|Sábado, octubre 25, 2014

Los Linfocitos T CD8+ en la Respuesta Inmune Celular  

¿Cómo Funcionan?, ¿Cómo se Evalúan?

Los conocimientos generados en el campo de la función y la actividad de los linfocitos T CD8+ al igual que en la caracterización de las moléculas del Complejo Mayor de Histcompatibilidad han sido parte fundamental para determinar los mecanismos inmunes celulares que actúan en el control de procesos infecciosos y tumorales. Los linfocitos T CD8+ tienen la capacidad de reconocer antígenos presentados por las moléculas del clase I en la superficie de las células.

Una vez el antígeno es reconocido por los linfocitos, se inicia una serie de vías de activación en el linfocito que llevan finalmente a la eliminación de la célula blanco mediante mecanismos como citotoxicidad directa o la inducción de muerte celular programada.

En este artículo se revisan los principales aspectos de la respuesta celular mediada por los linfocitos T CD8+ que permiten su
identificación mediante técnicas de laboratorio como la prueba de liberación de cromio y la determinación de citocinas mediante ELISPOT.

John Mario González MD. Ph.D., Anilza Bonelo M.Sc
Candidata Ph.D., Myriam Arévalo B.Sc., Candidata Ph.D. y Sócrates Herrera MD.

Introducción

La respuesta inmune adquirida o específica es mediada por dos tipos de moléculas receptoras: las inmunoglobulinas (Ig) en la superficie de los linfocitos B y el receptor de celulas T (RCT) en los linfocitos T. A diferencia de las Ig que reconocen antígenos solubles, el RCT reconoce sólo antí-genos presentados en el contexto de las moléculas del Complejo Mayor de Histocompatibilidad (CMH) MACROAUTO ENRef (1). De esta forma, los linfocitos T (LT) pueden detectar patógenos intracelulares al reconocer fragmentos de antígenos derivados del microorganismo en la superficie de la célula infectada. Los patógenos como los virus y algunas bacterias que se replican en el citosol, son reconocidos y eliminados por los linfocitos T CD8+ MACROAUTO ENRef (2). Los patógenos que viven en vesículas como bacterias y parásitos son reconocidos por los linfocitos T CD4+ MACROAUTO ENRef (3). En este artículo se revisarán los conceptos generales de los principales participantes en la respuesta inmune mediada por los linfocitos citotóxicos (LCT). Finalmente se revisarán los sistemas de evaluación para la función de la respuesta de LCTs con énfasis en las pruebas basadas en la citotoxicidad y la producción específica de citocinas.

Moléculas de clase I del CMH y presentación de péptidos

El estudio de las moléculas de clase I del CMH por medio de cristalografia de rayos X, ha permitido no sólo hacer aproximaciones a su estructura sino también a conocer aspectos funcionales MACROAUTO ENRef (4, 5). Las moléculas de clase I están conformadas por una cadena (codificada en el cromosoma 6 humano y por la (2 microglobulina. La cadena (presenta tres dominios funcionales, los dominios (1 y 2) que forman la hendidura donde se une el péptido y el dominio (3 forma la región parecida a la inmunoglobulina MACROAUTO ENRef (1). La (2 microglobulina se une de forma no covalente a la cadena ( y le brinda estabilidad a la molécula de clase I antes de que se una el péptido antigénico MACRO-AUTO ENRef (6), Figura 1. Actualmente, es posible determinar las características de los péptidos que potencialmente se unen a ciertas moléculas de clase I. En las moléculas de clase I, la hendidura de unión al péptido sólo reciben antígenos de 9 a 10 aminoácidos, algunos de estos residuos tienen la capacidad de insertarse en una especie de bolsillos formados en la base de la hendidura del las moléculas del CMH.

Estos residuos que son los realmente encargados de la unión péptido/CMH reciben el nombre de motivos o secuencias de anclaje MACROAUTO ENRef (7-9). La secuencia potencial de unión de los péptidos a la molécula de clase I HLA-A*0201 es mostrada de forma esquemática en la Figura 2. Antes de unirse a las moléculas recién sintetizadas en el retículo endoplásmico, los péptidos de tamaño adecuado son generados en el citosol por medio del denominado “procesamiento antigénico”, tal es el caso de antígenos virales y tumorales MACROAUTO ENRef (10). Las proteínas en el citosol sufren un procesamiento enzimático por medio de una organela denominada proteasoma MACROAUTO ENRef (11). El proteasoma está compuesto por diversas subuni-dades, dos de las cuales, denominadas LMP-2 y LMP-7, son codificados por genes localizados en el loci del CMH en el cromosoma 6 MACROAUTO ENRef (12). La expresión de estos genes puede ser inducida por el interferón gama (IFN-(). La incorporación de estas subunidades al proteasoma está asociada con la especificidad del corte en los péptidos gene-rados que se ensamblarán junto con las moléculas de clase I MACROAUTO ENRef (13).

Una vez los péptidos son gene-rados, son transportados del citosol a la luz del retículo endoplásmico. Dos moléculas denominadas transportadores,

Presentación de antígenos al linfocito T CD8+

Figura 1. Presentación de antígenos al linfocito T CD8+. La célula presentadora de antígeno, procesa y presenta el antígeno en el contexto de las moléculas de clase I. Una vez reconocido el antígeno se activa el linfocito T y se disparan los mecanismos de acción. RCT: receptor de células T, CMH: complejo mayor de histocompatibilidad, FasL: ligando de la molécula Fas.

Esquema que representa los residuos del péptido

Figura 2. Esquema que representa los residuos del péptido (aminoácidos en posición 2 y posición 9) que se unen a la molécula de clase I HLA-A*0201. Los aminoácidos están re-presentados por el código de una letra: L, Leucina; M, Metionina; V, Valina.

TAP-1 y TAP-2, y codificados igualmente en el loci de los genes CMH, funcionan como medio de transporte para los péptidos MACROAUTO ENRef (11, 14). De forma más reciente, se ha determinado que una nueva molécula, denomi-nada tapaisina, se asocia a las proteínas TAP para ayudar a la traslocación del péptido al retículo MACROAUTO ENRef (15, 16). Una vez dentro del retículo endoplásmico, la molécula de clase I recién sintetizada estabilizada por chape-ronas y por la (2 microglobulina, recibe el péptido y continúa su ruta hacia la superficie celular MACROAUTO ENRef (11), MACROAUTO ENRef (10). Los principales pasos de la vía de procesamiento de clase I son representados en la Figura 3.

PUBLICACIONES RELACIONADAS