REVISTA DE ENFERMERÍA 

RESULTADOS

Características de los niños de la escuela Serrezuelita que participaron en este estudio: se encuentran entre los 8 y los 14 años, con una edad promedio de 10,6 años y una desviación estándar de 1,5 1. De acuerdo con su edad pueden clasificarse dentro de la etapa de desarrollo de escolares, preadolescentes y adolescentes aunque por observación puede afirmarse que el comportamiento de la mayor parte de ellos corresponde al de niños escolares, a lo cual puede contribuir en gran medida el hecho de que se encuentren vinculados a la escuela primaria sitio en el que se lleva a cabo su mayor socialización.

Dentro del grupo se sabe que hay 47 hombres y 60 mujeres. Llama la atención que 38 de los participantes no reportaron su sexo a pesar de que esta pregunta era explícita y de haber respondido las dos preguntas entre las cuales se encontraba ubicada. Es también llamativo que esto solamente sucedió en los niños de trece y menos años.

El nivel de escolaridad de estos alumnos es de tercero a quinto de primaria con un promedio de 4,18 años de estudio distribuidos así: tercero - 32 niños, cuarto - 55 niños y quinto - 58 niños. De los alumnos participantes en el estudio, 91 se encuentran en la jornada de la mañana (AM) y 54 en la jornada de la tarde (PM), distribuidos de la siguiente manera: de tercero 28 en jornada de la mañana y 4 en la tarde, de cuarto 34 en la mañana y 21 en la tarde, y de quinto 29 en la mañana y 29 en la tarde.

De los 145 niños, el 26% (38 niños) convive con al menos una persona anciana en su casa. Dentro de quienes conviven la edad está entre los 8 y los 14 años como en el total de la muestra, con un promedio de 10,5 años y una desviación de 1,62 años.

  

El 21,1% cursa tercero primaria, 28,9% cuarto y quinto el 50 Yo restante. La escolaridad promedio del grupo es de 4,1 años de estudio. El 66% de estos niños estudia en la mañana y el 44% en la jornada de la tarde. (Tabla 1)

El 73,8% restante del grupo no convive con ancianos en su casa (107 niños) y sus características son las siguientes: la edad es de 8 a 14 años como en el grupo anterior con un promedio de 10,6 y una desviación estándar de 1,5 años. El 22,4 % cursa tercero de primaria, el 33,6 % cuarto y el 44 Yo restante quinto lo cual da un promedio de escolaridad de 4,2 años para el grupo. De ellos el 61,7 % estudia en las horas de la mañana y el 38,3 % restante lo hace en la jornada de la tarde. (Tabla 1)

Tabla 1. Características de los Niños Participantes del Estudio según
Convivencia o No con Ancianos

CARACTERÍSTICAS DEL GRUPO TOTAL NIÑOS QUE CONVIVEN CON ANCIANO NIÑOS QUE NO CONVIVEN CON ANCIANO
Edad
Escolaridad
Jornada AM
Jornada PM
10,57 Años
4,18 Años
65,80%
34,20%
Edad
Escolaridad
Jornada AM
Jornada PM
10,50 Años
4,07 Años
66,00%
44,00%
Edad
Escolaridad
Jornada AM
Jornada PM
10,6 Años
4,21 Años
62,00%
38,30%
100% 26,20% 73,80%

En estos datos es posible observar que las características de los dos grupos (niños que conviven y no conviven con anciano) son similares y que su mayor diferencia radica en el promedio de escolaridad de los niños el cual es de sólo un mes de diferencia.

Al revisar el valor total de las pruebas de actitud de los niños frente a los ancianos se encontró que ésta fue positiva para el grupo en general. Como se explicó anteriormente, la prueba tiene un margen de resultados posibles entre 160 puntos como máxima actitud positiva y 32 puntos como actitud totalmente negativa y los niños participantes tuvieron un promedio de 131,5 puntos, con una desviación estándar de 13,3 1. Los rangos en que estas actitudes se presentaron estuvieron entre 158 y 96 puntos, lo que quiere decir que ningún niño tuvo una actitud negativa ya que bajo los parámetros establecidos para el análisis de este instrumento 96 puntos equivalen a una actitud neutra.

Estos hallazgos difieren de los presentados por Arévalo y Durán (1 99 1), quienes documentan la actitud negativa de la sociedad frente a los viejos lo cual es, según ellas particularmente relevante en la población más joven.

Desglosando la prueba en cada uno de sus ítems se encontró que 31 de las 32 preguntas estuvieron dentro del rango positivo, es decir que en el puntaje de cada ítem que va de 1 a 5 en donde 1 equivale a una actitud totalmente negativa y 5 a una actitud totalmente positiva, todas excepto una pregunta fueron en promedio superiores a 3.  (Tabla 2)

 

NO CONVIVEN CON ANCIANO PUNTAJE (1 - 5 ) SI CONVIVEN CON ANCIANO PUNTAJE (1-5)
Buena / Mala 4,81 Buena / Mala 4,92
Limpia / Sucia 4,78 Limpia / Sucia 4,92
Educada / Maleducada 4,72 Generosa / Egoísta 4,84
Ordenada / Desordenada 4,71 Educada / Maleducada 4,73
Generosa / Egoísta 4,60 Ordenada / Desordenada 4,71
Sincera / Mentirosa 4,50 Avispada / Tonta 4,63
Trabajadora / Perezosa 4,47 Sincera / Mentirosa 4,60
Suave / Brusca 4,44 Inteligente / Bruta 4,52
Útil / Inútil 4,37 Trabajadora / Perezosa 4,44
Atenta / Distraída 4,34 Simpática / Antipática 4,42
Avispada / Tonta 4,33 Divertida / Aburrida 4,39
Divertida / Aburrida 4,33 Resistente / Débil 4,39
Valiente / Cobarde 4,26 Valiente / Cobarde 4,36
Juiciosa / Traviesa 4,25 Acompañada / Sola 4,36
Resistente / Débil 4,22 Útil / Inútil 4,31
Inteligente / Bruta 4,20 Suave / Brusca 4,28
Simpática / Antipática 4,16 Bonita / Fea 4,28
Bonita / Fea 4,11 Alegre / Triste 4,28
Alegre / Triste 4,08 Juiciosa / Traviesa 4,26
Justa / Injusta 4,07 Sabia / Ignorante 4,26
Acompañada / Sola 3,98 Atenta / Distraída 4,21
Sabia / Ignorante 3,91 Justa / Injusta 4,05
Tiene muchos / Pocos 3,91 Confiada / Desconfiada 4,02
Conversadora / Callada 3,89 Conversadora / Callada 3,97
Rápida / Despaciosa 3,77 Tiene muchos / Pocos 3,81
Tranquila / Furiosa 3,71 Rápida / Despaciosa 3,60
Confiada / Desconfiada 3,62 Chistosa / Seria 3,60
Chistosa / Seria 3,49 Moderna / Anticuada 3,55
Fuerte / Débil 3,43 Tranquila /Furiosa 3,47
Moderna / Anticuada 3,39 Fuerte / Débil 3,44
Saludable / Enfermiza 3,09 Saludable / Enfermiza 3,42
Quieta / Inquieta 2,60 Quieta / Inquieta 2,52

En su orden de mayor a menor puntaje se encontraron las preguntas referentes a la bondad, limpieza, educación, orden, generosidad, sinceridad, diligencia, suavidad, utilidad, el ser divertida, atención, inteligencia, valor, resistencia, conducta juiciosa, simpatía, belleza, alegría, compañía, justicia, sabiduría, ser conversador, tener muchos amigos, confianza, rapidez, tranquilidad, gracia, fortaleza, modernismo y salud. Solamente la quietud se vio de manera negativa.

Resulta muy interesante comparar estos datos de actitudes de los niños frente a los viejos con los datos obtenidos por Cadena y cols. en el perfil de los ancianos del barrio Serrezuelita citado anteriormente puesto que allí los viejos muestran una actitud muy negativa con respecto a ellos mismos y a la vejez en general. Es importante, sin embargo, recalcar que la actitud de los niños fue estudiada hacia los viejos en general y no hacia este grupo particular.

Este contraste entre la actitud de niños y ancianos hacia los viejos se contrapone a los planteamientos de Matteson, quien documenta que las dos generaciones extremas comparten casi todos los estereotipos que existen frente a la vejez.

Vale la pena anotar que si la actitud, como se definió anteriormente, es una tendencia a actuar de una forma determinada, el hecho de ser esta actitud de los niños frente a los ancianos marcadamente positiva amerita la creación de programas tendientes a reforzarlas.

Al analizar por separado las actitudes de los niños que conviven y los que no conviven con los ancianos (tabla 2) se encontró que las cinco primeras categorías se mantienen iguales en ambos grupos a pesar de la inversión de los puntajes de algunas de ellas.

 

Lo mismo sucede en las dos categorías más bajas que son iguales para ambos grupos. Como en el caso anterior todos los ítems se encuentran dentro de actitudes positivas excepto por el que hace referencia a la quietud versus inquietud en el cual ambos grupos dieron una calificación negativa.

Al comparar los promedios totales de las pruebas de actitudes entre los niños que conviven y los que no conviven con anciano es interesante el hallazgo de que los primeros tienen una prueba de actitud más alta con un promedio de 133,71 puntos frente a los niños que no conviven con los ancianos cuyo promedio de puntaje fue de 130,71. Sin embargo, es importante anotar que al hacer la prueba test T para determinar la significancia estadística de este hallazgo, su resultado mostró debilidad en la misma (p > 0,5). Bajo estos parámetros es imposible afirmar que exista una relación entre la convivencia de los niños del Sector Serrezuelita de Funza y su actitud frente a los ancianos. Por tal motivo este estudio no apoya las conclusiones de múltiples investigadores extranjeros sobre la importancia de la proximidad física como factor fundamental en la actitud de los niños frente a los viejos.

Podría pensarse que la idiosincrasia de los habitantes del Sector Serrezuelita de Funza incida en estos hallazgos, si se tiene en cuenta que el concepto de convivencia con el anciano empleado para esta investigación hizo referencia a si el niño cohabita regularmente con una persona anciana en su casa, pero no tuvo en cuenta la proximidad física que se presenta entre las diferentes generaciones y familias de esta población ya que en este sector se han ubicado a través del tiempo muchas personas con vínculos de amistad o parentesco muy estrechos que tienen grados de confianza y cercanía importantes y que sin convivir con los niños en la misma casa si pueden tener gran impacto sobre ellos. De ser así podría entonces, darse una explicación a la similaridad de las respuestas entre los niños que conviven y quienes no conviven con personas mayores en su casa. Sería interesante verificar estos hallazgos a la luz de una nueva definición operacional del término convivencia en un estudio posterior.

La eventual homogeneidad de las actitudes frente a los ancianos entre los niños de la escuela Serrezuelita que conviven y no conviven con ellos podría explicarse también a la luz de su comportamiento particular de escolares en donde los valores del grupo predominan sobre la influencia externa.

Esta explicación, sin embargo, no ha sido evidente en investigaciones anteriores donde los factores relacionados con las actitudes son diferentes, puesto que allí no siempre ha sido prioritaria la cohesión de los grupos infantiles.

 

 Haga su consulta por tema