|Monday, December 22, 2014

Cambios en el Esqueleto Facial, Discusión  

Los resultados observados en el presente trabajo son la primera parte de un estudio seriado observacional descriptivo, el cual ratifica a la distracción osteogénica como uno de los avances más innovadores y eficaces en el tratamiento de la microsomía hemifacial, (19, 20, 21, 35) desde sus planteamientos iniciales a principios de siglo XX (10, 33) hasta su popularización para el manejo de defectos del esqueleto craneofacial a finales del mismo. (13-18.)

Dada la gran variabilidad fenotípica de la MHF, es importante destacar que nuevos sistemas de clasificación recientemente descritos como el sistema OMENSPLUS (46) con sus posibles modificaciones deban convertirse en una forma global y universal de agrupación de los pacientes afectados por esta compleja entidad de causas aun no totalmente conocidas.

Los avances en biología molecular referentes al efecto tensión estrés y sus implicaciones intrínsecas en la neofomarción ósea inducidas por DO, estudiados experimentalmente por Meyer y Sato, (22-24) permitirán ampliar el estudio y profundización sobre los conceptos de fisiopatología y biología molecular en el presente siglo, y deben convertirse en un reto para los grupos investigadores interesados en la solución de los problemas relacionados con la MHF.

La muestra de siete (7) pacientes aunque pequeña con relación a otras casuísticas sensiblemente mayores es consistentes con sus hallazgos, demostrando una significativa mejoría clínica y radiológica de la asimetría facial en todos los pacientes que fueron sometidos a DO, similares a los reportados por Molina y Ortiz-Monasterio, (16,36) destacando que el tiempo de distracción ósea en el grupo estudiado estuvo por encima del reportado por otros autores, (36, 37) con variaciones que fluctuaron entre 16 y 28 semanas. Se considera la permanencia del distractor como un hecho favorable para la prevención de la reabsorción ósea dada por la acción de los tejidos blandos adyacentes específicamente de los músculos masticadores.

Es evidente la importancia del análisis y planificación de los vectores previo a la colocación del distractor para obtener los resultados deseados lo cual ratifica los planteamientos de estudios previos realizados (36, 40, 42, 43).

Humerinka K. y Hukki J., en el 2001 (42) revelan la importancia de la utilización de un dispositivo extraoral para el control del vector en DO, y concluyen que la deficiencia severa de la mandíbula no solo requiere un trabajo de elongación mediante DO sino que precisa de un control sobre el vector en la fase activa de la distracción, lo que puede lograrse con la utilización de un dispositivo extraoral multidireccional; el cual no fue necesario para la obtención de los muy buenos resultados evaluados a largo plazo en este grupo de pacientes.

Los resultados obtenidos en la elongación de la rama se conservaron hasta un año después de terminado el procedimiento sin ninguna evidencia clínica o radiológica de reabsorción ósea; similar a los reportes previos de Margaride (37).

Con relación al comportamiento del cuerpo mandibular post distracción, es de resaltar que dos (2) pacientes (28.5%) evaluados un año después de la DO presentaron un crecimiento sensiblemente superior a los parámetros normales, con un crecimiento en longitud de 5 y 6 mm, lo cual probablemente correspondería a un patrón familiar hereditario.

El análisis de los resultados cefalométricos predistracción y 24 meses post distracción, documentaron en forma objetiva los cambios obtenidos como efecto de la DO, indicando un acercamiento a la normalidad en la ubicación de los puntos utilizados en cefalometrías (tablas Nº 3 y 4) de forma similar a los resultados reportados por Terranchi 2001 (44).

Microsomia

Paciente de 4 años con Microsomia Hemifacial Izda.

Microsomia plano oclusal

 

 

 

Paciente de 4 años, con Microsomia y plano oclusal oblicuo, Pre-Distracción.

 

Distractor inferios

Paciente de 4 años con Distractor Interno en mandíbula izquierda.

Microsomia mejoria

 

Paciente de 5 años, con Microsomia y mejoría del plano oclusal oblicuo, Post-Distracción.

Transcurrido el primer año

Paciente de 5 años después de transcurrido el primer año postdistraccio Izda.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Leave a Reply

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*

Current ye@r *