|Miércoles, julio 30, 2014

Secciones: Avances del Mundo  

TRANSMISIÓN DÍGITO-GENITAL DEL PAPILOMA VIRUS HUMANO

La detección del ADN del papilomavirus humano en los dedos de hombres y mujeres con verrugas genitales apoya la transmisión potencial dígito-genital de este virus.

El Dr. Sonnex y colegas del Hospital Addenbrooke en Cambridge, Reino Unido, usaron la técnica de reacción de polimerasa en cadena para detectar ADN de HPV en muestras de lesiones genitales, huellas dactilares y muestras ungueales en hombres y mujeres con verrugas genitales. El ADN fue identificado en muestras genitales de 13 de los 14 hombres y todas las 8 mujeres sometidas a la investigación. El ADN HPV fue también detectado en los dedos de 9 hombres y 3 mujeres. En 5 hombres y 1 mujer, es decir el 27 % del grupo de estudio, el tipo de ADN HPV encontrado en las muestras genitales y digitales fue idéntico.

Como dato de interés los autores encontraron que el HPV-66 fue identificado en dos muestras digitales pero no en los genitales. Estos datos de forma obvia incrementan las posibilidades que los pacientes con verrugas genitales puedan transmitir HPV genital a sus compañeros sexuales a través de contacto digital.

Sex Transm Infect 1999; 75:317-319

CAMBIOS CROMOSÓMICOS PREDICTORES DE TUMORES PROSTÁTICOS MORTALES

Investigadores de la Clínica Mayo reportaron la presencia de ciertos cambios en el cromosoma 8 en hombres con cáncer prostático avanzado, lo que predice un tipo de tumor más mortal. Los investigadores estudiaron muestras de tejido de 144 hombres que fueron operados de cáncer de próstata avanzado entre 1966 y 1987. Ellos compararon esta información con el estado de cáncer del paciente, obtenido de un estudio de seguimiento de largo tiempo. Ellos encontraron que los hombres con un set específico de anormalidades (incluyendo copias extras del gen c-myc) en el cromosoma 8 tenían una tasa de sobrevida de 30 % después de 10 años comparado con un 78 % de sobrevida a 10 años entre los hombres con cromosomas normales.

El autor del estudio el Dr. Robert Jenkins dice que la información podría ayudar a identificar pacientes que necesitan un seguimiento más cercano y a lo mejor un tratamiento temprano más agresivo de su cáncer.

J Natl Cancer Inst. 1999; 91: 1574-1580

AUMENTO EN LOS TRANSTORNOS DE SUEÑO REPORTADOS EN NIÑOS INFECTADOS POR VIH

Al igual que la contraparte adulta, los niños infectados por VIH parecen tener una alta tasa de transtornos del sueño, de acuerdo a un reporte de la revista Pediatrics de Noviembre.

La Dra. Diane Wara y colegas en la Universidad de California en San Francisco compararon los patrones de sueño y niveles de fatiga en 18 niños infectados por vih y 15 niños sanos entre 6 y 18 años de edad. Los investigadores desarrollaron un diario de síntomas que usaron como escala de seguimiento de fatiga, el cual los niños llenaron dos veces al día por 3 días.

Los niños infectados con VIH se demoraban más tiempo en conciliar el sueño un vez se iban a la cama comparados con los niño sanos (13.55 % vs 7.47 %). Comparados con los controles los niños infectados con HIV tuvieron más despertares nocturnos (25.33 vs 16.71 despertares) y permanecieron despiertos por más tiempo (3.01 minutos vs 1.01 minutos). Los niños infectados también reportaron mayor nivel de cansancio en las tardes.

Los investigadores reportaron que los padres de los niños infectados indicaban que estos realizaban más siestas que los niños sanos.

Aunque el impacto de los disturbios de sueño no ha sido estudiado especificamente entre los pacientes con HIV, Los investigadores sugieren que las intervenciones en los transtornos del sueño en individuos afectados por esta enfermedad puede prevenir el compromiso adicional de la función inmune.

Pediatrics 1999;104:e62

MORTALIDAD ELEVADA POR NEUMONÍA E INFECCIONES POR INFLUENZA EN PACIENTES CON DIABETES

Diabéticos blancos y negros tienen mayores probabilidades de morir de neumonía e influenza que sus contrapartes no diabéticos, así lo explica el Dr. Rodolfo Valdez y colegas del centro de control y prevención de enfermedades de Atlanta Giorgia. Los investigadores revisaron datos de seguimiento de mortalidad nacional para determinar el número de muertes por neumonía e influenza. Ellos compararon estos datos con los obtenidos por el Servicio de salud nacional entre 1987 y 1989. El grupo de investigadores encontró que las personas con diabetes entre 25 y 64 años de edad fueron 4 veces más propensos a morir por neumonía e influenza que la gente que no padecía de diabetes. También se encontró que los blancos mayores de 65 años con diabetes fueron dos veces más propensos a morir por neumonía e influenza que los blancos sin diabetes. No se encontró diferencia en las tasa de mortalidad entre los negros de más de 65 años con y sin la enfermedad

El Dr. Valdez explicó además que la gente joven con diabetes esta en mayor riesgo de morir por gripa y neumonía. La raza y el sexo no afecto el riesgo en este grupo. Los investigadores advierten que el cuidado primario que actualmente se realiza, es la vacunación de gente anciana y no de gente joven. Ellos deben ser advertidos que sin importar la edad, es importante que los pacientes sean vacunados contra influenza y neumonía. La vacunación entre las personas que padecen de diabetes puede beneficiar a este grupo, especialmente a los menores de 65 años. Las personas a cargo de personas diabéticas también deben ser vacunadas, para prevenir la exposición de estos a Influenza o neumonía

Am J Public Health 1999;89:1/15-1/21

Índice de Avances en Medicina Efectos Antiinflamatorios

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*