|Sábado, noviembre 1, 2014

Otitis Media Crónica Supurativa  

La otitis media crónica con supuración, es una entidad caracterizada por la presencia de secreción purulenta en el oído medio por más de dos semanas. Dicha entidad se encuentra en pacientes que presentan perforación de la membrana timpánica también denominada otitis media crónica perforada; en pacientes con perforación de la membrana timpánica y compromiso de la mucosa aticoantral u otitis media crónica perforada con enfermedad aticoantral; y en pacientes con presencia de colesteatoma u otitis media crónica colesteatomatosa.

Historia Natural

La otitis media crónica supurativa, es una patología molesta ocasionada por una infección del oído medio; usualmente de origen bacteriano. Se considera que la otitis media crónica con supuración es consecuencia de una otitis media aguda, generalmente presente antes de los cinco años de edad y asociada a malas condiciones socioeconómicas (6). La otorrea es de aparición intermitente y puede variar desde las dos semanas hasta varios años; con el tiempo suele producir erosión ósea y pérdida auditiva. Ocasionalmente con lleva a complicaciones más severas como mastoiditis, meningitis y absceso cerebral. Cuando la pérdida auditiva ocurre en los dos primeros años de vida trae serias consecuencias por encontrarse en una etapa crítica del desarrollo del lenguaje y las consecuencias pueden ser catastróficas. En muchos pacientes la perforación de la membrana timpánica y el edema de la mucosa del oído medio llevan a un bloqueo de la región anticoantral lo cual ocasiona otorrea persistente. En otros pacientes existe invasión de piel en la cavidad del oído medio, desarrollando una otitis media crónica colesteatomatosa, la cual es de gran agresividad en el ámbito local produciendo destrucción ósea, compromiso del laberinto membranoso, cadena osicular, nervio facial y no raramente complicaciones intracraneanas.

Tratamiento

Muchas son las alternativas terapeúticas que se han propuesto; sin embargo, sigue existiendo controversia. Después de analizar varios estudios se puede llegar a algunas conclusiones.

La mayoría de los casos de otitis media con derrame se resuelven espontáneamente. El meta-análisis de estudios controlados mostró un aumento del 14% en el valor de resolución cuando recibieron antibióticoterapia. La extensión del tratamiento en estos estudios fue generalmente de 10 días (4).

Los efectos adversos más comunes de la terapia antimicrobiana son gastrointestinales. Las reacciones dermatológicas pueden ocurrir en 3 a 5% de los casos. Los agentes antimicrobianos recomendados son: amoxicilina, cefprozil, amoxicilina clavulinato, cefaclor cefuroxime, eritromicina, eritromicina-sulfisoxazol y trimetoprim-sulfametoxazol.

Con respecto al uso de glucocorticoides asociados a antibióticos, se ha visto que mejora levemente el aclaramiento; sin embargo, los efectos colaterales hacen que su uso sea muy discutido y no sea recomendado (4).

La asociación de antihistamínicos y descongestionantes es muy controvertida y al igual que los glucocorticoides su uso no ha mostrado cambios en el curso natural de la enfermedad, en grandes series realizadas a través del mundo (4).

Los beneficios principales de la miringotomía con inserción de tubos de ventilación, son la restauración de la audición al umbral auditivo antes de la otitis media con efusión y evitar la acumulación de líquido en el oído medio. Aunque hay evidencia insuficiente de los efectos adversos a largo plazo, existen limitaciones para la aplicación de los tubos que lleva a emitir recomendaciones muy estrictas para su aplicación en pacientes con otitis media con efusión. Una de las complicaciones más evidente es la presencia de miringotimpanoesclerosis en 51% de los casos y otorrea postoperatoria en 13% de los pacientes (4).

Con respecto a los procedimientos quirúrgicos realizados concomitantemente con la miringocentesis, en adenoidectomía, amigdalectomía o adenoamigdalectomía, no hay evidencia científica que permita concluir que son beneficiosos. Por tanto no está indicada su realización en pacientes con otitis media con efusión (4). Así mismo la evidencia de alergia asociada con otitis media con efusión no es clara. En consecuencia, aunque existen relaciones anatómicas cercanas entre la nasofaringe, la trompa de Eustaquio y el oído medio, muchos expertos han sugerido un papel para el manejo de la alergia en el tratamiento de la otitis media con efusión; pero a pesar de todo ninguna recomendación ha sido hecha a favor o en contra de dicho tratamiento (4).

ALGORITMO
Miringocentesis en adenoidectomía

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*