fatiga, agitación irracional, visión borrosa, parestesias (en forma de entumecimiento y hormigueos peribucales) y debilidad extrema. Una respuesta grave incluye falta de respuesta, inconciencia y convulsiones.(1,14,15,25)

Su tratamiento incluye la administración oral de carbohidratos y en los casos agudos 50 ml de dextrosa al 50% en bolo IV.(8,14,25) Si no se dispone de vía intravenosa, administrar 1 mg de glucagón por vía SC o IM.(19,25) Controlar el estado del paciente; valorar el nivel de conciencia y signos vitales y repetir la determinación de la glucemia en 15 minutos.

Lipodistrofia: puede adoptar la forma de lipoatrofia o de lipohipertrofia. La lipoatrofia consiste en una disminución de la grasa en el lugar de la inyección de la insulina, formándose una depresión en la piel. La lipohipertrofia consiste en una acumulación local de grasa cuando se inyecta insulina siempre en el mismo sitio.

Resistencia: se define como la necesidad de administrar más de 100 U/día de insulina. Muchas veces se debe a la existencia de anticuerpos contra la insulina, lo que era más frecuente con las insulinas de origen animal.(14-16)

Alergias: con el uso de insulinas humanas, la incidencia de reacciones alérgicas locales como prurito, eritema y de reacciones sistémicas ha disminuido.(15,16)

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

 1. Foster D. Diabetes Mellitus. En: Adams R, Braunwald E. (Eds). Harrison: principios de medicina interna. 14ª.Ed. Madrid: Mc Graw Hill; 1998; 915 - 941.

2. Orrego A. Endocrinología. Quinta Ed. Medellín: CIB; 1998; 123 - 127.
3. Drass J. Cuidar del paciente con DM insulinodependiente. Nursing 1997;15(2): 34 - 35.
4. Barcelo A. La diabetes en las Américas. Boletín epidemiológico OPS 22(2), 2001.
5. La OPS promueve nuevas estrategias para luchar contra la diabetes. Comunicado de prensa 13 de noviembre de 2002. www.paho.org
6. King H, Aubert RE, Herman WH. Global Burden of Diabetes, 1995-2025. Diabetes Care 1998; 21:1414-1431.
7. Gras J. Cuidados del paciente con DM no insulinodependiente. Nursing 1997; 15(3): 26 - 27.
8. Robbins S, Cotran R. Kumar V. Patología estructural y funcional. Primera edición. Madrid: Mc Graw Hill; 1992, 1046 - 1057.
9. Sabiston D, Lyerly K. Tratado de patología quirúrgica. Primera edición. México, Nueva editorial interamericana S.A. 1994 p. 71 - 77.
10. Nath C, Ponte C. Aprenda acerca del tratamiento con insulina. Nursing 2001;19(5): 15- 18.
11. Parrado R. Farmacología clínica. Bogotá: Intergráficas Ltda. 1990 p. 358 - 365.
12. Gil Zorzo E. Insulinoterapia. Rol de enfermería 1999;22(3): 12-15.
13. Mosquera JM, Galdo P. Farmacología clínica para enfermería. 3ra edición. España: McGrawhill; 2001 p. 251 - 260.
14. Joel G. hardmon, Lee Limbird Editors. Goodman & Gilman´s. The pharmacological basis of therapeutics. Tenth edition. United States of America. 2001 p. 1692 - 1699.
15. Smith C. Farmacología. Buenos Aires: Médica panamericana. 1993 p. 710 - 719.
16. González M, Lopera W, Arango A. Manual de terapéutica. Décima edición. Medellín: CIB; 2002 p. 266 - 269.
17. Havard M, Tiziani A. Fármacos en enfermería. Bogotá: Manual moderno. 1996 p. 160 - 162.
18. Sudarta S, Sholtis L. Enfermería medicoquirúrgica. Sexta ed. México: Interamericana. 1998 p. 928 - 933. 19. Fain JA. Reducir el incremento repentino de la hiperglucemia. Nursing 2002; 20(4): 22-24. 2002.
20. González R. Guía para la administración de medicamentos. Actual. Enferm. 2001;4(3):26-36.
21. Sammer CE. Actuación ante la hipoglucemia. Nursing 2002;20(1): 21-23.

BIBLIOGRAFÍA

 • Fuentes M. Nueva insulina trae nuevas esperanzas. www.netmio.com
 • Suplementación basal de insulina. Universidad Católica de Chile. www.escuela.med.pub.cl
 • Thibodeau G. Anatomía y fisiología. 2da edición. Mosby doyma. Madrid. 1995
 • King J. Manual de técnicas y procedimientos de enfermería. Manual moderno. México 2001
 • Martín E. Bomba de insulina, una terapia alternativa. Rol de Enfermería 23(4):308- 313, 2000
 • Smith S, Duell, D. Enfermería básica y clínica. Manual moderno: Bogotá, 1996.
 • Principios científicos aplicados en las actividades de Enfermería. Facultad de enfermería. Universidad Nacional. Bogotá 1983.

 Haga su consulta por tema