REVISTA DE GASTROENTEROLOGÍA 

 

 

 

TRABAJOS ORIGINALES

 

TERAPIA TRIPLE CON LANSOPRAZOL, AMOXICILINA

Y CLARITROMICINA DURANTE 10 DÍAS

(LAC-10) ERRADICA HELICOBACTER PYLORI

 

 Haga su consulta por tema

 

 

Oscar Gutiérrez, MD., Hospital San Juan de Dios, profesor de Gastroenterología,
Universidad Nacional de Colombia. Bogotá.
William Otero,
MD., Clínica Fundadores, profesor de gastroenterología,
Universidad Nacional de Colombia, Bogotá.
Oscar Páez, MD. Instituto de Seguros Sociales, I.P.S., Seccional Atlántico. Barranquilla.
Luis Fernando Roldán, MD., Instituto GastroClínico, Medellín, Colombia.
Eduardo de Lima, M.D., Centro Médico Imbanaco, Cali.
Raúl Bernal Reyes, MD. Hospital General de Zona No. 1. IMSS, Pachuca, México.
Jorge Alberto Borbolla, MD. Hospital General de Pachuca, SSA, Pachuca, México.
Z. Jack Zhang, M.D., Ph.D.
Abbott Laboratories,
Abbott Park, Illinois, United States.

 

Resumen

 

Este estudio evaluó la e.cacia y seguridad de una terapia triple con lansoprazol, 30 mg dos veces al día; amoxicilina, 1.000 mg dos veces al día, y claritromicina, 500 mg dos veces al día durante 10 días (LAC-10) para la erradicación de Helicobacter pylori en Colombia y México.

Materiales y métodos: se incluyeron en el estudio 87 pacientes infectados por H. pylori que tenían úlcera duodenal o dispepsia no ulcerosa (DNU). Antes del tratamiento, se les realizó una prueba respiratoria de úrea marcada con carbono 13 (13C-Urea Breath Test) y endoscopia digestiva alta para documentar infección por H. pylori y la presencia o ausencia de úlcera duodenal activa. La erradicación de H. pylori se evaluó, por lo menos, 4 semanas después de finalizar el tratamiento con 13C-UBT e histología.

 

Resultados: 85 pacientes completaron el tratamiento con LAC-10. H. pylori fue erradicado en 90% en el análisis por protocolo y en 88% por intención de tratar. El tratamiento fue bien tolerado por cuanto los efectos adversos fueron leves a moderados y solamente en un paciente fueron graves y obligaron a suspender el tratamiento.

 

Conclusiones: LAC-10 es altamente efectivo para erradicar H. pylori y debería ser considerado como el tratamiento de elección.

 

Sumary

 

Background: This study assessed the safety and efficacy of triple therapy with lansoprazole 30 mg BID, amoxicillin 1,000 mg BID, and clarithromycin 500 mg BID for 10 days (LAC-10) for H. pylori eradication in Colombia and Mexico.

Materials and Methods: Eighty-seven H. pylori-positive patients with active duodenal ulcer or non-ulcer dyspepsia were enrolled in this study. Pre-treatment 13C-Urea Breath Test and endoscopy (for CLOtest, histology) were performed to document H. pylori status and the presence or absence of active duodenal ulcer. H. pylori eradication was assessed at least 4 weeks post-treatment with 13C-UBT and histology.

 

Results: Eighty-.ve patients completed LAC-10 therapy. H. pylori eradication was 90% by per protocol analysis and 88% by intent-to-treat analysis. Treatment was well tolerated as all adverse events were mild to moderate in severity and led to discontinuation in only one patient.

 

Conclusions: LAC-10 is highly effective in eradicating H. pylori and should be considered as the treatment of choice for H. pylori eradication.

Rev Colomb Gastroenterol 2001;16:132-135.

 

Introducción

 

Helicobacter pylori produce una de las infecciones mundo (1). Es la principal causa de gastritis crónica y está altamente asociada con la úlcera péptica (1, 2).

 

Aproximadamente 80-90% de las úlceras duodenales se asocian con la infección por H. pylori (3). La terapia de erradicación ha sido recomendada como una práctica estándar en el tratamiento de la úlcera péptica por su significativo papel en su patogénesis y su erradicación ha demostrado que previene la recurrencia ulcerosa (4). En diferentes regiones del mundo se han sugerido guías para la erradicación de H. pylori (5-8); sin embargo, el régimen óptimo aún no s ha dterminado.

 

Actualmente, se reconoce que para lograr una erradicación efectiva de H. pylori, se necesita la coadministración de diferentes clases de medicamentos con acciones sinergísticas o aditivas. La combinación de bismuto, metronidazol y tetraciclina, utilizada por primera vez en los 80, produjo inicialmente altas tasas de erradicación (9); sin embargo, el éxito de este esquema se disminuye por la resistencia al metronidazol, la pobre tolerancia y el cumplimiento (10).

 

La terapia dual utilizando un inhibidor de la bomba de protones (IBP) con un agente antimicrobiano dió resultados prometedores (11,12), pero eran deseables tasas más altas de erradicación, por lo cual fue necesario incluir en el régimen un segundo antibiótico.


Datos cada vez más frecuentes demostraron que una terapia triple con antibióticos e inhibidores de la bomba de protones producían tasas de erradicación más altas que las terapias duales (9). Los esquemas más frecuentemente utilizados incluyen un IBP con amoxicilina más claritromicina.

 

Un estudio demostró una tasa de erradicación del 91% en pacientes tratados durante 10 días con amoxicilina, 1.000 mg dos veces al día, claritromicina, 500 mg dos veces al día, y omeprazol, 20 mg  dos veces al día (13). Otro estudio que utilizaba lansoprazol como IBP, administrado durante 14 días, informó una tasa de erradicación del 92% (14). Teóricamente, esta combinación pareció mejor ya que el lansoprazol, además de la supresión de ácido, ha demostrado actividad selectiva contra H. pylori in vitro (15). La claritromicina ha demostrado ser la monoterapia más eficaz (16). La amoxicilina, por ser mejor tolerada que la tetraciclina, se ha recomendado como substituto de ésta en la triple terapia con bismuto (17).

 

El presente estudio multicéntrico fue diseñado para evaluar la tasa de erradicación utilizando un esquema de duración más corta. Los pacientes con úlcera duodenal activa o dispepsia no ulcerosa (DNU), infectados con H. pylori, recibieron lansoprazol, claritromicina y amoxicilina durante 10 días (LAC-10).

 

Materiales y métodos

 

Población de estudio

 

Fueron elegibles para ingresar al estudio hombres y mujeres con edades entre 18 y 80 años, infectados con H. pylori, con úlcera duodenal activa o dispepsia no ulcerosa. Se definió úlcera duodenal como una solución de continuidad bien circunscrita en la mucosa duodenal que tuviera un diámetro mayor máximo de 25 mm con aparente profundidad y cubierta por un exudado. Se aceptaron hasta 3 úlceras si todas estaban localizadas en el duodeno o en el canal pilórico.


La DNU se definió como dolor o malestar en el abdomen superior, por lo menos de 12 semanas de duración, continua o no, en los 12 meses precedentes, en ausencia de úlceras u otras enfermedades que explicaran tales síntomas. Los síntomas de DNU incluyen dolor epigástrico diurno o nocturno, náuseas, vómito, sensación de llenura (bloating) y flatulencia.

 

Se excluyeron los pacientes que hubieran recibido drogas antiulcerosas en dosis cicatrizantes durante más de 5 días durante las dos semanas previas a la iniciación del estudio o compuestos de bismuto o antibióticos en cualquier momento dentro de las 4 semanas previas al comienzo del estudio.

 

Antes del tratatamiento, todos los pacientes tuvieron diagnóstico de infección por H. pylori documentada con prueba positiva de ureasa rápida (CLOtest®), histología o prueba respiratoria con úrea marcada con 13C (18).

 

Diseño del estudio

 

Este fue un estudio abierto. Todos los pacientes recibieron claritromicina, 500 mg dos veces al día; lansoprazol, 30 mg dos veces al día, y amoxicilina, 1.000 mg dos veces al día durante 10 días.

 

Los pacientes fueron evaluados antes del tratamiento, durante el mismo (5 días después de la primera dosis), al final y a las 4 semanas después de la última dosis del tratamiento para síntomas clínicos. Se practicó una endoscopia digestiva alta antes del tratamiento y en la visita de seguimiento para determinar la presencia o ausencia de úlcera duodenal y obtener biopsias. El CLOtest (Delta West Ltd., Australia) se realizó durante la endoscopia pretratamiento en una biopsia del antro.


El estudio de histopatología se realizó en 2 biopsias del cuerpo y del antro durante las endoscopias pre y post-tratamiento. Para su análisis histopatológico, todas las biopsias fueron enviadas al laboratorio central de histopatología de los hospitales universitarios St. James y Seacroft del Reino Unido, en donde se colorearon con hematoxilina y eosina para graduar la severidad de la gastritis y con Giemsa para detectar H. pylori.


El patólogo desconocía las características clínicas de los pacientes y los resultados de las otras pruebas. La prueba respiratoria con 13C-úrea también se realizó pretratamiento y en la visita de seguimiento posttratamiento, para evaluar la existencia de H. pylori.

 

A los pacientes no se les permitió tomar ningún medicamento antiulceroso o drogas ulcerogenénicas, compuestos de bismuto o antibióticos desde el ingreso y durante el período de seguimiento post-tratamiento.


El cumplimiento se evaluó mediante el conteo de las tabletas retornadas en cada visita. La seguridad se evaluó monitorizando los efectos adversos y los resultados de las pruebas de laboratorio.

 

El estudio fue conducido de acuerdo con las recomendaciones de las buenas prácticas clínicas (good clinical practices, GCP) y la declaración de Helsinki. El protocolo del estudio fue aprobado por los comités de ética de cada institución participante. Todos los pacientes firmaron el consentimiento informado.

 

Evaluación de la eficacia

 

La eficacia se evaluó tanto por protocolo como por intención de tratar. El último incluyó todos los pacientes incluidos en el estudio y que hubieran tomado, por lo menos, una dosis del esquema estudiado, aunque no lo terminara. La erradicación de H. pylori por protocolo se definió como la ausencia del mismo tanto por histología como por la prueba respiratoria de úrea marcada en la visita de seguimiento post-tratamiento y por intención de tratar la negatividad en, por lo menos, una prueba.

 

La cicatrización de las úlceras se evaluó mediante endoscopia en la visita de seguimiento. Los cambios en los síntomas se analizaron de acuerdo con sus modificaciones desde la visita inicial hasta las subsecuentes visitas.

 

 

 

 

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |