REVISTA DE ENFERMERÍA

 

 

LA ESTANDARIZACIÓN DEL USO DE LOS ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL:

¿BARRERA EN AISLAMIENTO HOSPITALARIO?

  

STANDARDIZATION IN THE USE OF PERSONNEL PROTECTION ELEMENTS:

¿BARRIER IN HOSPITAL ISOLATION?

 

 Haga su consulta por tema

 

 

Stella Vanegas Morales*

 

RESUMEN

 

Las precauciones universales o estándar fundamentan su enfoque en el riesgo potencial de transmisión de agentes infecciosos que pueden estar presentes en la sangre, líquidos corporales (secreciones, excreciones – excepto sudor), piel no intacta y mucosas. Agrupan un conjunto de prácticas que deben ser aplicadas durante la atención de cualquier paciente sin tener en cuenta si un diagnóstico de infección está confirmado o es una sospecha, con el fin de evitar exposición del personal de salud. Las prácticas recomendadas incluyen el lavado de manos, uso de guantes, batas, máscaras faciales y protectores oculares, la manipulación segura de elementos contaminados y desecho seguro de elementos cortopunzantes.

 

Palabras clave: elementos de protección, barreras, precauciones universales.

 

ABSTRACT

 

Universal or standards precautions focus on the potential risk of transmission of infectious agents that may be pre-sent in blood corporal or body liquid (secretions, excretions-except perspirations) non intact skin and mucosae. There are a group of procedures that must be complied with during the care of any patient, no matter if the diagnosis of infection have been establish or suspected, intended to avoid the exposure of the health care personnel. Recommended procedures include hand washing, use of gloves, gowns, face mask, ocular protectors, save manipulation of contaminated elements such as and waste sharps items.

 

Key words: Protection elements, barriers, universal pre-cautions.

 

La decisión acerca de las prácticas que se deben implementar durante los procedimientos de atención depende del tipo de interacción o contacto y del riesgo anticipado de exposición que se identifique.

 

 

 

Así mismo estas prácticas deben extenderse durante la atención de pacientes que requieran aislamiento de acuerdo con el modo de transmisión del agente infeccioso lo que se conoce como las Precauciones basadas en la Transmisión. En los casos en los que se conoce o se sospecha el agente infeccioso o colonizante, las precauciones se deben aplicar en forma precoz con el fin de prevenir la diseminación a otros pacientes o las exposiciones accidentales.(1)

 

Desde el punto de vista de protección para el paciente es importante tener en cuenta que el personal de salud puede ser un riesgo cuando es portador o está infectado con patógenos susceptibles de ser transmitidos durante procedimientos invasivos, por lo que es necesario la aplicación de estas prácticas de barrera.

 

La capacitación y supervisión, componentes importantes en la estandarización del uso de elementos de protección, son claves para optimizar la utilidad de estos elementos. El papel relevante del lavado de manos en la prevención de infecciones cruzadas en el hospital fue tema de otro artículo en Actualizaciones en Enfermería.

 

ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL

 

Son dispositivos usados para proteger las membranas mucosas, la vía respiratoria, la piel y/o la ropa del contacto con agentes infecciosos. No usarlos o usarlos en forma inadecuada son situaciones de riesgo de exposición; retirarlos y darles una disposición final errada puede representar la exposición para el usuario o para otras personas cuando se manipulan. Así como las instituciones y sus dirigentes tienen la responsabilidad de dotar de los elementos de protección personal, capacitar y supervisar su uso, los trabajadores tienen la obligación de usarlos, cuidarlos y cumplir las recomen-daciones de uso.

 

1. Guantes. Indicado según la recomendación de las precauciones universales para el contacto con sangre y fluidos corporales, para atención de pacientes en precauciones de contacto y para la manipulación de equipos y superficies ambientales visibles o potencialmente contaminadas durante el cuidado del paciente. Su elección depende de varios factores: finalidad de uso, material, tamaño y consideraciones ambientales. Pueden estar fabricados a base de nitrilo, látex o vinilo. Los guantes desechables no estériles están destinados para las actividades de rutina, de corta duración, mientras que los estériles están destinados a la realización de procedimientos invasivos que requieren condiciones de máxima asepsia. (2-4) Los guantes de látex o nitrilo son preferibles para la realización de procedimientos que requieran habilidad o destreza manual.(1) El uso de guantes no excluye el lavado de manos. 

 

El uso racional durante el cuidado del paciente determina la reducción del riesgo de diseminación de microorganismos, cuando se cumplen principios de acción de “limpio” a “contaminado”, con el propósito de confinar y limitar la contaminación de otras áreas en el mismo paciente o de otras superficies, lo cual se traduce en la prevención de contaminación cruzada.(1,5)

 

Se recomienda tener en cuenta:

  

a. Usar guantes según se anticipe la exposición a líquidos corporales. Categoría IB/IC

  

b. Seleccionar el tipo de guante acorde con la actividad a desarrollar: no estériles para actividades de rutina, o estériles para procedimientos asépticos. Categoría IB

  

c. Retirar los guantes después del con-tacto con un paciente o su entorno: no rehusar los guantes para actividades de cuidado rutinario posteriores en el mismo paciente ni para la atención de diferentes pacientes. El rehusó de guantes en cualquiera de estas circunstancias se ha asociado con la transmisión de microorganismos y ocurrencia de brotes. Categoría IB

 

d. Cambiar los guantes si durante la atención del paciente se pasa de contacto de un sitio anatómico contaminado a uno limpio; por ejemplo, del área perineal a la cara. Categoría II

  

e. Evitar la contaminación de las manos o las superficies en el momento de retirar los guantes. Desechar los guantes en bolsa roja como material con riesgo biológico. Categoría IB

  

f.  Lavar las manos o higienizar con soluciones a base de alcohol inmediatamente después de retirar los guantes y en el sitio de uso (por ejemplo, en la habitación del paciente).(5) Categoría IB

  

g. Evitar tocar los equipos portátiles con guantes: equipos médicos destinados al cuidado del paciente (ventiladores, bombas de infusión, monitores) o computadores y teclados. Si es necesario, cambiar los guantes entre cada actividad (figura 1). En los estudios de brotes los equipos contaminados están relacionados con la transmisión de patógenos. Categoría IB

 

2. Batas. En precauciones estándar, su recomendación pretende proteger de la contaminación sólo si se prevé el contacto con fluidos corporales; sin embargo, en precauciones de contacto se anticipa la exposición de los brazos, otros sitios anatómicos y la ropa del personal a fluidos corporales o materiales potencialmente contaminados presentes incluso en las superficies ambientales del entorno del paciente. El uso de la bata es necesario desde el ingreso a la habitación para contactos no intencionales con dichas superficies (anexo 1).

  


 

*   Enfermera especialista en Cuidado Intensivo Universidad Autónoma de Barcelona. Coordinadora del Comité de In-fecciones Intrahospitalarias del Hospital Universitario de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Correspondencia: blanca.vanegas@fsfb.org.co Recibido: mayo de 2009

Aceptado para publicación: mayo de 2009 Actual. Enferm. 2009;12(3):30-36    

 

 

 

 

 

 

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |