|Lunes, abril 21, 2014

Evaluación Global Subjetiva del Estado Nutricional en Pacientes Renales (EGS)  

La EGS es válida para estimar el estado nutricional de los pacientes en diálisis. Además se asocia con la probabilidad de sobrevida de los pacientes. LA EGS, se desarrolló para estimar el estado nutricional prequirúrgico del paciente. Su validez se basa en la correlación de tres medidas de morbilidad postoperatoria intrahospitalaria (incidencia de infección, uso de antibióticos y estancia hospitalaria).

La EGS originalmente, se desarrolló como método de evaluación del Estado Nutricional en pacientes antes de cirugías gastrointestinales. Cuando se aplicó a pacientes con CAPD, la validez de la prueba se redujo a 4 ítems (pérdida de peso, anorexia, pérdida de tejido subcutáneo y pérdida de masa muscular). Para incrementar la habilidad de la EGS para detectar el cambio en el estado nutricional, la escala de puntaje se incrementó de 3 a 7 puntos.

La EGS, se modificó para poder ser usada en pacientes con CAPD, usando una escala de 7 puntos, la cual puede ser aplicado por cualquier profesional de la salud con un corto período de entrenamiento.

Los cuatro ítems usados para evaluar el estado nutricional de los pacientes en CAPD son: cambio de peso, anorexia, pérdida de tejido subcutáneo y pérdida de masa muscular.

CAMBIO DE PESO:

Se mide por la siguiente pregunta: “¿Cuál era su peso hace seis meses?”. Idealmente, esto debe estar documentado por el peso actual, pero se acepta la información del paciente. Una pérdida mayor al 10% es severa, entre el 5% y el 10% es moderada, y menor del 5% es leve. Estos datos se interpretan subjetivamente en la escala de 1 a 7, donde 1 ó 2 es malnutrición severa, 3 a 5 es malnutrición moderada y 6 ó 7 es malnutrición leve o nutrición normal. Si el cambio de peso es intencional, la pérdida de peso puede ser menos subjetiva, mientras que el edema puede enmascarar grandemente la pérdida de peso.
ANOREXIA:

Se mide por la siguiente pregunta: ¿Ha cambiado su ingesta alimentaria diaria acostumbrada? Preguntas adicionales determinarán si la ingesta ha disminuido por prescripción o por pérdida del apetito. Las náuseas y vómito son factores adversos para este ítem. El entrevistador debe considerar la ingesta en la escala de los 7 puntos, con altos puntajes para una buena ingesta dietaria, buen apetito y ausencia de náuseas y vómito.

TEJIDO SUBCUTÁNEO:

(Gasto de Grasa y músculo). Se puede examinar en muchas áreas (para más detalle consultar el folleto de BAXTER HEALTHCARE, Publicación BRU 008-312-2000).

La grasa subcutánea puede ser evaluada examinando los depósitos de grasa directamente y por debajo de los ojos y pellizcando el bíceps y tríceps. Los depósitos de grasa en una persona bien nutrida se ven protuberantes, mientras que en pacientes desnutridos se ven cóncavos. Cuando la piel del bíceps y tríceps se pellizca generosamente, el grosor del pliegue entre los dedos del examinador es un indicador del estado nutricional. El examinador, entonces, determina el puntaje en la escala de 7 puntos.

MASA MUSCULAR:

Puede ser evaluada examinando los músculos temporales, las prominencias de la clavícula, el contorno de los hombros (unos hombros redondeados son indicativos de buena nutrición, mientras que unos hombros cuadrados son indicativos de malnutrición), visibilidad de la escápula, visibilidad de la reja costal, visibilidad del músculo interóseo (masa muscular entre los dedos pulgar e índice). Estos son considerados en la escala de los 7 puntos.

El puntaje total no es un simple promedio aritmético de los cuatro ítems. El examinador puede aplicar diferentes valores a cada ítem. Por ejemplo: Si el examen físico indica claramente una malnutrición severa, pero el paciente refiere una moderada pérdida de peso y un buen apetito, el examinador puede darle mayor valor al examen físico que al ítem de historia referida por el paciente.

En 23 pacientes con CAPD, se asociaron estadísticamente los cuatro ítems con el EGS: pérdida de peso, anorexia, pérdida de tejido subcutáneo y pérdida de masa muscular. Esto fue validado correlacionando los ítems con la concentración de albúmina sérica, con impedanciometría, medidas antropométricas y rata catabólica proteica normalizada.

La EGS no ha sido validada para realizarla en la población pediátrica en diálisis peritoneal. Por tanto se recomienda no usar la EGS en niños.

Tomado de DOQI (Dialysis Outcome Quality Iniciative) Clinical Practice Guidelines. National Kidney Foundation.

Deja un comentario

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*