REVISTA DE ENFERMERÍA

 

 

 

CUIDADO HUMANIZADO DE ENFERMERÍA: VISIBILIZANDO

LA TEORÍA Y LA INVESTIGACIÓN EN LA PRÁCTICA, EN LA CLÍNICA DEL COUNTRY (BOGOTÁ)

 

 Haga su consulta por tema

 

 

Medio ambiente. Es la realidad objeti-va y externa además del marco de re-ferencia subjetivo del individuo. El cam-po fenomenológico, o realidad subjeti-va, incluye la percepción de sí mismo, creencias, expectativas e historicidad (pasado, presente y futuro imagina-do).(8)

 

Salud. De acuerdo con Watson, la sa-lud tiene que ver con la “unidad y ar-monía entre mente, cuerpo y alma (espíritu)”. Está asociada con el grado de coherencia entre el yo percibido y el yo experimentado” (8)

 

Enfermería. La enfermería está cen-trada en relaciones de cuidado trans-personales. “Para Watson la enferme-ría es un arte cuando la enfermera ex-perimenta y comprende los senti-mientos del otro, es capaz de detectar y sentir estos sentimientos, y a su vez, es capaz de expresarlos, de forma se-mejante que la otra persona los expe-rimenta”.(7)

 

Watson define la enfermería como ciencia humana y arte que estudia la experiencia salud – enfermedad me-diante una relación profesional, per-sonal, científica, estética y ética. Las metas de la enfermería están asocia-das con el crecimiento espiritual de las personas, el cual surge de la interacción, la búsqueda del significado de las experiencias de cada uno, el descubrimiento del poder interno, la trascendencia y la autocuración.(7)

 

CONCEPTOS DE LA TEORÍA DEL CUIDADO HUMANO DE JEAN WATSON

 

Los conceptos de la teoría de Jean Wat-son: Interacción enfermera- paciente, campo fenomenológico, relación trans-personal de cuidado y momento de cuidado están emergiendo, aún estos conceptos necesitan ser definidos más claramente, esto es quizás por la na-turaleza abstracta de los conceptos que ha hecho este modelo difícil para evaluar.

 

Interacción enfermera- paciente

 

El ideal moral de enfermería es la pro-tección, mejora y preservación de la dignidad humana. El cuidado humano involucra valores, voluntad y un com-promiso para cuidar, conocimiento, acciones de cuidado y consecuencias. Al ser considerado el cuidado como íntersubjetivo, responde a procesos de salud – enfermedad, interacción per-sona – medio ambiente, conocimientos de los procesos de cuidado de enfer-mería, autoconocimiento, conocimien-to del poder de sí mismo y limitaciones en la relación de cuidado. Ella con-ceptualiza el cuidado como un pro-ceso interpersonal, entre dos perso-nas, con dimensión transpersonal (en-fermera- paciente).(7)

 

Campo fenomenológico

 

El cuidado inicia cuando la enfermera entra en el campo fenomenológico del paciente (marco de referencia de la persona, realidad subjetiva compuesta en su totalidad por la experiencia hu-mana) y responde a la condición del ser del paciente (espíritu, alma) de la misma manera que el paciente expone sus sentimientos subjetivos.

 

Relación de cuidado transpersonal

 

El cuidado transpersonal es una unión espiritual entre dos personas que tras-ciende “persona, tiempo, espacio e his-toria de vida de cada uno”.(13) Esta trascendencia permite a ambos el pacien-te y la enfermera entrar en el campo fenomenológico del otro.

 

Para Watson (1999), la relación de cuida-do transpersonal se caracteriza por (3)

 

El compromiso moral de la enfer-mera de proteger y realzar la digni-dad humana así como el más pro-fundo/más alto Yo.

 

El conocimiento del cuidado de la enfermera transmitido para conser-var y honrar el espíritu incorpo-rado, por lo tanto, no reducir a la persona al estado moral de un ob-jeto.

 

Esta relación describe cómo la enfer-mera va más allá de una evaluación objetiva, mostrando preocupación (in-terés) hacia el significado subjetivo y más profundo de la persona en cuanto a su propia situación de salud.

 

Este acercamiento destaca la unicidad tan-to de la persona como de la enferme-ra, y también la mutualidad entre los dos individuos, que es fundamental a la relación. Como tal, la preocupación del que cuida y del cuidado, se conec-tan en una búsqueda mutua de signifi-cado (sentido) e integridad, y quizás para la trascendencia espiritual de su-frimiento.(3)

 

El término “transpersonal” quiere de-cir ir más allá del propio ego y del aquí y ahora, pues permite alcanzar cone-xiones espirituales más profundas en la promoción de la comodidad y la curación del paciente. Finalmente, el objetivo de una relación transpersonal de cuidado corresponde a proteger, realzar, y conservar la dignidad de la persona, la humanidad, la integridad y la armonía interior.

 

La teoría de Watson proyecta una reve-rencia por las maravillas y misterios de la vida, un reconocimiento de la dimensión de la vida espiritual, y una fundamental creencia en el poder in-terno de los procesos de cuidado hu-mano para producir crecimiento y cam-bio. Watson destaca el acto de ayuda de las personas para conseguir más autoconocimiento, autocontrol y dis-posición para la autocuración independientemente de la condición externa de salud.(8)   

 

 

 

 

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |