REVISTA DE ENFERMERIA 

 

EVALUACIÓN DE LOS
COMPONENTES DEL TRIAGE

El sistema de triage debe ser evaluado permanentemente debido a que el triage es un proceso, su efectividad puede medirse con el análisis de los procesos y el resultado clínico. Utilizando las herramientas de mejoramiento continuo de la calidad, se han realizado evaluaciones centradas en las siete dimensiones de la calidad: seguridad, efectividad, eficiencia, aceptabilidad, accesibilidad, resultados apropiados y la capacitación de la enfermera.(22)

En relación con el resultado clínico, la exactitud de los métodos de triage es definida por la sensibilidad y la especificidad. La sensibilidad se refiere a la fracción de pacientes lesionados correctamente identificados; la especificidad se define como la fracción de pacientes no lesionados correctamente identificados. Términos más comúnmente usados y más fácilmente entendibles para la definición de la exactitud del método de triage son “subtriage” y “sobretriage”. Sobretriage (falso positivo) es la incorrecta identificación de un paciente en un nivel de prioridad mayor a la complejidad real de su problema de salud; subtriage (falso negativo) es la identificación incorrecta de un paciente en un nivel de prioridad menor a la complejidad de su problema de salud.(23)

En el Departamento de Urgencias de la FSFB, desde hace tres años se realiza una evaluación mensual sistemática del resultado del triage; esta evaluación comprende la calidad de la información consignada en el formato de triage y la concordancia entre el criterio médico y de enfermería sobre la clasificación del paciente. Uno de los primeros cambios importantes observados fue la calidad de la información consignada en el formato; inicialmente no se registraba la información completa especialmente en lo pertinente a la revisión por sistemas. Se debió trabajar en este aspecto ya que era relevante para la evaluación del resultado del triage. En relación con la concordancia de la clasificación, los resultados muestran gran variabilidad (78% a 99% de concordancia) esto puede explicarse por que es un procedimiento dependiente de la opinión médica, sin estandarización. (Figura 1)


Figura 1. Flijograma del Proceso de Triage en el Departamento de Urgencias de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Debido a que no se lograba un comportamiento regular de la clasificación del paciente se planteó la necesidad de definir un estándar para la valoración del paciente, un algoritmo de decisiones en triage y la evaluación del procedimiento tomando como indicador el porcentaje de adhesión de las enfermeras a la guía. El porcentaje de adhesión fue 89,4% en los cuatro meses de aplicación. Se identificó la necesidad de mayor capacitación de las enfermeras, especialmente de aquellas que no son de asignación permanente a esta área.

 

CONCLUSIONES

El sistema de triage ideal es aquel diseñado de acuerdo con las políticas y necesidades de cada Departamento de Urgencias; puede ser considerado un “invento casero”.

Como es un proceso, debe permitir la evaluación y el mejoramiento continuo.

Se deben desarrollar las competencias en el profesional de enfermería para el desempeño en el triage de los Departamentos de Urgencias, fortaleciendo este campo de acción.

Champion citado por Maslanka dice “la Ciencia y el arte del triage están basados, predominantemente, en la anécdota, ninguno de ellos está soportado en una documentación adecuada” de HR. Champion, (24) se encuentra la oportunidad de realizar investigación clínica en el tema que fundamente esta actividad de trascendental importancia en el Departamento de Urgencias y que sorprendentemente es empírica.


Figura 2. Concordancia del Triage Médico / Enfermería. Departamento de Urgencias FSFB

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Pulido H. Asociación Colombiana de Hospitales Triage Hospitalario. 2000.

2. Soler E, Escalante H. Triage Fundación Cardio Infantil. Bogotá, 2000.

3. Hospital Militar Central. Triage de Urgencias. Bogotá, 2000.

4. Instituto de Seguros Sociales. Vicepresidencia prestadora de servicios de salud. Triage de Urgencias. Bogotá, 1999.

5. Cook S, Sinclair D. Emergency department triage: a program assessment using the tools of continous quality improvement. The Journal of Emergency Medicine. 1993; 15;(6):889-894.

6. American College of Surgeons. Advanced Trauma Life Support. 1997; 23-26.

7. Williams R. Triage and emergency department services. editorial. Annals of Emergency Medicine. 1996; 27(4):506-508. abdominal pain out of the emergency department: three months feasibility study. University of California, Davis, Medical Center.

15. Mower W, Sachs C, Nicklin E, et al. Pulse oximetric as a fifth pediatric vital sign. Pediatrics. 1997; 99(5):681-686.

16. Wells-Mackie J. Clinical assessment and priority setting. Nursing Clinics of North America. 1981; 16(1): 3-11.

17. Dueñas M, Velandia M. Triage hospitalario. Fundación Santa Fe de Bogotá. 2001; 1-32.

18. Kennedy K, Aghababian RV, Gans L, et al. Triage: techniques and aplications in decision making. Annals of Emergency Medicine. 1996; 28(2):136-44.

19. Loyola University Medical Center. Emergency Department. Triage Protocol. 1992; 1-33.

20. George S, Read S, Westakle L, et al: evaluation of nurse british accident at emergency department. British Medical Journal. 1992; 304: 876-878.

21. Lowe R, Bindman A, Ulrish S, et al. Refusing care to emergency department of patients: evaluation of published triage guidelines. Annals of Emergency Medicine. 1994; 23(2):286-293.

22. Waldrop R, Harper D, Mandry C, et al. Prospective assessment of triage in an urban emergency department. Southern Medical Journal. 1997; 90(12):1208-1212.

23. Sampalis J, Lavoie A, Williams J, et al. Impact of onsite care, prehospital time and level of in hospital care on survival in severity injured patients. The Journal of Trauma. 1993; 34 (2):252-261.

24. Maslanka A. Scoring systems and triage from the field. Emergency Medicine Clinics of North America. 1993; 11(1):15-25.

8. Vanegas S. Protocolo de Triage del Departamento de Urgencias. Fundación Santa Fe de Bogotá. 1995.

9. Derlet R, Kinser D. The emergency department and triage of non urgent Patients. Editorial. Annals of Emergency Medicine. 1994; 23(2):377-379.

10. Derlet R, Kinser D, Lou R, et al. Prospective identification and triage of nonemergency patients out of an emergency department: a 5 year study. Annals of Emergency Medicine 1996; 25(2):215-223.

11. Estrada E. Triage Systems. Nursing Clinics of North America. 1981; 16(1):13-24.

12. Blumer J. Cuidados Intensivos en Pediatría . 1993; anexo.

13. Brillman J, Doezema D. Triage: limitations in predicting need for emergent care and hospital admission. Annals of Emergency Medicine. 1996; 27(4):493-500.

14. Derlet R, Reynolds J. Triaging patients with  abdominal pain out of the emergency department: three months feasibility study. University of California, Davis, Medical Center.

15. Mower W, Sachs C, Nicklin E, et al. Pulse oximetric as a fifth pediatric vital sign. Pediatrics. 1997; 99(5):681-686.

16. Wells-Mackie J. Clinical assessment and priority setting. Nursing Clinics of North America. 1981; 16(1): 3-11.

17. Dueñas M, Velandia M. Triage hospitalario. Fundación Santa Fe de Bogotá. 2001; 1-32.

18. Kennedy K, Aghababian RV, Gans L, et al. Triage: techniques and aplications in decision making. Annals of Emergency Medicine. 1996; 28(2):136-44.

19. Loyola University Medical Center. Emergency Department. Triage Protocol. 1992; 1-33.

20. George S, Read S, Westakle L, et al: evaluation of nurse british accident at emergency department. British Medical Journal. 1992; 304: 876-878.

21. Lowe R, Bindman A, Ulrish S, et al. Refusing care to emergency department of patients: evaluation of published triage guidelines. Annals of Emergency Medicine. 1994; 23(2):286-293.

22. Waldrop R, Harper D, Mandry C, et al. Prospective assessment of triage in an urban emergency department. Southern Medical Journal. 1997; 90(12):1208-1212.

23. Sampalis J, Lavoie A, Williams J, et al. Impact of onsite care, prehospital time and level of in hospital care on survival in severity injured patients. The Journal of Trauma. 1993; 34(2):252-261.

24. Maslanka A. Scoring systems and triage from the field. Emergency Medicine Clinics of North America. 1993; 11(1):15-25.

 

 Haga su consulta por tema