REVISTA DE ENFERMERÍA 

3. PLASMA FRESCO CONGELADO Y CRIOPRECIPITADO

El plasma es la fracción líquida de la sangre completa, se separa de los eritrocitos y se congela en término de seis horas de haber sido obtenida la muestra, para así usarlo como plasma fresco congelado; éste contiene factores de coagulación en cantidades fisiológicas, factores de coagulación 11, V, VII, VIII, IX, X y XI, proteínas naturales anticoagulantes, electrolitos, albúmina, inmunoglobulinas y proteínas del complemento.

Los crioprecipitados son un concentrado del factor VIII que contienen 100 a 200 mg de fibrinógeno. Es extraído por centrifugación del plasma fresco y su conservación es igual a la enunciada para el plasma.

La coagulación en el recién nacido es menor que en otras etapas de la vida y varía de acuerdo con la edad gestacional. La activación del sistema intrínseco de la coagulación está disminuida, mientras que el tiempo de trombina se encuentra prolongado. La evidencia demuestra que no hay paso de factores de coagulación a través de la placenta y estos son sintetizados por el feto a nivel del hígado.

Se recomienda solicitar pruebas de coagulación y transfundir sólo ante la evidencia del tiempo de trombina (TT) y especialmente en tiempos parciales de tromboplastina (PTT) prolongados; en tales casos pueden requerirse como terapia de reemplazo durante algunos días.

  

3.1 Indicaciones

La transfusión de plasma y crioprecipitados están indicados para reponer factores de coagulación y en el tratamiento de coagulación intravascular diseminada (CID).(18) El tratamiento incluye plasma fresco, crioprecipitados y concentrado de factores con plasma fresco el cual se usa con mucha frecuencia debido a que contiene todos los factores de coagulación a nivel del adulto. Como tratamiento adicional se pueden agregar los crioprecipitados para agregar factores VIII y fibrinógeno que se consumen de forma importante en la coagulopatía intravascular diseminada.

3.2 Consideraciones Especiales

  • Conservar a -30°C y transfundir a 37°C previa descongelación en el laboratorio

  • Las temperaturas extremas desnaturalizan las proteínas. El plasma se puede conservar en refrigeración a 2°C para ser utilizado durante las 24 horas siguientes

  • Como el plasma no tiene antígenos, sino anticuerpos, no necesita prueba de compatibilidad, solamente requiere la identificación del grupo.

4. PLAQUETAS

La unidad de plaquetas se obtiene de una unidad de sangre compuesta, tiene un volumen aproximado de 40 mL y contiene un mínimo de 5,5 x 10" plaquetas por unidad o bolsa. La cantidad de plaquetas en el recién nacido es de 150.000 - 4OO.OOO x mm3, valores menores de 150.000 se deben considerar anormales y valores inferiores de 100.000 ameritan investigación clínica.

4.1 Indicaciones

Las causas de trombocitopenia en el recién nacido son múltiples y están dadas por disminución en la producción de plaquetas (tromboutopenia congénita, trisomía 13 y 18, leucemia congénita, etc.), por aumento de la destrucción (coagulación intravascular diseminada; infección sistemática, anemia hemolítica, exanguinotransfusión, etc.) y por causas maternas como la toxemia, la diabetes, y el consumo de algunos medicamentos.

La mayoría de los casos de trombocitopenia ocurre en niños de bajo peso (menor de 1500 g) con antecedentes de asfixia. El peligro de hemorragia espontánea aumenta conforme disminuye el número de trombocitos, por lo cual se deben transfundir plaquetas con fines profilácticos en lactantes a término si tienen menos de 20.000 plaquetas por L, pacientes con CIV acompañada de 100.000 plaquetas y después de cirugía extracorpórea cuando el paciente presenta hemorragia excesiva, no explicada, sea cual sea el número de trombocitos.

 

4.2 Consideraciones especiales

  • Cuando se transfunden plaquetas en niños muy pequeños debe considerarse el volumen de cada unidad plaquetaria A un solo donante se le pueden extraer hasta 10 unidades de plaquetas por la técnica de plaquetoféresis, que ha sido llamada "plaquetas de un solo donante" y contiene como mínimo 5 x 10" plaquetas por m13 que es el mismo número aproximado de trombocitos contenidos entre seis y ocho unidades de plaquetas obtenidas de varios donantes
     

  • La unidad de plaquetas se preserva a una temperatura entre 20 a 24°C en constante agitación y pueden durar de 3 a 4 días después de ser extraídas. Deben ser transfundidas al paciente a través de un filtro especial que evita el paso de macromoléculas(19-20)
     

  • Se deben obtener plaquetas compatibles en grupo y Rh con el donante pues estos concentrados contienen cantidades ínfimas de eritrocitos y plasma. La transfusión de cantidades pequeñas de eritrocitos a(+) a un receptor Rh(-) puede ocasionar sensibilización al Rh. Para evitar la sensibilización a Rh en personas susceptibles, se deben centrifugar los trombocitos con el fin de eliminar el plasma residual y volver a suspenderlos en la solución salina.

La disponibilidad de todos los componentes sanguíneos representa un recurso terapéutico decisivo en el manejo de determinados cuadros hematológicos. Sin embargo, no cabe duda que su uso se debe racionalizar al máximo por las consecuencias definitivas que pueden tener para el paciente.

Widness y colaboradores realizaron un estudio en un hospital de tercer nivel de atención en Iowa (Estados Unidos) y encontraron que con el uso de eritropoyetina en niños con muy bajo peso al nacer se disminuyó la cantidad de transfusiones a siete en 1982, a cinco en 1989 y a 2,3 en 1993. Adicionalmente refieren que el porcentaje de niños recién nacidos con peso entre 1000 y 1500 gramos que nunca recibió transfusión aumentó de 17% en 1982 a 64% en 1993.(21)

En una observación realizada en la Unidad Neonatal de la Fundación Santa Fe de Bogotá, de junio de 1997 a J d o de 1998, se encontró que 41 pacientes con peso entre 600 y 1600 g recibieron en promedio 5,5 transfusiones por paciente, sin uso de eritropoyetina; estos datos se alteraron debido a la atención de un paciente de 600 g de peso, con estancia de 51 días, y al cual se le realizaron 27 transfusiones dadas sus múltiples complicaciones.

Existen algunas estrategias que pueden disminuir la cantidad de sangre administrada a los recién nacidos tanto en volumen como en número de transfusiones, además de los criterios anteriormente expuestos, como se expresa a continuación.

Se ha realizado un número importante de estudio(15-22) para considerar si la aplicación de la eritroproyetina recombinante en los recién nacidos prematuros disminuye la cantidad de transfusiones.(20-26) Los pacientes que parecen beneficiarse con esta terapia son los prematuros menores de 1250 g al nacer, la dosis es de 600 unidades/ Kg/semana en tres dosis, siempre administrando hierro a 3 mg/Kg/ día y duplicando la dosis cuando la tolerancia a la vía oral sea completa. No hay consenso en la utilidad de la eritropoyetina por lo cual debe evaluarse su costo-beneficio. La altura sobre el nivel del mar y las extracciones grandes y frecuentes de sangre en nuestro medio son argumentos a favor de usarla.

El uso de los micrométodos para el procesamiento de muestras de laboratorio que requieren sólo unas décimas de sangre, es otro recurso para minimizar las transfusiones en el recién nacido.(") (Figura 2)

 


Figura 2. Equipo de Micrométodo para el Procesamiento de Muestras Sanguíneas

El método utilizado actualmente en algunos bancos de sangre para el empaque de ésta, no concuerda con la necesidad de los recién nacidos que requieren transfusiones de pequeños volúmenes en forma frecuente y por tiempo prolongado, como resultado de estas prácticas los recién nacidos se exponen a múltiples transfusiones de diferentes donantes y se pierde gran cantidad de sangre. Actualmente se procura tener un donante único elegido por la familia y se utiliza un equipo de sangre con bolsas satélites que permitan almacenar la sangre en pequeñas bolsas para múltiples transfusiones.(24-25)

Algunos autores han intentado extraer, conservar y posteriormente utilizar la sangre  que queda dentro de la placenta (sangre autóloga), mediante mecanismos de extracción por el cordón umbilical una vez separado del niño. Se recolecta la máxima cantidad de sangre y se mezcla con heparina para guardarse y transfundirse cuando se necesite. Desafortunadamente los estudios que se han hecho al respecto han demostrado una alta contaminación y presencia de coágulos.(26-28)

 

 Haga su consulta por tema