REVISTA DE MENOPAUSIA 

 

Aplicabilidad

Los resultados de este estudio son aplicables solamente para el compuesto hormonal utilizado (estrógenos conjugados 0.625 mgs + acetato de medroxiprogesteroa 2.5 mgs) en forma oral y continua. No es aplicable a otras modalidades de terapia hormonal (cíclica, parches, geles, inyectables) ni a otras dosis.

Es posible que los resultados no sean aplicables a todos los subgrupos de edad, ya que las mujeres menopáusicas más jóvenes (por ej las de 50 años) son probablemente más sanas cardiovascularmente que las de 60, 65 o 79 años y por eso los desenlaces podrían ser diferentes. De hecho, el promedio de edad de las pacientes del estudio fue de 63 años.

La aplicabilidad de los resultados a una población menopáusica realmente sana está un poco limitada por los puntos anotados al comienzo de esta página, porque con esos antecedentes y estados de salud, el pronóstico de los desenlaces podría ser diferente.

El Índice Global que representa en cierta forma un balance entre el riesgo y el beneficio del tratamiento no es consistente cuando se toman algunos de los desenlaces y se compara cuando los desenlaces se analizan como un todo. Los autores presentan un Índice Global con un incremento del riesgo absoluto de 19 / 10. 000 personas _ año, que significa que por cada 10. 000 mujeres tomando el tratamiento hormonal por 1 año comparado con un placebo se esperan 19 eventos adversos ( esto cuando se tienen en cuenta los desenlaces por enfermedad coronaria, ACV, embolismo pulmonar, cáncer de mama, cáncer colorectal, fractura de cadera y muertes). En cambio cuando se analiza el Índice Global sobre el total de todos los desenlaces cardiovasculares, todos los casos de cáncer, todos los casos de fracturas y todas las muertes, muestra un resultado contrario en términos de beneficio, como es el de 17/10. 000 personas-año, que significaría que por cada 10.000 personas tomando esa terapia hormonal durante 1 año y comparada con un placebo, se evitarían 17 desenlaces o eventos de ese tipo.

Cuando los valores nominales de los desenlaces se presentan como valores ajustados, la gran mayoría de ellos pierden su significancia estadística y esto demuestra que la magnitud de las diferencias no es tan grande, como se ha querido hacer ver.

Conclusiones

1. Aunque los estudios observacionales en el pasado mostraban un efecto protector importante de la terapia hormonal sobre los eventos cardiovasculares, a la luz de los resultados de este estudio no existe suficiente evidencia para recomendar terapia hormonal mixta, oral y continua para la prevención primaria y secundaria de la enfermedad cardiovascular.

2. Las indicaciones originales de la terapia hormonal de reemplazo (sintomatología vasomotora, estado de ánimo, atrofia vaginal y que son componentes muy importantes en la calidad de vida en esta época de la mujer y no evaluados en este estudio) y la prevención de la osteoporosis y disminución del riesgo de fractura, continua siendo vigentes.

3. La terapia hormonal de reemplazo se debe individualizar por edad, antecedentes e historia clínica, haciendo un balance riesgo-beneficio y en decisión conjunta con la paciente.

Implicaciones clínicas y para investigación

Es muy posible que la población menopáusica joven (hacia los 50 años) sea más sana que las menopáusicas mayores (60, 70 u 80 años) y que su estado cardiovascular y óseo sea mucho mejor y por lo tanto, se podría beneficiar de una terapia hormonal desde el comienzo de la menopausia; por el contrario las menopáusicas mayores o postmenopáusicas con un mayor grado de arteriosclerosis y osteoporosis, difícilmente van a lograr reversar esos estadios con la terapia hormonal e incluso esta podría incrementar mucho los riesgos cardiovasculares o tromboembolicas al alterarse los factores de coagulación sobre unas placas ateromatosas ya formadas.

El estudio propuesto sería iniciar una terapia hormonal de reemplazo temprano en la menopausia y seguir esa cohorte por 5, 10 o 15 años y de esta forma sí pudiésemos tener una respuesta sobre la dimensión y el verdadero valor preventivo de la terapia hormonal

 

Referencias

1. Sackett DL., Straus S., Richarson S., Rosenberg W., Haynes RB. Evidence-Based Medicine: How to practice and teach EMB, 2nd Ed. Londxon, Churchill Livingstone 2000.

2. Rossouw JE. "Risk and Benefits of Estrogen plus Progestin in Healthy Posmenopausal Women. "JAMA 288: 321-333, 2002.

3. The Women's Health Initiative Study Group. "Design of the Women's Health Initiative Clinical Trial and Observational Study". Control Clin Trials 19: 61-109, 1998. 

 Haga su consulta por tema

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |