REVISTA DE ENFERMERÍA

 

 

 

GESTIÓN DEL CUIDADO DE ENFERMERÍA

EN SERVICIOS DEL ÁREA PEDIÁTRICA

 

 Haga su consulta por tema

 

 

Blanca Cecilia Díaz Gutiérrez*

 

RESUMEN

 

El presente artículo tiene como objetivo describir el resultado de la gestión en el cuidado de enfermería en el área de Pediatría, la implementación y el seguimiento a algunos indicadores estadísticos institucionales, tales como el índice ocupacional, la incidencia y prevalencia en el perfil epidemiológico anual de los casos atendidos, y el índice de mortalidad. Otros indicadores establecidos por la Dirección del Departamento de Enfermería que pretenden mantener estrecha vigilancia y evaluación positiva sobre situaciones de debilidad en la calidad del cuidado de enfermería, como la confiabilidad de los registros de enfermería en la historia clínica, calidad y cumplimiento en el protocolo de entrega y recibo de turno e índice de flebitis, entre otros, que inciden en la calidad del cuidado de enfermería en el área de pediatría.

 

Palabras claves: impacto, gestión, cuidado, pediatría

 

ABSTRACT

 

This paper aims to describe the results of nursing management conducts in the area of pediatrics, plus the implementation and followup of some institutional statistical indicators such as occupation rates, rates of incidence and prevalence within the annual epidemiological profile of our patients, and mortality rates.

 

Also, it deals with other indicators defined by the Department of Nursing that seek to maintain a close surveillance and positive evaluation of areas of potential weaknesses in the quality of nursing care, such as confidence in the nursing records in the patient´s chart, quality and fulfillment of the protocols of shift report, incidence of phlebitis, and others that have incidence on the quality of nursing care in the field of pediatrics.

 

Key words: Impact, management conducts, nursing care, pediatrics

 

El área pediátrica tiene una capacidad instalada total de 42 camas distribuidas así: 23 camas en el área de hospitalización de pediatría para pacientes con enfermedades médicas o quirúrgicas incluyendo las oncológicas; 8 unidades de cuidado básico e intermedio para el paciente neonatal, con edades entre 0 y 30 días, 6 unidades para paciente neonatal de cuidado critico y 3 Unidades para la atención del niño en estado crítico desde los treinta días de edad hasta los 14 años, todas ellas con un promedio de ocupación superior al 70%, excepto la Unidad de Cuidado Intermedio Neonatal con una ocupación promedio anual del 51% (tabla 1).

 

El equipo humano de enfermería dispuesto para la atención y cuidado del paciente pediátrico está distribuido en número y formación académica de acuerdo con la complejidad del cuidado con una relación enfermera-paciente equivalente a una enfermera por cada tres pacientes en las Unidades de cuidado intensivo neonatal y pediátrico y de una enfermera por cada 13 pacientes en el servicio de hospitalización pediatría.

 

La enfermera profesional se responsabiliza del proceso de recepción, preparación, administración y registro de medicamentos, así como, de la realización de procedimientos especiales que incluye: inserción de sondas de alimentación o drenaje, curaciones, toma de muestras arteriales y hemocultivos, entre otros. La auxiliar de enfermería responde por las actividades de cuidado básico relacionadas con la asistencia al paciente durante el proceso de alimentación, eliminación, baño, deambulación, movilización y arreglo de unidad, entre otras.

 

____

* Maestría en Enfermería Pediátrica. Coordinadora de Enfermería Pediátrica. Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bo-gotá. Correspondencia: [email protected] Recibido: junio de 2006 Aceptado para publicación: junio de 2006 Actual. Enferm. 2006;9(3):32-34

 

Con relación al índice de mortalidad, el indicador presenta una relación entre el número total de muertes y el total de pacientes atendidos para cada uno de los servicios encontrando un aumento en la unidad de cuidado intensivo neonatal en pacientes de alta comple-jidad y patologías tales como hernia diafragmática, prematurez extrema y sepsis neonatal. La mortalidad en ser-vicios de hospitalización pediátrica en paciente con edades entre los 30 días y los 14 años corresponde a pacientes con patologías oncológicas en fase terminal (tabla 2).

 

Las patologías de mayor incidencia en la Unidad de cuidado intensivo neonatal fue el Síndrome de dificultad respiratoria incluyendo la enfermedad de membrana hialina y la taquipnea transitoria del recién nacido así como algunas alteraciones de riesgo metabólico y procesos de tipo infeccioso. En la Unidad de cuidado intermedio neonatal además de la hiperbilirrubinemia se presentaron casos de prematurez y taquipnea transitoria del recién nacido; en la Unidad de cuidado intensivo pediátrico predominaron pacientes en control postoperatorio y pacientes con patología oncológica seguida de enfermedades respiratorias y en el servicio de pediatría, se destaca como principal causa de hospitalización, la patología oncológica seguida de enfermedades respiratorias y gastrointestinales.

 

INDICADORES DE CALIDAD

 

Administración de Medicamentos

 

La administración de medicamentos representa una de las actividades de la enfermera profesional con mayor frecuencia e impacto en la recuperación del paciente. Por el impacto que representa en el cumplimiento de la farmacoterapia, adherencia a las guías clínicas, días estancia y factor pronóstico de la enfermedad en el paciente pediátrico, se realiza un estricto seguimiento que permite identificar errores relacionados con su programación, administración, seguimiento y registro. Durante el año 2005 con los controles y revisiones periódicas lideradas por el equipo de enfermeras profesionales en el área de pediatría, se logró identificar un 12% de error en el proceso general de administración de medicamentos, el 8% corresponde a errores relacionados con sobrantes, dosis no administradas y dosis no registradas y el 4% relacionado con error en programación, rechazo del medicamento y doble formulación (tabla 3).

 

 

Infección por Catéter Venoso Central

 

El seguimiento del catéter venoso central se fundamenta en el cumplimiento del protocolo establecido dentro de la institución y actualizado con estándares internacionales de calidad que de-terminan las condiciones como, la inserción por vía percutánea o periférica, los cuidados relacionados con su mantenimiento y retiro. El seguimiento a los signos de infección por catéter venoso central que indican su retiro, demuestran un 1,4% de infección en Unidad de cuidado intensivo neonatal y un 8% en el servicios de Pediatría. Es importante resaltar que todo catéter central de inserción periférica es insertado en el paciente neonatal por la enfermera profesional evitando complicaciones derivadas de la multipun-ción y/o riesgos derivados de la punción por vía percutánea.

 

Seguimiento de Flebitis

 

La flebitis química o bacteriana es considerada como la complicación esperada en los pacientes con tratamientos intravenosos por la inserción de elementos extraños en la vía circulatoria como catéteres o el paso de medicamentos en infusión continua ocasionando irritación y/o infección local que puede generalizarse si la causa no es eliminada (tabla 4).

 

Incidentes en la Atención de Enfermería

 

Los servicios de pediatría cuentan con un equipo humano de enfermería calificado y dispuesto para desempeñarse en el área según la complejidad del cuidado y el grupo de edad de cada uno de los servicios. La experiencia, entrenamiento, sentido de responsabilidad, calidez humana y compromiso profesional permiten obtener óptimos resultados en términos de comunicación con el niño y su familia, oportunidad, habilidad y calidad de los procesos que en ésta área se lidera.

 

El Departamento de enfermería cuenta con un Comité de calidad de la atención de enfermeria de carácter asesor en el análisis de los incidentes relacionados con la calidad del cuidado de enfermería y para ello se cumple con un proceso establecido que incluye el registro y reporte de incidentes en la atención de enfermería por la persona responsable. Este proceso nos permite identificar nuestras debilidades en el cuidado de enfermería y establecer planes de mejoramiento continuo mediante diferentes estrategias de educación y actualización de procesos (tabla 5).

 

 

 

Educación Continuada

 

La educación continuada del personal de enfermería programada por el Departamento, la educación en servicio y la educación extramural fueron una herramienta fundamental para mantener un nivel de educación permanente y garantizar el cumplimiento de los diferentes estándares y protocolos del servicio. De igual manera se realizó información oportuna relacionada con resultados de los indicadores mensuales por servicio, análisis de las posibles causas de ocurrencia, retroalimentación y planteamiento de nuevas metas y objetivos del área.

 

Voz del Cliente

 

Con el fin de dar respuesta a necesidades y expectativas de los usuarios: paciente y familia, el Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá, cuenta con un proceso establecido de evaluación en el nivel de satisfacción sobre la atención percibida y recibida por el cliente. De igual manera las Coordinadoras de las áreas hemos diseña-do una ronda de evaluación de calidad en los diferentes servicios para identificar tempranamente las situaciones de "No conformidad" relaciona-das con el cuidado de enfermería. Es así, como se alcanza una comunicación asertiva, cercana y continua con el paciente hospitalizado y su familia para identificar sus necesidades, sus inquietudes, sugerencias y observaciones relacionadas con el proceso de hospitalización, tratamiento recibido y atención en general.

 

La Dirección del Hospital comprometida con el respeto por los derechos y deberes de los usuarios (artículo 160, ley 100/93) ha trabajado por darlos a conocer a los pacientes y al grupo humano que labora en áreas asistenciales como administrativas verificando su implementación de acuerdo con situaciones particulares de cada servicio.

 

Dentro de los análisis realizados la actitud de servicio del personal de enfermería hacia el niño y su familia, la comunicación terapéutica establecida, unido a la calidez, amabilidad y la terapia lúdica como herramienta básica de acercamiento al niño, permiten obtener un alto grado de satisfacción no solamente en los usuarios sino en el equipo humano que se esfuerza permanentemente por la implementación y evaluación del cuidado.

 

Finalmente se puede destacar que en el año 2005, los indicadores de calidad en los servicios de pediatría de-mostraron un impacto positivo de la gestión en el cuidado de enfermería, mediante un seguimiento permanente de las estrategias formuladas, una demostración de sólido compromiso del equipo humano del área pediátrica y la proyección hacia la excelencia en la calidad como nuestro mayor reto.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

• Libro Estadística. Departamento de Pediatría. Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá.

• Libro de Registros de Indicadores de Enfermería. Departamento de Pediatría. Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá. 

 

 

 

| Ver más Revistas | Revistas Médicas | Medicina |