REVISTA DE ENFERMERÍA 

TEMAS LIBRES
 

 

EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA:
UN ARTE INNOVADOR*

Rosa María Nájera**

* Conferencia dictada durante la Sexta Conferencia Iberoamericana de Educación en Enfermeria

** Expresidenta de ALADEFE.
Miembro del consejo Editorial Consultivo de la Revista Actualizaciones en Enfermeria.
rnnajera@cueyatl.vam.mx

Referirse a enfermería hace necesario visualizar el contexto social en el que ésta se genera y se desarrolla. Estando presentes en la VI Conferencia Iberoamericana de Educación en Enfermería tanto las responsables de formar a los futuros profesionales como aquellos que están viviendo el proceso educativo, requieren una reflexión acerca de la situación en que se encuentra el mundo en general y América Latina en particular, y que se tenga presente los grandes retos a los que hay que enfrentarse en esta dinámica mundial para que se cumplan los principios que han dado origen y sostenibilidad a la carrera de enfermería.

Los cambios económicos y la implementación en los países de la región de programas de estabilización económica y el ajuste estructural exigido por las agencias internacionales, Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional como estrategia para enfrentar la crisis fiscal y económica, ha generado al parecer una agudización de la problemática social y económica e incrementado los niveles de pobreza de algunos grupos sociales. Los índices de desempleo han aumentado en casi todos los países, con el consecuente deterioro de la capacidad económica de la población para satisfacer sus necesidades básicas, lo que influye decididamente en las condiciones de salud y de educación. "Las políticas neoliberales han acrecentado las desigualdades sociales en todas partes; grandes sectores de la población han quedado excluidos de los mercados. En casi todos los países de la región las economías han registrado una recesión significativa".

El contexto descrito ha influido para que los avances tecnológicos en salud no hayan impactado lo suficiente en el mejoramiento de la salud y en la calidad de vida de toda la población. Por otra parte, los procesos de reforma de los sistemas de salud, fundamentados en postulados tales como; la universalidad, equidad, solidaridad, integridad y calidad, aunados a procesos de descentralización política administrativa y fiscal, en relación con la atención a la salud no parece haber mejorado sustancialmente en las últimas décadas. Los sistemas sanitarios están atravesando una crisis importan-te relacionada con los nuevos modelos económicos que fortalecen el mercado y la ganancia privada con la cual se ha afectado negativamente a la salud pública.

De acuerdo con la OPS/OMS las principales características que se identifican en América Latina en el escenario social, político y económico de la salud son las siguientes:

• Cambios demográficos que implican nuevas demandas de servicios de salud

• Nuevas situaciones políticas económicas: globalización, aumento de la participación del sector privado en la prestación de servicios de salud.

• Inequidad económica y social generalizada y en crecimiento

• Reforma del sector público, que involucra nuevas directrices: descentralización, privatización, mayor énfasis en la eficiencia (hacer más con menos), y efectividad; los cambios en el sistema de financiación del sector salud, y la flexibilidad laboral, entre otros.

• Desarrollo de la informática mundial que favorece el desarrollo de los sistemas de información, la globalización del conocimiento y los cambios tecnológicos.

• Problemas nuevos de salud pública, reemergencia de enfermedades ya controladas y desarticulación de acciones realizadas por los diferentes actores del sistema.

• Predominio de un modelo de salud curativo.

• Insuficiente cobertura y accesibilidad a los servicios de salud.

• Insuficiente oferta de recursos humanos de enfermería para satisfacer las demandas de servicios de la población.

Todos estos elementos constituyen el contexto de los servicios de salud y tienen implicaciones importantes tanto en la formación como en la práctica de enfermería así:

• Necesidad de profundizar y clarificar el campo de conocimientos de enfermería.

• Desarrollo de nuevas competencias para la gestión del cuidado de enfermería en sus diferentes ámbitos y niveles de los servicios y del sistema de salud en su conjunto.

• Ampliación de la participación de enfermería en la definición, implementación y evaluación de políticas públicas saludables.

• Habilidad para aprovechar los adelantos en las comunicaciones en beneficio del desarrollo de los servicios.

• Fortalecer habilidades para realizar trabajo multidiscipliario con visión interdisciplinaria.

• Crear nuevas estrategias para el trabajo comunitario de promoción de la salud y la prevención de riesgos.

Los aspectos antes enunciados exigen de los educadores de la enfermería una redefinición en el rumbo del acto educativo, ya que la educación es uno de los elementos claves para hacer posible que el personal de enfermería contribuya eficiente y eficazmente a la transformación de su práctica en beneficio de la población. Se requiere otorgar atención en igualdad de circunstancias al pregrado, al posgrado y a la educación permanente sin privilegiar una en detrimento de la otra.

Se necesita que como formadores de recursos humanos repensemos la actividad que estamos desarrollando y mirar nuevos horizontes que ayuden a preparar profesionales para que actúen en nuevos y diversos escenarios, donde el compromiso y la solidaridad social se dejen sentir en cada uno de sus actos.

La educación tiene el papel de mejorar la condición material de los hombres y enriquecer la calidad de su vida. No debe limitarse a la adquisición de conocimientos y del saber hacer, debe igual-mente preocuparse del contenido de nuestra existencia, de nuestras ideas, de nuestros ideales y de nuestra fuerza moral. Se impone un equilibrio en todos los niveles de la educación, entre los tres componentes que se entrecruzan parcialmente y que se podrían tal vez clarificar respectivamente: de táctica, estratégica y humanista. La primera tiene que ver con los conocimientos teóricos y prácticos de utilidad inmediata o temporal, la segunda con las conocimientos que conservan su valor y su utilidad durante toda la existencia, y la tercera con la calidad y el sentido de la vida.

 

 Haga su consulta por tema