REVISTA DE ENFERMERÍA 

2. GLÓBULOS ROJOS

Los eritrocitos concentrados o glóbulos rojos son el resultado de la separación del plasma y las plaquetas, lo que se obtiene por centrifugación o sedimentación.

2.1 Indicaciones

La transfusión de glóbulos rojos a recién nacidos y neonatos pretérmino son controvertidas, (11,13) la mayoría de los neonatólogos coinciden en que los recién nacidos prematuros no requieren transhsión a no ser que manifiesten problemas clínicos relacionados con la anemia (taquicardia, taquicardia, pobre ganancia de peso y letargia, entre otros).

Los criterios establecidos para la transfusión de eritrocitos o glóbulos rojos en el recién nacido, de acuerdo con un estudio multicéntrico realizado por Shannon y C<F laboradores en Estados Unidos durante 1995.(14)

  • Transfundir con un hematocrito menor o igual de 20% si el paciente está asintomático y con reticulocitos menores de 100.000 x mL
     

  • Transfundir si el hematocrito es menor o igual de 30% y si el paciente:

- Está recibiendo oxígeno a una concentración menor de 35%

  

- Está ventilado con presión positiva constante en la vía aérea (CPAP) y con una presión media menor de 6 cm H,O - Presenta apnea o bradicardia (más de 12 episodios en 24 horas)

- Tiene una frecuencia cardiaca menor de 180 por minuto o la frecuencia respiratoria es mayor de 80 por minuto, en forma persistente, en 24 horas

- Tiene ganancia de peso menor de 10 g por día durante 4 días, con un aporte mayor o igual de 100 Kcal/día

- Está programado para cirugía

  • Transfundir si el bematocrito es igual o menor de 3 5si el paciente:

- Está recibiendo oxígeno a una concentración mayor de 35%

- Está ventilado con presión positiva constante en la vía aérea (CPAP) y con una presión media de la vía aérea mayor de 6 cm de H,O

  • No transfundir

- Para reemplazar la volemia extraída
-Cuando el único signo es el hematocrito por debajo del límite inferior.

 

2.2 Clasificación de los glóbulos rojos

  • Eritrocitos concentrados

La separación del plasma es útil en personas que reciben múltiples transfusiones y tienen el antecedente de reacciones alérgicas. El lavado de eritrocitos mediante un dispositivo de celdas automatizadas permite su concentración al disminuir el plasma residual y eliminar el exceso de potasio extracelular que se acumula con su almacenamiento. Está indicado en niños en quienes se haya documentado hipercalemia o faüa renal. El lavado de los entrocitos concentrados disminuye el número de leucocitos residuales a menos de 107. Deben ser transfundidos en un término no mayor de 24 horas.(8)

  • Eritrocitos concentrados, congelados y deglicerolizados

Permiten el almacenamiento de eritrocitos por largo tiempo (años) para pacientes que necesiten recibir sangre de difícil consecución (generalmente estos han sido aloinmunizados por efectos de transfusiones previas). Para conservarlos se les agrega glicerol al 10%, se congelan a menos de 80°C y cuando sea necesario se descongelan y lavan para eliminar el glicerol (desglicerolización). Dado que la técnica de congelación y descongelación es lenta y costosa, sólo se utiliza en casos excepcionales.

  • Eritrontos leucomduidos

La unidad de eritrocitos concentrados contiene en promedio 1 x 10' leucocitos. Los glóbulos blancos residuales se eliminan por centrifugación, lavado, congelación, desglicerolización o por filtración en el momento de donar la sangre (filtración directa), método eficiente si se utiliza en forma adecuada. Los filtros leucorreductores que eliminan los leucocitos de las unidades de glóbulos rojos y plaquetas contienen fibras de poliester de acetato de celulosa y son utilizados en forma directa en el paciente según las recomendaciones del fabricante. El bajo flujo puede ocasionar coagulación en el filtro o mal funcionamiento del mismo. El citomegalovirus (CMV), se encuentra dentro de los leucocitos, por lo que se transmite a través de la transfusión; los eritrocitos descongelados y/o desglicerolizados, y los filtros leucorreductores disminuyen este riesgo.

 

  • Componentes Irradiados

La irradiación de los componentes sanguíneos celulares (sangre total, glóbulos rojos, plaquetas) está indicada para prevenir el riesgo de enfermedad injerto vs huésped en pacientes susceptibles, severamente inmuno-comprometidos, en neonatos con certeza o sospecha de inmunodeficiencia congénita o adquirida, y fetos que requieren transfusiones intrauterinas se recomienda la transfusión de sangre irradiada, sin embargo, en niños pretérmino su uso es controvertido.(14-15) Se estima que en Estados Unidos el riesgo de transmitir infecciones virales del donante con pruebas serológicas negativas es para el VIH de un caso por cada 493.000, para elVHC de uno por cada 103.000 casos y de uno por cada 63.000 para el VHB. El citomegalovirus es el más prevalente con 30 a 70% de donantes de sangre seropositivos.(16) Son factores de riesgo para la transmisión del citomegalovitus a través de transfusiones los recién nacidos con peso menor de 1200 g al nacer y las transfusiones mayores de 50 mi de sangre.(17)

2.3 Consideraciones especiales

  • Los eritrocitos se deben almacenar a una temperatura entre 2 y 6°C hasta por 35 días(10)

  • El valor del hematocrito de una unidad de glóbulos rojos oscila entre 70 y 8O%

  • Regularmente se elige para transfusiones neonatales volúmenes pequeños (15 mL/ %/dosis) con el fin de disminuir el riesgo de sobrecarga circulatoria

  • Se debe efectuar la transfusión en un período de tiempo no mayor de 2 a 4 horas

  • Solicitar la distribución del volumen a transfundir en unidades pequeñas (220 a 260 mi) o en fracciones menores según las necesidades del paciente

  • Utilizar sólo glóbulos rojos frescos ha creado controversia; sin embargo el cálculo de la cantidad de potasio que recibirían si no fueran frescos parece no tener relevancia clínica en las cantidades pequeñas que se transfunden (15 mL/Kg). Las concentraciones plasmáticas de potasio en unidades de glóbulos rojos se aproximan a 50 mEq/L (0.05 mEq/mL) luego de 42 días de almacenamiento. La transfusión de glóbulos rojos de un lactante que pesa 1% es de 15 mL, que equivale a recibir solamente 0.15 mEq de potasio.(4) Esta dosis es bastante pequeña en comparación con el requerimiento diario habitual de potasio (2 a 3 mEq/Kg), este fundamento no se puede aplicar a transfusiones en volúmenes grandes (mayores de 25 mL/Kg) en los cuales las dosis más grandes de potasio pueden ser peligrosas, en especial si se administran con rapidez.(9)

 

 Haga su consulta por tema