|Martes, septiembre 2, 2014

Pertinencia del uso de las Preguntas de Selección Múltiple con única respuesta (SMUR)  

Se ha diseñado una Matriz o Tabla de Especificaciones en la cual se ubican en el eje horizontal las categorías y en el eje vertical las competencias que se van e evaluar (ver tabla).

Para el caso específico del ECAES se ha decidido conformar una prueba con 200 preguntas de selección múltiple con única respuesta.
A continuación se incluye la tabla:

*1: Promoción y Prevención – *2: Diagnóstico – *3: Tratamiento – *4: Rehabilitación y Habilitación – *5:Preguntas (totales correspondientes a cada porcentaje).
Las categorías definidas, obedecen al desempeño del médico en la práctica profesional, ya sea para dar respuesta a la necesidad de abordar el perfil epidemiológico y demográfico del país en función del consultante de acuerdo con la etapa del ciclo vital en que se encuentre o a situaciones del desempeño que deben hacerse explícitas tales como aspectos médico legales y éticos.
En un anexo al documento (No 3) (6), se describen las categorías, en forma detallada.

De otro lado, se entiende por competencia educativa el desarrollo de habilidades para manejar sistemas simbólicos en diferentes contextos y con sentido.
A continuación se precisan los conceptos resaltados en la oración anterior:

  • Habilidades : Capacidades de tipo cognitivo, metodológico o técnico y ético para entender y enfrentar una determinada situación. Por ejemplo: la capacidad de abstracción para entender la estructura del DNA: o la aplicación de unas reglas (por ejemplo del método clínico) para solucionar une situación de enfermedad específica.
  • Sistemas Simbólicos: Conjunto de elementos cuya interrelación representa un significado específico. Por ejemplo, los conceptos alrededor de los cuales gira un enfoque determinado de salud o la interpretación de un motivo de consulta y los hallazgos correspondientes (signos y síntomas), para definir una conducta.
  • Contextos: Los medios o circunstancias que contribuyen a otorgar significado especifico a una situación o a un sistema simbólico. Por ejemplo: La interrelación de conceptos básicos que integran une determinada concepción de salud, pueden adquirir un sentido en el caso de personas cuyo pensamiento se rige por criterios de tipo científico y otro en el caso de personas orientadas hacia un pensamiento de tipo mágico – religioso; o desarrollar una acción concreta bajo circunstancias diferentes (un hospital universitario Vs.: un hospital de primer nivel).
  • Con Sentido: Es el manejo de las habilidades sobre los sistemas simbólicos. Se hace con coherencia, respondiendo al significado del sistema simbólico y al objetivo que motiva la acción Por ejemplo: plantear un tratamiento que respete y tenga en cuenta la concepción de salud del paciente.

 

En conclusión, se puede afirmar que la concepción de competencia implica por una parte, la necesidad de comprender un sistema simbólico y por otra parte, contar con las habilidades para actuar sobre ese sistema. De ahí que otra forma de conceptualizar la competencia, afirme que es «un saber que se manifiesta en un saber hacer». Esto quiere decir que la competencia se «hace visible» en un actuar, en un desempeño, que necesariamente supone un «saber» o fundamentación. Por ejemplo, un médico se revela como competente cuando es capaz de elegir un determinado tratamiento debidamente sustentado.

De manera tácita todos los currículos, tengan el abordaje que tengan, deben responder a la necesidad de formar en unas competencias que sustenten el desempeño profesional.
Con base en esta aproximación general sobre el concepto de competencia, desde el ángulo global del proceso de formación del médico deber considerarse cuatro tipos de competencias, a saber:

COMPETENCIAS REFERIDAS AL SER: Tienen que ver con todas aquellas capacidades del médico en el campo de su desarrollo como persona, como actor social y como profesional que cumple un rol determinado y que en desempeño de ese rol entra en contacto con otras personas (los pacientes, por ejemplo) y con otros profesionales. Estas capacidades implican una conciencia ética y una deontología particular. Las competencias referidas al ser se constituyen en un horizonte para entender el sentido humano de la acción del médico.

COMPETENCIAS REFERIDAS AL SABER: Son las capacidades del médico en cuanto al dominio de unos conocimientos que desde un punto de vista científico, fundamentan su desempeño profesional. El dominio de estas competencias otorga al médico, entre otros aspectos, la posibilidad de un desarrollo clínico informado y de llevar a cabo acciones de investigación.

COMPETENCIAS REFERIDAS AL SABER HACER: Aluden a las capacidades específicas que identificar al médico desde un punto de vista profesional propiamente dicho, diferenciándolo de otros profesionales. Se visualizan, en general, en todas aquellas acciones que desde lo clínico, lo administrativo y lo investigativo se orientan a preservar la salud y tratar la enfermedad.

COMPETENCIAS REFERIDAS AL COMUNICAR: Tiene que ver, por una parte, con la capacidad del médico para percibir y entender necesidades específicas que en cuanto a salud y enfermedad vive y manifiesta un paciente o una comunidad y por otra parte, con la habilidad para transmitir su saber y sus acciones de manera que sean claros para los pacientes o las comunidades respondiendo de manera efectiva a sus necesidades. En esta competencia se incluye desde la capacidad para realizar una adecuada anamnesis hasta la capacidad para escribir artículos científicos, que den cuenta de sus procesos de investigación.

El ECAE, únicamente evalúa la parte cognitiva de las competencias en el Ser, en el Saber y en el Saber Hacer. Lógicamente no es posible evaluar la parte práctica en el Ser y en el Comunicar, puesto que el instrumento (examen escrito) no es apropiado para evaluarlas.

En general:
1. Las competencias que se refieren al SABER:

  • Principalmente se relacionan con la FUNDAMENTACIÓN BÁSICA que debe tener el médico.
  • Constituyen el conocimiento que sustenta la formación y el quehacer clínico del médico a través del desarrollo del componente de ciencias básicas aplicadas al razonamiento clínico y que tienen que ver con la estructura y función normal y anormal del ser humano y de su interacción con microorganismos, sustancias o elementos físicos del medio ambiente.

2. Las competencias que se refieren al SABER HACER:

  • Principalmente se relacionan con los ASPECTOS CLÍNICOS y ADMINISTRATIVOS del desempeño del médico.
  • En los dos casos, tienen que ver con el campo de acción que es más propio del médico y con el cual se le identifica social y académicamente (aspectos como anamnesis, examen físico, impresión diagnóstica, solicitud e interpretación de paraclínicos, diagnóstico,conducta terapéutica, identificación del nivel de atención que requiere el paciente, etc.).
  • Las competencias específicas, necesarias para un adecuado desempeño clínico, se subdividen en aspectos relacionados con el mantenimiento y la recuperación de la salud. Es decir, con la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, el diagnóstico, el tratamiento, la habilitación – rehabilitación y el desempeño administrativo (liderazgo, dirección, coordinación, trabajo en equipo, planeación, evaluación, etc).
  • Las preguntas específicas para el ECAES deben formularse teniendo en cuenta este marco de referencia: competencias, categorías y acciones específicas que identifican el que hacer médico (Ver la tabla correspondiente a categorías y competencias).

 

Orientaciones para la Formulación de las Pregunta

  • Aspectos Generales:

Para hacer viable la aplicación de la tabla de especificaciones en relación con las categorías y competencias, se identificó un perfil de desempeño y posteriormente un núcleo curricular que se traduce en núcleos temáticos, enmarcados en las categorías mencionadas y que son evaluados, como se mencionó anteriormente, en función de las competencias, saber y saber hacer (aspectos cognitivos) y en las áreas de fundamentación básica, clínica y de gestión. Por tanto, se va más allá del enfoque por asignaturas y se pasa a evaluar contenidos en función de las competencias mencionadas.
Se sugiere que al interior de las facultades se propicien espacios que permitan el trabajo conjunto entre docentes de ciencias básicas y clínicas así sea en pequeños grupos para el diseño y discusión de las preguntas de modo integral.

La realización de las preguntas, como parte de un área o asignatura, se hará, con base a la especificación inicial que aparece en este ejemplo:
Competencia a evaluar:
Diagnóstico.

Categoría:
Atención al Individuo y la Familia.

Subcategoría:
Atención Neonatal.

Núcleo Temático:
HIPOXIA NEONATAL.

Lo anterior permitiría evaluar el área de ciencias básicas desarrollando preguntas sobre FUNDAMENTACIÓN de las mismas (tales como anatomía de la circulación fetal, fisiología y bioquí-mica de la circulación pulmonar, etc.).

En el ÁREA CLÍNICA, desde la Promoción y Prevención (con preguntas sobre control del embarazo, detección de factores de riesgo, uso de corticoides para maduración pulmonar, entre otras). En los aspectos de Diagnóstico (interpretación del puntaje de ÁPGAR, valoración neurológica, detección precoz de problemas asociados con alteraciones de crecimiento y desarrollo, etc.). En Tratamiento (uso de oxigenoterapia, medidas de soporte metabólico, criterios de remisión, etc.) En Habilitación (podrían tratarse aspectos de crecimiento y desarrollo, estimulación adecuada, remisión para manejo especializado, etc.).

En el área de SALUD PÚBLICA (puede hacer preguntas sobre carga de la enfermedad, acciones para disminuir los factores de riesgo, programas de salud pública, PAB, etc.).
Los aspectos de SALUD MENTAL Y ATENCIÓN FAMILIAR (las preguntas podrían estar relacionados con atención a la familia, abordaje de la crisis familiar, soporte psicosocial, elementos de Psiquiatría de enlace, etc.).

En el caso de LA ÉTICA Y LA BIOÉTICA (aspectos relacionados con el consentimiento informado, autonomía, beneficencia, no maleficencia, justicia, etc.).
Es posible que todos los núcleos temáticos no resulten pertinentes para algunas áreas o asignaturas (por ejemplo, para acciones administrativas, no aplicarían las competencias correspondientes a la dimensión clínica).

La anterior forma de abordar el diseño de las preguntas, tampoco significa que por ejemplo para el caso escogido de HIPOXIA NEONATAL, se deban incluir todas las preguntas provenientes de las diferentes áreas, sacrificando otros núcleos temáticos, al momento de diseñar el examen.

Algunos otros ejemplos anotados:

Competencia a evaluar:
Promoción y Prevención.

Categoría:
Atención al Individuo y la Familia.

Subcategoría:
Atención del adulto.

Núcleo Temático:
HIPERTENSIÓN ARTERIAL.

Competencia a evaluar:
Fundamentación Básica.

Categoría:
Acciones Médico-Legales.

Subcategoría:
Núcleo Temático:
LESIONES PERSONALES.

  • Aspectos Específicos:

El ECAES en Medicina está conformado por preguntas de Selección Múltiple con Única Respuesta (SMUR). Este tipo de preguntas se encuentra dentro de las denominadas de «tipo objetivo»*.

Estas deben estructurarse teniendo cuanta las orientaciones que se presentan a continuación:

* El campo de las preguntas de «tipo objetivo» es muy amplio (verdadero- falso, hecho – opinión, correspondencia, selección múltiple con múltiple respuesta, etc.) La decisión de elegir la pregunta tipo SMUR para la realización de el ECAES, se basa en que, por una parte, ofrece muy buenas posibilidades en cuanto al control sobre la adivinación y por otra parte, la mayoría de los estudiantes de los programas de Medicina, han trabajado con este tipo de preguntas, lo cual elimina distorsiones en el puntaje de la prueba, derivadas de la falta de experiencia en su manejo.Pero, es necesario advertir que la denominación de «objetiva» obedece a que su calificación, prácticamente no permite equivocaciones. Y en ningún caso alude a que represente la verdad o que esté exenta de algún tipo de interpretación subjetiva.

Elementos

Para describir los elementos a tener en cuenta en la formulación de cada pregunta, se presenta el siguiente ejemplo:

Competencia a evaluar:
Aspectos Clínicos: Diagnóstico.

Categoría:
Atención al Individuo y la Familia.

Subcategoría:
Salud del niño (Adolescente).

Núcleo Temático:
ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL.
Para cada pregunta, se explican los pasos, con base al ejemplo anteriormente enunciado (Ver tabla página anterior).

Índice Volap 132 Hipoxemia Neonatal

 

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*