REVISTA DE OTORRINOLARINGOLOGÍA

REVISIÓN DE TEMAS

 

Hacia una revisión de la conceptualización metodológica para calificar pérdidas auditivas
por exposición al ruido ocupacional

Mery Reina*

*Audiólogas Corporación Universitaria Iberoamericana.

Resumen

Según datos estadísticos del Ministerio de Salud la población general en Colombia asciende a 44 millones de habitantes, de los cuales la población económicamente activa es de 12 millones de trabajadores, que representa el 35.2% de la población total del país sin incluir en esta cifra el grupo de menores trabajadores.

Al hacer un análisis de los principales problemas de salud de los trabajadores y de las principales Enfermedades Ocupacionales relacionadas con el trabajo según un estudio diagnóstico realizado por la división de Salud Ocupacional del Instituto de Seguro Social (I.S.S.), Seccional Cundinamarca en 1989, en empresas de más de 10 trabajadores, se detectó que el ruido se encuentra presente en el 60% de las empresas encuestadas, mostrando además, que éste es el agente de riesgo físico que con mayor frecuencia se presenta en las empresas estudiadas. La presencia del factor de riesgo ruido, en las empresas afiliadas al Seguro Social, ha generado que la hipoacusia neurosensorial, se encuentre en primer lugar dentro las enfermedades profesionales calificadas, de tal forma que para 1989 constituyó un 42.7%; para 1992 el 56.2% y para 1994 representó el 64.9% del total a nivel nacional.

Palabras clave: trauma acústico, presbiacusia, medicina ocupacional.

Según un análisis de 1466 casos de enfermedades
profesionales reportados a Fasecolda (Federación de
Aseguradores Colombianos) al ISS, en los últimos cico años cerca de 12% corresponden a pérdida del sentido de la audición.

De los anteriores riesgos el ruido representa el mayor peligro, según las estadísticas y la evaluación. Sin embargo, lo más grave es cuando al ruido se suma una vibración generando en el trabajador mareos, dolor de cabeza, trastornos gástricos y problemas de estrés.

Todas estas enfermedades pueden derivar además, un incremento de los costos para la empresa debido a la baja productividad y al descenso de la calidad de los productos elaborados.

Uno de los objetivos de un Programa de Vigilancia Epidemiológica para la Conservación de la Audición, es utilizar un adecuado método de calificación que detecte más tempranamente las pérdidas auditivas por exposición al ruido con el fin de establecer medidas de control oportunas en el individuo.

En nuestro país no existen normas, que actualmente legislen al respecto y por tanto, no existe un criterio unificado a nivel de Ministerio de Salud y del Trabajo, en las Administradoras de Riesgos Profesionales, a nivel universitario, y de igual forma en el ejercercicio profesional del Audiólogo - Fonoaudiólogo y de los Especialistas en Salud Ocupacional.

Se han realizado varios estudios aislados por parte de fonoaudiológos en los postgrados de Salud Ocupacional y de Audiología y de otros profesionales especialistas en Salud Ocupacional, así mismo en los protocolos y programas de Vigilancias Epidemiológicas para la Conservación Auditiva de las diferentes ARP , y en empresas privadas que brindan servicios en Salud Ocupacional, sin llegar aún a estandarizar una metodología unificada en este abordaje.

LEGISLACIÓN EN SALUD
OCUPACIONAL

En el tema que se trata es imprescindible describir algunas de las normas generales que rigen la Salud Ocupacional en nuestro país.

En Colombia el desarrollo de programas de Salud Ocupacional cuenta con un extenso soporte legal. Las normas se basan en la necesidad de proveer y mantener un medio ambiente ocupacional en adecuadas condiciones de higiene y seguridad:

Ley 9 de enero 24 de 1979

Norma para preservar, conservar y mejorar la salud de los individuos en sus ocupaciones.

Artículo 106. El Ministerio de Salud determinará los niveles de ruido, vibración a que puedan estar expuestos los trabajadores.

Resolución 2400 de 1979

Capítulo IV. De los ruidos y las vibraciones.

Organizar y desarrollar programas permanentes de medicina preventiva, de higiene y seguridad industrial, aplicar sistemas de control para protección contra riesgos profesionales.

Realizar estudios técnicos, aplicar métodos de control, mantenimiento preventivo, uso de silenciadores, nivel máximo permisible de 85 dB., aplicar control en la fuente, en el medio y en el trabajador.

Limitar el tiempo de exposición y suministro de elementos de protección personal.

Artículo 91. Susceptibilidad y la exposición al ruido, práctica de audiometrías.

Resolución 8321 agosto 4 de 1983

Normas sobre protección y conservación de la audición, de la salud y el bienestar de las personas, por causa de la producción y emisión de ruidos, determina el ruido ambiental y sus métodos de medición, determina los valores límites permisibles para ruido continuo y de impacto. (Los valores límites permisibles son modificados por la resolución 1792 de 1990).

Decreto 614 de marzo 14 de 1984

Determina las bases para la organización y administración de Salud Ocupacional en el país. El artículo 30 menciona específicamente la obligación de las empresas de desarrollar programas de vigilancia epidemiológica de enfermedades profesionales y patologías relacionadas con el trabajo.

Resolución 1016 de marzo 31 de 1989

Reglamentación de la organización, funcionamiento y forma de los programas de Salud Ocupacional en el país.

Ley 100/93, Decretos 1295/94, 1771/94 y 1772/94

Organizan el Sistema General de Riesgos Profesionales, cuyos objetivos principales son fortalecer y promover las condiciones de trabajo y de salud de los trabajadores en los sitios donde laboran.

Resolución 1792 de mayo 3 de 1990

Modifica los valores límites permisibles para la exposición ocupacional al ruido.

Utiliza la taza de intercambio de 5 db y el nivel de criterio de 85 db a.

DURACIÓN POR DÍAS (HORAS) 

DECIBELES

8

85

4

90

2

95

1

100

30 MIN.

105

15 MIN.

110
7 MIN.  115

Aplicable a ruido continuo e intermitente, sin exceder la jornada máxima laboral vigente de ocho horas.

Valores Límites permisibles para Ruido de Impacto.

NIVEL DE PRESIÓN  SONORA Db NÚMERO DE IMPULSOS O IMPACTOS PERMITIDOS POR DÍA

140

100

130

1000

120

10000

Decreto 1295 de junio 22 de 1994

Organización y Administración del Sistema General de Riesgos Profesionales.

Dentro de sus objetivos menciona la necesidad de establecer actividades de promoción y prevención tendientes a mejorar las condiciones de trabajo y salud de la población trabajadora, así como fortalecer las actividades tendientes a establecer el origen de las enfermedades profesionales para el control de los agentes de riesgo ocupacionales.

Decreto 1832/94

Que determina la tabla de clasificación de enfermedades profesionales. En el numeral 29 del artículo 1 se anota: "Sordera profesional: trabajadores industriales expuestos a ruido igual o superior a 85 decibeles". En el numeral 42 donde menciona las patologías causadas por estrés en el trabajo se incluyen los trabajos con estresantes físicos con efectos psicosociales que produzcan estados de ansiedad y depresión. Se define además la determinación de la relación de causalidad.

Decreto No. 1530 de agosto 26 de 1996

Reglamenta parcialmente la Ley 100 de 1993 y el Decreto Ley 1295 de 1994.

DESCRIPCIÓN DE LAS ESCALAS DE CALIFICACIÓN DE USO ACTUAL EN SALUD OCUPACIONAL

ESCALAS ELI Y SAL

Escalas adoptadas por el Instituto de los Seguros Sociales en los sistemas de Vigilancia Epidemiológica de ruido para la calificación de las audiometrías; sustentado además por el interés que existía en su validación para nuestro país. Usadas en la actualidad por algunas ARP, profesionales y Programas de Salud Ocupacional para calificar pérdidas auditivas en trabajadores expuestos al ruido. Promulgadas en el año 1973, por el Ing. E.R. Hermman en el XVI Congreso Internacional de Salud Ocupacional. Madrid, España, "An Epidemiological Study of Noise".

 

 

 Haga su consulta por tema