REVISTA DE ENFERMERÍA 

Por tanto, será relevante participar en la elaboración de lineamientos, políticas y recomendaciones tendientes a favorecer la salud de los trabajadores, siendo así, conveniente trabajar en los siguientes aspectos:

1. Delimitar y definir el ámbito del quehacer del profesional de enfermería. La situación actual exige res-puestas concretas y claras respecto a la especificidad del trabajo, a fin de solucionar los problemas reales, para lo cual se requieren conocimientos tecnológicos y científicos, incursionar en nuevas opciones laborales y en la búsqueda de oportunidades.

2. Participar con el equipo interdisciplinario en el análisis ambiental externo e interno de la comunidad para determinar el diagnóstico de la salud de los trabajadores que oriente la formulación y ejecución de alternativas de soluciones en el control de las condiciones de trabajo y de salud de todos los trabajadores.

3. Fomentar la participación real y efectiva de los trabajadores y trabajadoras, así como la de su familia en la determinación del diagnóstico de la situación de salud del colectivo, en la formulación de estrategias para la solución de problemas, en la prevención de riesgos ocupacionales, en la recuperación de la salud, en la rehabilitación, en la limitación del daño y en la implementación de estrategias que promuevan los estilos de vida saludables, a partir del autocuidado en busca de contribuir a elevar la calidad de vida.

4. Estimular y motivar en los empresarios la cultura de la salud del trabajador como el mayor activo de la empresa, contribuyendo con ello a aumentar la producción y disminuir los riesgos potenciales, estableciendo un balance positivo entre riesgo beneficio.

5. Es imperioso que el número de enfermeras que trabajen por la salud del trabajador, aumenten en forma sustancial cada día, al igual que lo deben hacer otros profesionales, a fin de fortalecer el trabajo multidisciplinar, interdisciplinar y por qué no trasdisciplinar e intersectorial por medio de la búsqueda de modelos de cuidado asociativos para los sectores informales de la economía y para los sectores desprotegidos como la agricultura, la minería, construcción y la micro-empresa.

6. La formación y cualificación académica, de las enfermeras profesionales, aún desde el pregrado es necesaria, fundamentada especialmente en lo social y lo preventivo; preparándose así para afrontar riesgos psicosociales, pues como se ve, es el cuidado de la salud del trabajador aspecto sustantivo en el desarrollo empresarial y por ende en el crecimiento de la economía nacional. Inclusive en la educación continuada cobra gran importancia el ingreso y la oferta de la enfermera a diferentes cursos que abordan una gran variedad de temas pertinentes al cuidado integral de la salud del trabajador. Por todos es conocido el liderazgo aún vigente de los programas de especialización ofrecidos por enfermería a nivel unidisciplinar e interdisciplinar en nuestro país desde la década de los años 80 del siglo pasado.

 

A partir de mi experiencia como enfermera salubrista ocupacional, desde la vivencia como cuidadora y como formadora del talento humano en el área, y por qué no como persona trabajadora, y considerando los aportes de otros autores, el desempeño profesional de la Enfermera Ocupacional, se puede sintetizar en las siguientes áreas:

Los campos de acción del profesional de Enfermería para el cuidado de la salud de la persona trabajadora, su familia y el colectivo al que pertenece, han sido propuestos por varios autores en nuestro país, pero he considerado la presentada por Useche (1996), por coincidir con ella en gran parte. Se refiere a los diferentes escenarios en los cuales se desempeña la enfermera, siendo en su planteamiento consecuente con las áreas de desempeño en los que por siempre se ha destacado la enfermera, así; como administradora, proveedora de cuidado, educadora, investigadora y consultora las que pueden ser ejercidas en forma institucional o en forma liberal requiriéndose para su cabal ejercicio; idoneidad profesional y cualidades gerenciales. Es de considerar siempre la valía de pertenecer a un equipo multidisciplinario, interdisciplinario o mejor aún transdisciplinario.(2) (Tabla 1)

Tabla 1. Areas de Desempeño Ocupacional de la Enfermera Ocupacionista

Miembro de un equipo interdisciplinario

• Diagnóstico de salud y de condiciones de trabajo
• Formulación de políticas y propuestas de solución
• Actualización de los sistemas de información
• Evaluación de los sistemas de control y monitoría
• Estudios de Investigación

Gerente

• Líder
• Capacidad para la toma de decisiones
• Promotor de cambio

Proveedor de cuidado integral de enfermería

• La salud del trabajador
• Papel del profesional de Enfermería como proveedor de cuidado integral
• Papel del trabajador en su autocuidado
• Interrelación enfermera-trabajador

Investigadora

• En el ámbito individual
• Como parte de un equipo interdisciplinario
• Importancia de esta función

Docente

• Mantener el liderazgo en la formación del talento humano
• Actualización y flexibilidad ante los cambios

Consultora

• Consultoría interna
• Consultoría externa
• Contratación de servicios para el diseño, desarrollo y evaluación de programas de salud ocupacional

Promotora del desarrollo profesional

• Mejorar sus conocimientos y habilidades
• Promover el cumplimiento de los principios éticos y legales de la profesión
• Contribuir al logro de una mayor autonomía y estatus social de la profesión de enfermería.

Tomado: de Useche Luz Graciela, Propuesta Sobre el Papel del Profesional de
Enfermería en Salud Ocupacional 1996.

Es importante considerar que por ser enfermería una profesión social, está influenciada en su ejercicio por múltiples circunstancias, en primera instancia por el perfil de salud de la persona trabajadora: siendo ésta tan di-versa y variada en virtud de la riqueza sociocultural que posee la población trabajadora en nuestro país, las variables consideradas son entre otras: edad, sexo, raza, talla, peso, educación, forma de vinculación, estilo de vida, procedencia, estado civil.

Comportamiento frente a su propia condición de salud. Por lo cual es claro que existen grupos mucho más vulnerables que otros como en el caso de trabajadores desplazados, ancianos y niños trabajadores, personas con contrato laboral a término definido, trabajo a destajo, trabajo informal y/o vendedores ambulantes de todas los grupos etáreos.

Los aspectos sociales - culturales: la población colombiana no tiene la misma posibilidad de acceso al trabajo, a los diferentes servicios de salud, educación, servicios públicos, vías de acceso, comunicaciones y en general infraestructura que determine su posibilidad al desarrollo y a estilos de vida saludables. Aunque la Constitución Nacional considera la equidad e igualdad para todas las etnias y culturas, esto sólo se queda en letra muerta. Por lo que la enfermera ocupacional deberá considerar estos aspectos para que su ejercicio sea coherente con la realidad individual de sus usuarios.

 

 

 Haga su consulta por tema