NUESTRO DEPARTAMENTO

 

GUÍA PARA LA TOMA DE HEMOCULTIVOS.
ACTUALIZACIÓN

Claudia Milena Rey Vásquez *

* Enfermera Hospitalización Segundo
piso, FSFB enfermeria@fsfb.org.co
Recibido: Mayo de 2004
Aceptado para publicación: Julio de 2004
Actual. Enferm. 2004; 7(3):37-39

INTRODUCCIÓN

La actualización de esta guía se hizo con la asesoria de Stella Vanegas, Enfermera del comité de control de infecciones intrahospitalarias y basados en la guía realizada por María del Pilar Cuervo.

La bacteremia se define como la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo, confirmada su presencia por medio del aislamiento de éstas en los cultivos de la sangre. El término fungemia expresa la presencia de hongos en la sangre, de forma análoga a como hemos definido la bacteremia, la mayoría de éstas son causadas por levaduras como cándida sp y criptococcus sp. La bacteremia y fungemia se producen cuando la multiplicación y llegada de microorganismos a la sangre supera la capacidad del sistema retículo endotelial para eliminarlos. La invasión del torrente sanguíneo se produce desde un foco de infección extravascular, a través de los capilares o de las vías linfáticas, o desde un focointra vascular como en la endocarditis, éstas tienen implicaciones pronósticas importantes ya que se asocian con una elevada mortalidad que oscila entre el 20% y 40%.

El descenso de bacterias y hongos se encuentra claramente relacionado con la administración de una terapia antimicrobiana lo más tempranamente posible, de ahí la importancia del aislamiento en los hemocultivos de los microorganismos comprometidos con el fin de establecer el diagnóstico etiológico y la sensibilidad a los antimicrobianos.(1,2) Los hemocultivos contaminados son muy frecuentes y pueden dar falsos positivos. Sucede porque la zona donde se toma la muestra está colonizada por la flora cutánea normal.(1)

Para confirmar que la presencia de microorganismos se debe a contaminación se tiene en cuenta el número de botellas, el tiempo de aislado y la revisión de la historia clínica del paciente.(2)

La técnica de obtención de la muestra debe garantizar:

El aislamiento de todos los microorganismos productores de infecciones sanguíneas, para ello se tiene en cuenta sus diferentes requerimientos nutricionales, temperatura, atmósfera de óptimo crecimiento y periodo de in cubación.(3)

La detección precoz de bacterias en sangre permite que se puedan realizar rápidamente modificaciones al tratamiento. Es importante, en lo posible, garantizar una cantidad de sangre no menor de 30 ml.

La diferencia de los casos de verdadera bacteriemia de aquellos en los que la positividad se debe a la contaminación, causada por una inadecuada técnica aséptica en la extracción y procesamiento de la muestra. (4,5)

La identificación precisa de los agentes causales de la bacteremia y su sensibilidad a los antimicrobianos.

 

OBJETIVOS

Describir las normas para la obtención de las muestras de sangre para cultivos.
Proporcionar recomendaciones generales para la toma de hemocultivos con el fin de evitar falsos positivos.

HEMOCULTIVO

Es un examen para determinar la presencia de microorganismos en la sangre, como bacterias, micobacterias u hongos, se realiza adición de una muestra de sangre a una preparación especial de laboratorio (infusión de extractos de carne y peptona a la que se añadirán otros ingredientes) e incubando en un ambiente controlado de 1 a 7 días.(6)

MEDIOS DE CULTIVO

Uno de los sistemas más importantes para la identificación de micro organismos es la observación de su crecimiento en sustancias alimenticias artificiales preparadas en el laboratorio.

El material alimenticio en el que crecen los microorganismos es el me dio de cultivo y el crecimiento de los microorganismos es el cultivo. (Figura 1).


Figura 1. Medios de Cultivo

Para que las bacterias crezcan adecuadamente en un medio de cultivo debe reunir una serie de condiciones como son: temperatura, grado de humedad y presión de oxígeno adecuadas, así como un grado de acidez o alcalinidad.

Un medio de cultivo debe contener los nutrientes y factores de crecimiento necesarios y estar exento de todo croorganismo contaminante. El agares un elemento solidificante muy empleado para la preparación de medios de cultivo, se licúa completamente a la temperatura del agua hirviendo y se solidifica al enfriarse.

La gelatina es otro agente solidificante, pero se emplea menos debido a que algunas bacterias provocan su licuación.

En los diferentes medios de cultivo se encuentran numerosos materiales de enriquecimiento como hidratos de carbono, suero, sangre completa, bilis, etc. Los hidratos de carbono se adicionan por dos motivos fundamentales: incrementar el valor nutritivo del medio para detectar reacciones de fermentación de microorganismos que ayuden a identificarlos. El suero y la sangre completa se añaden para promover el crecimiento de los microorganismos menos resistentes.

También se añaden colorantes que actúan como indicadores para detectar por ejemplo: la formación de ácido o como inhibidores del crecimiento de unas bacterias y no de otras (el rojo fenol se usa como indicador ya que se torna rojo en pH básico y amarillo en pH ácido. La violeta genciana se usa como inhibidor ya que impide el crecimiento de la mayoría de bacterias Gram positivas).(3,6)

INDICACIONES

Fiebre alta (>38,3oC), especialmente si se acompaña de gran compromiso importante del estado general sin una causa clara que lo explique.

Existen pacientes en los que la bacteremia puede cursar sin fiebre como es el caso de los neonatos o ancianos, en los que ésta se acompaña de deterioro de su estado general y en ocasiones de hipotermia.

Estado de shock no explicado por causas hemodinámicas.

Infecciones localizadas que pueden complicarse con bacteremia como neumonía, pielonefritis, meningitis, infecciones intraabdominales, infecciones complicadas de la piel o tejido celular subcutáneo.

La presencia de leucopenia, leucocitosis o trombocitopenia no relacionada con procesos hematológicos.(7,8)

 

 Haga su consulta por tema