|Wednesday, November 26, 2014

Canalización de Venas Periféricas  

Luz Adriana Escobar Mora
Enfermera, Universidad de Antioquia,
Enfermera, Cuidados Intensivos Clínica CES,
Docente, Tecnología en Atención Prehospitalaria, Instituto de Ciencias de la Salud, CES
Yury Forlan Bustos, MD
Residente de Emergencias y Desastres,
Universidad del Rosario.
Alexander Paz Velilla, M.D.
Especialista, Medicina Interna
Coordinador Área Educativa y de Capacitación
Centro Regulador de Urgencias – Bogotá

Introducción

El acceso al sistema vascular en el ámbito prehospitalario, se puede realizar principalmente a través de accesos venosos pero también la vía intraósea constituye un abordaje útil y eficiente cuando esta indicado.

La cateterización venosa es una técnica invasiva que permite disponer de una vía permanente de acceso al árbol vascular del paciente.

La punción de las venas se lleva a cabo para administrar medicamentos o soluciones (fines terapéuticos) y para obtención de muestras de sangre para análisis de laboratorio (fines diagnósticos).

Mediante la veno punción:

. Se obtiene acción muy rápida del medicamento (efecto inmediato).
. Se puede administrar cantidades considerables de medicamento, líquidos o soluciones específicas.
. Se administran sustancias que por otras vías producen irritación de los tejidos.
. Sepuede aplicar cierto tipo de medicamentos.

Selección del Sitio de Función

La identificación de la vena debe realizarse por palpación. Se debe determinar su trayecto, movilidad, diámetro, fragilidad y resistencia a la punción.

Un aspecto muy importante antes de proceder a obtener un acceso venoso, es considerar la utilidad de su instauración, la cual se debe determinar tomando en cuenta importantes parámetros como son:

Tipo de traslado (primario o secundario)

Tiempo de traslado

Necesidad inmediata de instaurar líquidos o medicamentos para corrección del estado
de inestabilidad.

Para aquellos casos en que el traslado sea primario, el tiempo de traslado corto y el paciente se encuentre inestable, el intento de canalización no debe retrasar el traslado a un centro adecuado.

En el caso de cateterización periférica de miembros superiores, debe valorarse idealmentel dorso de la mano y continuar por antebrazo y flexura del codo de la extremidad no dominante. De esta forma, si se produce una obliteración de una vena canalizada, no se provoca la inutilización automática de otras más distales; lo anterior cobra importancia en las terapias endovenosas a largo plazo. Para casos en los que requiera reposición de líquidos o instauración inmediata de medicamentos se debe preferir venas de gran calibre y de ubicación proximal.

Otro factor de relevancia en la selección de la vena a puncionar es el tipo de solución a inyectar, prefiriendo las de mayor calibre en el momento de administrar sustancias irritantes, hipertónicas o de grandes volúmenes en pacientes politraumatizados, tales como las venas basílicas y cefálicas.

Las extremidades inferiores se seleccionan como último recurso por los riesgos de tromboflebitis y de infección.

Se debe evitar la punción para administración endovenosa de cualquier sustancia en venas situadas por debajo de una infiltración, zonas con flebitis, heridas, hematomas o lesiones cutáneas, venas esclerosadas o trombosadas, brazos afectados por mastectomia radical, infecciones o fístula arteriovenosa.

 

Selección del Catéter

La cateterización periférica se realiza con cánulas cortas semirígidas de diferentes diámetros. Suelen estar hechas en teflón, lo que les permite ser muy bien toleradas por los tejidos

Cateteres

Para definir el calibre del catéter se tiene en cuenta la edad del paciente y los traumas asociados, entre otros. Los calibres pequeños como los No 24-22 son adecuados para lactantes, niños y adultos con venas extremadamente pequeñas.

Los calibres grandes como los No 16-18 son indicados para pacientes quirúrgicos, politraumatizados y urgentes en general y pacientes que serán transfundidos.

Siempre revisar las agujas o catéteres que se van a usar para detectar a tiempo cualquier imperfección.

Métodos de Terapia Endovenosa

Venoclisis: este sistema permite la introducción de líquidos al torrente sanguíneo con fines terapéuticos o diagnósticos de forma continúa, sin importar los volúmenes a infundir, permitiendo administrar líquidos, electrolitos y nutrientes cuando el paciente que lo requiera. Se hace por medio de equipos de infusión que permiten un cálculo de goteos constantes (equipos macrogoteros, microgoteros, transfusionales y otros especiales para bombas de infusión) y van conectados directamente a la solución endovenosa o a buretras (recipiente plástico graduado hasta 150 cc que se conecta en su parte inferior al equipo de venoclisis y permite administrar medicación diluida).

Por ser de uso continuo se recomienda no canalizar venas a nivel de pliegues, pues la flexión interfiere con la exactitud de volumen con respecto al tiempo.

Índice Guía HospitalariaVía Intraósea

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Leave a Reply

Tu dirección de correo y teléfono no serán publicados.


*

Current ye@r *