REVISTA DE ENFERMERÍA 

ARTÍCULO ESPECIAL
 

 

LA PROFESIONALIZACIÓN EN ENFERMERÍA:
EL PROYECTO DE MENEO - UNAM

Susana Salas Segura *,
Severino Rubio Domínguez *
*,
Rosa A. Zarate Grajales
***

* Licenciada en Enfermería, Directora de la ENEO-UNAM
**Licenciado en Enfermería, Jefe del Sistema universidad Abierta ENEO-UNAM
*** Licenciada en Enfermería, Secretaria Auxiliar ENEO-UNAM

http://www.antams.eneo.unam.mx

RESUMEN

Este artículo presenta el proyecto de profesionalización que la Escuela Nacional de Enfermería y Obste- E tricia (ENEO) de la Universidad Autónoma de México (UNAM) ha venido realizando desde hace varios años. Expone los tres ejes fundamentales de dicho proyecto: el desarrollo de la Licenciatura en Enfermería, el programa de enfermería a través del Sistema de Universidad Abierta (SUA) y la educación profesional continua. Así también dentro de este documento se presenta una síntesis de los compromisos establecidos por la ENEO como Centro Colaborador de la OMS/OPS para el Desarrollo de la Enfermería Profesional en México.

Palabras clave: profesionalización, educación abierta y a distancia, licenciatura en enfermería y técnico en enfermería.

  

SUMMARY

This paper presents the nursing profesionalism project in the School of Nursing of The Au- T tonomus University of Mexico. In this paper we focus on the three main lines: the development of Bachellor nursing programs, the open University program in nursing and the continous and long distance education programs.

In this document we submit an abstract of the purpose in terms of reference ENEO,OMS/OPS for the develop ment of nursing in Mexico.

Key words: profesionalism, long distance education, bachellor nursing and tecnical nursing.

INTRODUCCIÓN

El propósito de este artículo, es brindar a los lectores un panorama general sobre la situación de E enfermería en México y el proyecto de profesionalización que la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) ha venido realizando desde hace algunos años para mejorar cualitativamente el ejercicio de la enfermería y el desarrollo disciplinario.

Enfermería se ha transformado de una práctica informal, para la cual se requería sólo una capacitación básica, a una carrera universitaria que actualmente cubre las exigencias y características de una educación superior, sin embargo, los cambios que han ocurrido en la enseñanza no han logrado transformar como quisiéramos el ejercicio profesional de enfermería, el cual depende más de la situación de déficit de enfermeras profesionales y la necesidad entonces de habilitar personal como auxiliar del médico, en los servicios hospitalarios o comunitarios, y en otro sentido la adaptación que se hace de los profesionistas de enfermería en el mercado de trabajo.

 

Es cierto que en todas las profesiones existe un desequilibrio entre el tipo de competencias que ofrecen las instituciones educativas y las que se exigen en el sector que los emplean, pero en enfermería este desequilibrio es mayor, y nos encontramos en proceso de mejorar la relación, para aprovechar ese potencial de servicio en beneficio de la salud y la calidad de atención de enfermería que merecen las personas que integran nuestra sociedad.

Debemos reconocer que Enfermería en México ha tenido un proceso lento de desarrollo que contrasta con la solidez que ha alcanzado la profesión en otros países, porque de acuerdo con su historia, durante más de sesenta años ha tenido que sortear desviaciones con respecto a su propia naturaleza de arte y ciencia del cuidado a la vida. Así, hay que comprender que es muy reciente su autonomía para definir las características del proceso educativo, y que estamos en proceso de hacer valer las condiciones y requisitos para su ejercicio profesional, es decir su autorreglamentación como servicio público.

Por fortuna, cada vez tenemos más conciencia colectiva hacia donde nos debemos mover, para terminar de construir nuestra profesión, el problema es que las circunstancias son tan cambiantes que hay que estar alerta para analizar las tendencias, oportunidades, desafíos y responsabilidades que se le presentan a enfermería en función de orientar

sus políticas de desarrollo. La construcción es un proceso y el cambio para consolidar competencias autónomas y para promover la presencia de Enfermería en acciones visibles, será una característica constante en estos tiempos en que se definen nuevas formas de vida para las sociedades modernas.

Es importante identificar que en ocasiones, los factores externos a la profesión han sido más determinantes para el desarrollo de la enfermería porque algunos de ellos actúan como resorte de las condiciones para la profesionalización de Enfermería, como ejemplo de lo anterior puede citarse el avance que tiene la mujer en la sociedad mexicana, la fuerza del movimiento de la atención primaria y la cultura de la calidad en las instituciones de salud, que están colocando a la enfermera profesional como un pilar para impulsar cambios sustantivos en la prestación de los servicios públicos de salud; y más recientemente la necesidad de internacionalizar las profesiones, situación que exige homologar condiciones para la práctica profesional de Enfermería en Norteamérica, ordenar la formación de Enfermería conforme a la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (UNESCO) y establecer formas de acreditación de programas de enseñanza y procedimientos para certificar y autorizar el ingreso o permanencia en el ejercicio profesional de enfermería, entre otras cosas.

En nuestro país, podemos reconocer un periodo de transición prolongada para lograr la profesionalización de Enfermería, entendiéndose ésta como el proceso que nos permitirá presentar a la sociedad la organización, procedimientos y garantías que tiene cualquier profesión en virtud de asegurar que toda persona identificada como enfermera, tenga los conocimientos, capacidades y cualidades para desempeñar un servicio profesional de calidad. Por este motivo se ha pretendido que las auxiliares se integren a la educación formal de nivel técnico, y se está promoviendo una regularización académica del nivel técnico para el nivel superior, al mismo tiempo que se consolida la licenciatura en enfermería. Las condiciones institucionalizadas para la práctica de enfermería, no se corresponden con ese ideal de profesión, y hasta el momento ha sido muy difícil organizar y desplegar el tipo de práctica científica, humana, técnica que nuestros profesionales pueden desarrollar, si encontraran condiciones, oportunidades y la exigencia para ampliar sus responsabilidades. De alguna manera vamos a avanzar más en nuestro ideal de profesión como consecuencia de la internacionalización de los mercados de bienes y servicios, la reforma del sistema, y por los nuevos problemas de salud, que retan al sector salud y a los profaiona les. Enfermería alcanzará solidez en México si participamos y nos adaptamos a los cambios de manera sensata, decidida y con un gran compromiso por una parte con las necesidades de nuestra profesión, pero estoy convencida  que lograremos mucho más si nos preparamos para atender mejor las necesidades de salud de la población.

 

En este sentido hay que destacar la necesidad que tenemos de corregir el déficit de enfermeras profesionales a pesar de que nuestro sistema se compone de 272,334 enfermeras de las cuales sólo 58% son profesionales (enfermera técnica, enfermera especializada y licenciada en enfermería). Es necesario planificar un equilibrio en la razón enfermeras/ personal auxiliar y aprender a convivir y organizarnos con la diversidad de niveles de formación, y otros técnicos en salud, pero en la medida de lo posible urge ubicar a la auxiliar en su función de colaboradora de la atención médica o como ayudante de enfermería, para proyectar enfermeras expertas, actualmente subutilizadas, en responsabilidades y tareas de mayor trascendencia y complejidad que sean congruentes con su perfil de formación.

Nuestro país necesita una enfermera profesional emprendedora y con capacidad gerencia1 para establecer servicios que necesitan las instituciones de salud públicas o privadas para completar la satisfacción de las necesidades de los usuarios y para contender con la necesidad de los cuidados prolongados y la atención en el hogar.

Enfermeras profesionales que promuevan la creación de servicios privados integrales de enfermería, con  visión y capacidad de relaciones para hacer funcionar programas y acciones no gubernamentales de ayuda social en beneficio de grupos vulnerables, labor plenamente vinculada a diferentes sectores e instituciones de gobierno, empresarios y a la sociedad civil para financiar el gasto de inversión y el presupuesto operativo. Debemos promover la interacción con otras disciplinas para la búsqueda conjunta de soluciones a los complejos problemas de salud.

 Haga su consulta por tema